Antonio SALINAS

(Séville, 1869-Vitoria, 1934)

salinas antonio

Jon LETAMENDI GÁRATE
Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Melquíades Salinas y Merindo (Zarratón, 09/12/1833-) épouse (1868) Josefa Pastrana López. Descendance :

  • Antonio Salinas Pastrana (Séville, 1869-Vitoria, 04/02/1934) épouse (10/12/1891) Isabel Salazar Goya. Descendance :
    • María Carmen Victoria Isabel Salinas Salazar (Vitoria, 17/11/1892-)
    • Margarita Manuela Salinas Salazar (Vitoria, 18/01/1895-)
    • María Blanca Salinas Salazar (Vitoria, 04/08/1896-)
    • Manuel Daniel Salinas Salazar  (Vitoria, 03/01/1898-)
    • Francisco Javier Salinas Salazar  (Vitoria, 03/12/1899-)
    • María Juliana Salinas Salazar  (Vitoria, 07/08/1901-)
    • Inés Salinas Salazar  (Vitoria, 28/01/1903-Vitoria, 1903)
    • María Magdalena Salinas Salazar  (Vitoria, 25/05/1904-)
    • Esteban Salinas Salazar  (Vitoria, 03/08/1905-)
    • Natividad Inocenta Salinas Salazar (Vitoria, 28/12/1907-Vitoria, 1908)
  • Manuel Salinas Pastrana (Grenade, 1871-)
  • María Salinas Pastrana (Madrid, 1873-)

 

2

Melquíades Salinas y Merino, el padre de Antonio, es militar de caballería , pasando de campesino a ingresar en la Escuela General de Caballería de Alcalá de Henares en 1854. Tras ser destinado a Ciudad Real y Jaén, es trasladado a Granada, donde conoce a su futura esposa Josefa Pastrana López. En diciembre de 1868, tras pasar breve tiempo en Córdoba y ser destinado a Sevilla, contrae matrimonio y al año siguiente nace su primogénito Antonio. Melquíades llega a ser oficial de Húsares de Pavía y recibe algunas importantes condecoraciones. La familia Salinas reside posteriormente, por motivos de los traslados, en diferentes ciudades como Córdoba (en 1870 y parte del 71), Granada (desde junio a septiembre de 1871, allí nace su hijo Manuel), Málaga (hasta febrero de 1873), Madrid (hasta julio del mismo año, naciendo en esta ciudad su hija María), Pamplona y Tafalla (hasta el 12 de julio de 1874), Logroño (hasta marzo de 1879), Teruel (hasta junio de 1882), Pamplona (hasta mayo de 1885). Es precisamente en la capital Navarra cuando ocurre un episodio un tanto turbio que marca el final de la carrera militar de Melquíades y, por tanto de los continuos desplazamientos de la familia. Aún así todavía se mudan a Ollauri, en La Rioja, (hasta marzo de 1886) y Oviedo (hasta septiembre de 1886) mientras Melquíades permanece "de reemplazo" y, por fin, se asientan definitivamente en Vitoria.

Sobre 1887 Antonio se inicia como aprendiz del conocido fotógrafo Eduardo De Lucas, una vez terminados sus estudios. Bastante bohemio y con inquietudes artísticas ya desde joven, decide dedicarse a la fotografía y rechaza estudiar una carrera como sus hermanos Manuel, que llega a ser el médico de La Puebla de Arganzón, y María, que es maestra. Durante toda su vida siente una enorme admiración por Manuel, siempre su ídolo y mejor amigo. Antonio se casa el 10 de diciembre de 1891 con Isabel Salazar Goya, mujer muy puritana y fiel reflejo de la sociedad vitoriana de la época, y pasan a vivir en la casa de la calle Rioja nº 17- 2º donde residen los padres de Antonio. En una fecha no determinada entre 1895 y 1898 alquilan el primer piso del número 13 de la misma calle, probablemente porque la familia estaba aumentando de número. El matrimonio tiene diez hijos.

Es en 1897 cuando Antonio Salinas, por indicación de Eduardo Moreno, va en busca de la cámara Lumière a Lyon. El pionero siempre refiere a sus hijos la anécdota de cómo durante el viaje que le lleva a Lyon recibe, en todas las paradas que efectúa el tren, la visita de un par de personas elegante y rigurosamente vestidas que le ofrecen comida y champagne, que al parecer se trataba de masones. Incluso cuando llega a Lyon le esperan otros en la estación y le facilitan un abrigo, pues Antonio va muy ligero de ropa y allí hace frío. En Vitoria ya comienza a rumorearse que Eduardo Moreno es masón, pero Antonio Salinas ve confirmadas sus hipótesis en el viaje. Allí parece ser que se entrevista con uno de los hermanos Lumière y un administrador. Una vez le entregan el aparato y le adiestran en su funcionamiento, regresa a la capital alavesa, donde una vez desembalada la cámara Lumière, Antonio Salinas va al mirador del estudio de Postas nº 8 y realiza un rodaje de lo que hoy es la Plaza de la Virgen Blanca, la entonces "Plaza Vieja" (también llamada anteriormente Plaza del Mentirón, de Castilla o Cuesta de las Alubieras). Al parecer hace subir y bajar hacia su casa por las escaleras del fondo de la plaza, correspondientes a la Parroquia de San Miguel Arcángel, a su hija Carmen y a algunos niños de la familia. Estas vistas debe tomarlas a más tardar entre el 10 y el 11 de junio, pues según refiere Antonio a sus hijos, apenas tiene tiempo para descansar e inmediatamente se inician las proyecciones, y conocemos que las efectuadas en el Teatro Circo comienzan el día 12. Antonio Salinas se maravilla del poder de los masones amigos de Eduardo y la facilidad con que éstos han organizado su viaje y proyecciones posteriores en Vitoria. Sabemos que él no paga un duro por la cámara, todo queda por cuenta de Eduardo Moreno. Al parecer Eduardo y sus amigