Bernardino OCHOA

(Laguardia, 1877-Saragosse, 1939)

ochoa bernardino

La Libertad, Vitoria, 19 de noviembre de 1919, p. 1.

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Hermenegildo Ochoa Roncal épouse Bernardina García Loza. Descendance :

  • Bernardino Ochoa y García (Laguardia, bapt. 18/06/1877-Saragosse, 08/1939)
    • épouse (Vitoria, 13/05/1899) María Dolores Inza Olarte ([1883]-Vitoria, 03/12/1905). Descendance :
      • ♂ Ochoa Inza  (Vitoria, [04]/01/1904-)
    • épouse (Vitoria, 16/07/1906) Catalina Lobo.

2

Natural de Laguardia, el nombre de Bernardino Ochoa aparece en la prensa alavesa, cuando ya es director del Orfeón Gazteiztarra, fundado en 1900. A los pocos meses, en octubre de 1901, la Sociedad queda disuelta por falta de medios. Bernardino Ochoa es, por otra parte, profesor de música y segundo organista de la catedral de Vitoria (<1902>). En 1903, es nombrado director del orfeón de la Lírico-Dramática y, al año siguiente, dirige el depósito de la casa Dotesio (Plaza Nueva, 7, Vitoria). En los primeros días de 1906, Bernardo Ochoa ofrece audiciones de gramófono:

EN LA LÍRICO
Celebróse anoche en los salones de la sociedad instructiva del obrero la anunciada velada, asistiendo gran concurrencia, entre la que se destacaba el sexo bello.
La señorita María Aguirre y el pianista señor Gastaños fueron muy aplaudidos, así como el gramófono de nuestro amigo don Bernardino Ochoa.
La velada resultó entretenida y amena.
Nuevamente enviamos nuestra felicitación a la directiva por sus afanes en pro de la sociedad y los socios que la componen.


Heraldo alavés, Vitoria, 2 de enero de 1906, p. 2.

El Iris salón (mayo-diciembre de 1906)

Las actividades artistas de Bernardino Ochoa lo llevan a asociarse con el comerciante Eugenio García. En mayo de 1906, ambos socios van a constituir la empresa arrendataria del teatrito por horas que se instala en la calle del General Alava de Vitoria:

Nuevo Teatro
Hoy ha sido alquilado el nuevo local construido por nuestro amigo y convecino don José de Otálora en la calle del General Alava, para instalar, en dicho edificio, un teatrito, por horas, dedicado a espectáculos variados.
La empresa arrendataria, la forman los señores don Eugenio García y don Bernardino Ochoa, que se proponen abrir, en breve, al público elegante salón.


Heraldo alavés, Vitoria, 26 de mayo de 1906, p. 2.

Días más tarde, el mismo periódico, ofrece más detalles sobre el "Iris Salón":

IRIS SALON
Este es el título que ha de llevar el nuevo teatro que ha comenzado á construirse en el amplio edificio que acaba de levantar don José Otálora en la calle del General Alava.
Hoy hemos tenido el gusto de ver el plano, quedando admirados de la cómoda distribución que los señores García y Ochoa, han hecho del local. Quedará éste dividido en tres clases de localidades, comprendiendo la primera 150 butacas, la segunda llamada de preferencia, de 60 plazas, y la tercera, ó sea galería general, de unas 130. Cada una de estas secciones tendrá acceso independiente para entrar á ellas, lo mismo que las puertas de salida, que serán distintas, á fin de que el público no se aglomere y embarulle.
El salón de espera ó descanso se instalará en el lado más estrecho del local ó sea el más cercano á la calle de la Estación, estando dentro de él el despacho de billetes.
La boca del escenario tendrá seis metros de anchura por cuatro de altura y el telón será pintado por el señor Aldecoa (hijo) imitando un cortinaje de terciopelo verde con flecos y borlas de oro. A los dos lados del escenario se harán dos bolsas para las autoridades. 
Las puertas de la fachada se destinarán á anuncios de industriales y comerciantes. 
Mañana salen para Bilbao, Pamplona, Zaragoza y Barcelona los señores García y Ochoa, á fin de preparar los primeros espectáculos que han de presentarse en el bonico Iris Salón. Y hemos de advertir, por deseo de dichos señores, que se proponen presentar al público números que no sean inmorales y groseros, para que todos puedan asistir al recreo honesto y económico que habrá en el nuevo teatrito. Tienen intención de abrirlo y de inaugurarlo, en la primera quincena de julio. El decorado, sencillo y elegante y el alumbrado espléndido que tiene en proyecto, ha de causar efecto agradabilísimo y hará que la gente acuda con gusto al Iris Salón.
Un sexteto amenizará todos los espectáculos, organizándose orquesta para cuando sea necesaria, pues los señores García y Ochoa se proponen no escasear de elementos, para que los espectáculos tengan toda la debida atracción.
Mucho celebraremos que las iniciativas de nuestros buenos amigos, alcancen el éxito feliz que merecen.


Heraldo Alavés, Vitoria, 29 de mayo de 1906, p. 2.

 En un principio, no se evocan las proyecciones cinematográficas. Terminados los preparativos, el Iris Salón se inaugura el sábado 7 de julio de 1906:

IRIS SALON
Abrió sus puertas el nuevo teatrito y llenóse de público en todas las secciones. La impresión en todos los espectadores, fué excelente, pues el Salón ha gustado mucho, tanto por su elegancia y comodidad, como por la facilidad de salida y entrada de la gente.
Dos porteros galoneados, inspeccionan las entradas y un botones se halla en la sala al servicio de los concurrentes que pueden utilizarlo para trasmitir recados a cualquier parte.
Los arcos voltaicos del exterior con su hermosa luz rosada, llaman poderosamente la atención haciendo que resulte brillante la entrada y salida del público ai Iris Salón.
Las taquillas y el vestíbulo aunque no muy grandes, están bien colocados para que sea cómodo al público tomar las localidades.
La parte correspondiente á lo que debían haber sido ventanales, aparece cubierta por grandes y artísticos tapices, que constituyen la única nota oscura del precioso teatrito.
Sabemos que los señores García y Ochoa se hallan dispuestos á realizar cuantas reformas juzguen convenientes para satisfacción del público, así es, que en cuanto puedan, darán mayor desnivel al suelo del salón para que los espectades [sic] de delante no estorben la vista de los de atrás.
Narbón ha presentado sus autómatas con dos entretenidísimas funciones; La Tienda del Montañés y La Rosa Amarilla. Los muñecos se mueven con propiedad asombrosa, las decoraciones son sorprendentes, los trajes preciosos Es indudable que el espectáculo de los autómatas distrae y agrada, no solamente á los pequeños sino también à los mayores. Los aplausos abundan y las carcajadas no cesan, porque tienen verdadera gracia los muñecos convertidos en actores, gracias á la habilidad de los que manejan los hilos invisibles. ¡Qué corrida de toros tan emocionante! Si el ayuntamiento no puede organizar fiesta cornuda para los próximos festejos, debe contratar à los muñecos de Narbón que son diestros con grandes facultades y en cuanto á ganado, me río yo de los mejores hierros.
Los alumnos de los Colegios de Marianistas y Hermanos del Sagrado Corazón, así como los niños asilados en la Casa de Misericordia, disfrutaron lo indecible con el espectáculo.
Y lo mismo que à esta gente menuda sucedió el sábado y el domingo á los que hemos entrado en la mayoría de edad.
Las cintas cinematográficas declamadas por los hombres y las mujeres de la compañía, hacen buen efecto y resulta nuevo el procedimiento. El orador que explica la última exhibición es un prodigio. A pesar de la rapidez con que pasan ante nuestros ojos las escenas recogidas en la película, más ágil es la lengua del orador que oportunamente describe lo que vemos. Este señor es otro de los atractivos que tienen las funciones del Iris Salón.
Se recaudaron para La Gota de Leche, 97 90 pesetas, que han sido entregadas hoy.
Las funciones se han contado por llenos, especialmente las de las últimas secciones, de las diez de la noche. Ambos días ha sido preciso colocar el deseado cartelito de "No hay billetes". Un exitazo.
Nuestra enhorabuena á los señores García y Ochoa por el excelente éxito que ha alcanzado su bonito Salón, que será á no dudar, punto de reunión de los vitorianos que quieran pasar agradablemente un rato.


Heraldo Alavés, Vitoria, 9 de julio de 1906, p. 1.

Las funciones del Iris Salón están, principalmente, organizadas entre los autómatas de Narbón et las proyecciones de películas. Éstas se benefician de los comentarios de un orador, o charlatán. Durante meses, las funciones se siguen sin, al parecer, el menor problema, hasta el mes de diciembre de 1906. Lo que va a provocar la ruptura entre los dos coempresarios es la evolución de los espectáculos que se presentan, y, principalmente, las representaciones de obras sicalípticas que provocan la reacción indignada de Bernardino Ochoa: 

COMUNICADO
ACLARACIÓN
Sr. director del Heraldo Alavés
Mi estimado amigo: Deseo hacer constar, que en el programa de funciones para hoy, en el Iris Salón, de cuyo teatro soy copropietario se ha puesto la obra titulada Enseñanza libre contra mi opinión y criterio.
Acudo á ese periódico, para protestar de que se haya anunciado y se represente tal obra, sorprendiéndome con ello, pues antes que representar el género sicalíptico en Iris Salón, procuraré disolver la sociedad que formo con el señor García.
Gracias por su atención y se ofrece suyo afectísimo S. S.
Bernardino Ochoa,
Vitoria, 12 Diciembre 1906.


Heraldo alavés, Vitoria, 12 de diciembre de 1906, p. 2.

A esta protesta de uno de los dos propietarios, responde inmediatamente Eugenio García, el segundo propietario del local: 

COMUNICADO
Señor director del Heraldo Alavés.
Mi distinguido amigo: Cuarenta y ocho horas han transcurrido desde que mi consocio don Bernardino Ochoa publicó en estas columnas para que se supiera orbi et orbe, un comunicado en el que decía... "pues antes que representar el género sicalíptico, en "Iris Salón" procuraré disolver la sociedad que formo con el señor García". En ese lapso ni el don Bernardino ni persona alguna me ha hecho proposiciones para la disolución de la sociedad.
Por tanto deseo hacer constar para que lo mismo clérigos que seglares se enteren de lo que sucede, que en el transcurso de esas 48 horas se ha representado por dos veces en "Iris Salón" la obra titulada "Enseñanza libre", llamada sicalíptica por mi consocio señor Ochoa; ergo el don Bernardino consiente que dicha obra se ponga en escena por ei mero hecho de que continúa siendo copropietario de "Iris Salón".
Mil gracias por su atención, quedando de usted afectísimo amigo s. s.
q. s, m. b.
Eugenio García
14 diciembre, 1906.


Heraldo alavés, Vitoria, 14 de diciembre de 1906, p. 2.

Al parecer, la ausencia de reacción de Bernardino Ochoa, conduce Eugenio García a publicar una nueva carta en el mismo periódico:

COMUNICADO
Sr Director del Heraldo Alavés.
Muy señor mío: Si la aritmética no miente, desde el 12 de diciembre corriente, fecha en que mi consocio don Bernardino Ochoa dió à luz en estas columnas un "Comunicado", hasta hoy van 17 días.
Como quiera que en dicho escrito decía el señor Ochoa que procuraría disolver la sociedad que con el que suscribe forma y desde dicha fecha han transcurrido muchas horas sin que absolutamente nadie se me haya dirigido en este sentido, voy creyendo firmemente que quien tiene más deseo de separarse soy yo y no él, porque debo hacer constar que socios como yo que aporten á la sociedad la mitad del capital y además durante los 17 días transcurridos se impongan todo el trabajo y dirección del negocio, se encuentran muy pocos; de lo que se deduce que el don Bernardino en lugar de consocio, me va resultando un desahogao.
Dispense tanta molestia, rogando lo mismo á los apreciables lectores de este diario y disponga como guste de su afectísimo s s. q. s. m b.
Eugenio García
29-12-1906.


Heraldo alavés, Vitoria, 29 de diciembre de 1906, p. 2.

Poco después, el Iris Salón cierra sus puertas, y cuando las vuelve a abrir, Bernardino Ochoa ha dejado de ser director del establecimiento teatral.

Y después... (1907-1939)

Bernardino Ochoa sigue con sus ocupaciones musicales, y participa en numerosos conciertos como éste, original, que asocia el piano y el gramófono:

CAFÉ UNIVERSAL
Mañana por la noche darán comienzo en el acreditado Café Universal, los conciertos del Gramófono y piano, pudiéndose oír los mejores trozos de ópera y zarzuela, cantados por los más eminentes artistas del mundo entero.
Los discos y gramófonos pertenecen al depositario en Vitoria de la Compañía Francesa del Gramófone don Bernardino Ochoa y este reputado profesor de pianos sería el encargado de acompañar en dicho instrumento al Gramófono.
A las nueve de la noche.


Heraldo alavés, Vitoria, 6 de noviembre de 1907, p. 2.

A partir de 1910, Bernardino Ochoa se hace con el Café Universal, situado en la esquina de las calles de Dato y de Postas. El café se convierte rápidamente en un lugar donde trabajan, en particular, artistas de varietés.

vitoria cafe universal

Vitoria, Café universal (Estación, 1, act. Dato)

Durante años, sigue siendo propietario del Café Universal.

ochoa bernardino

Bernardino Ochoa, carta, Vitoria, 1º de enero de 1913
© Grimh, 2020

En 1917, el establecimiento cambia de local para instalarse en la esquina de las calles del Arca y de San Prudencio:

Estropeando cuartillas
El "Universal"
Está noche desaparece de su sitio primitivo y típico el popularísimo y siempre concurrido "Café Universal", recreo y deleite de tantas generaciones de vitorianos.
Cuando, á partir de mañana, veamos cerradas las persianas del hermoso Café, va á parecer que nos falta algo á los que lo conocimos, al través de los lustros, en la esquina de las calles de Dato y de Postas.
Pero el Café no desaparece. Sólo se trata de una mudanza de casa, que en nada ha de perjudicar ni al mostrador ni á la clientela, pues, desde mañana, el elegante establecimiento quedará instalado en los nuevos y amplios locales arrendados por don Bernardino Ochoa en la esquina de las calles del Arca y de San Prudencio, es decir, á dos pasos del sitio más céntrico de Vitoria y muy cerca del lugar donde se edifica el "Nuevo Teatro Principal", que tanta animación ha de prestar á aquella vía vitoriana.
Aun cuando el nuevo local no está ultimado, pues faltan los adornos, decoración, etc., se empezará á hacer el servicio en él desde mañana, y, coincidiendo con su apertura, dará comienzo á una serie de brillantes conciertos el Trío Soria-Iribarne, compuesto de los excelentes artistas que anteanoche dieron concierto en el Casino Artista, á los que se unirá otra hija del director, que viene exprofeso á Vitoria para formar el trío que ha de actuar en el "Universal".
Con estos alicientes; lo numeroso de la clientela fija y segura que el "Universal" siempre ha tenido; las excelencias de los artículos, y la amabilidad del señor Ochoa y de sus bellas y atentísimas señora y hermanas políticas, el "Gran Café Universal" seguirá brillantemente las tradiciones de la casa y de la vieja y. gloriosa historia que tiene en el vivir vitoriano.
Un aldeano.


La Libertad, Vitoria, 6 de marzo de 1917, p. 1.

Sigue dirigiendo el establecimiento hasta que decide instalar su residencia en Madrid, en 1921:

D. Bernardino Ochoa
Esta noche, en el expreso, y acompañado de su distinguida y amable señora doña Catalina Lobo, marcha a Madrid, para fijar su residencia, nuestro amigo muy querido don Bernardino Ochoa.
Como hombre de negocios, como artista y como ciudadano cariñoso y bueno, deja aquí el señor Ochoa un nombre envidiable que de ejemplo puede servir.
Propietario, durante muchos años, del "Café Universal" lo numeroso y fijo de su clientela proclamaban su seriedad y gusto en el servicio del público.
Músico muy notable, paseó, orgulloso, el nombre de su querido Vitoria dirigiendo los orfeones "Gazteiztarra" y "Coral Vitoriana", además de cultivar el pentágrama, en otros órdenes, con tino de maestro avezado. 
Y por sus nobles prendas de carácter, deja aquí el señor Ochoa tantos amigos como personas le tratábamos.
Azares de la vida aléjanle de su provincia, á la que tanto ama; y al desearle, nosotros, en su nueva residencia, todo género de satisfacciones, le reiteramos el tributo de nuestra vieja y cordial amistad.
El señor Ochoa y su señora, en la imposibilidad de despedirse de todas sus relaciones, nos ruegan lo hagamos nosotros, desde el periódico, en su nombre, así como el ofrecimiento de que en la capital de España pueden contar con su afecto y amistad.


La Libertad, Vitoria, 4 de febrero de 1921, p. 1.

Poco después ([1921]), se muda a Zaragoza donde sigue con sus actividades musicales y se convierte en una figura local:

Triunfo de un alavés
Que, a esta cualidad de una la de ser un buen amigo nuestro, sin que hablemos en singular, sino como vitorianos y como alaveses. Nos referimos a don Bernardino Ochoa nacido en Laguardia, antiguo convecino nuestro, propietario del "Café Universal" (luego transformado en "Café Iruña") y director de uno de los orfeones que aquí hubo.
Exigencia de la vida llevaron al señor Ochoa y a su familia a residir a Zaragoza, y en la capital de Aragón pronto se abrió paso nuestro paisano, a fuerza de talento y aupado sueva y rápidamente por sus raras disposiciones en el cultivo del pentágrama. De él y de sus triunfos han escrito mucho la prensa de la ciudad inmortal y la de la capital de Alava.
Formada ahora una gran Compañía lírica por la Empresa Parra (S.L.), designó ésta a don Bernardino Ochoa como maestro director y concertador, al lado de artistas de tan alto relieve como la primera tiple Maruja Vallojera, el barítono Plácido Domingo, la actriz Julia Lajos y el primer actor y director León de Román, compañía que se presentó ante el público de Zaragoza en el "Teatro Parisiana", en función homenaje al glorioso Ejército salvador de España y a beneficio de la Junta recaudatoria nacional.
La obra elegida era "¡Patria!", episodio heroico en seis estampas...


Pensamiento alavés, Vitoria, 25 de noviembre de 1936, p. 2. 

En agosto de 1939, Bernardino Ochoa fallece en la capital aragonesa. El Pensamiento alavés publica esta nota necrológica:

DON BERNARDINO OCHOA
Con sorpresa y sentimiento nos hemos enterado de la defunción, ocurrida en Zaragoza, donde residía hace años de nuestro buen amigo don Bernardino Ochoa, hijo de Laguardia.
Establecido en vitoria durante muchos años, fue  dueño del "Café Universal" en los tiempos en que éste estaba en la finca que ahora ocupa el "Banco de Vitoria", de donde lo trasladó a la calle de Arca, pues era el actual de "Iruña".
Gran músico, compositor y concertador, dirigió aquí excelentes masas corales, y como sus actividades y su ambiente estaban en esa esfera, se trasladó, con su familia a la capital de Aragón, buscando campo más ancho apra desarrollar sus iniciativas artísticas.
Pronto se hizo allí sitio, y llegó a ocupar lugar tan destacado con su Academia de Canto y Vocalización, que por España y por América recorren en triunfo los escenarios, discípulos de nuestro paisano, tan destacados algunos como la tiple de zarzuela señorita Vallojera.
Precario de salud hace ya bastantes meses, no ha podido resistir sus quebrantos y ha muerto cuanto aún podía haber prestado servicios meritísimos al arte del pentágrama.
Al sentir vivamente su desaparición, enviamos a los que le lloran el tributo de nuestra verdadera pena.


Pensamiento alavés, Vitoria, 8 de agosto de 1939, p. 4. 

3

4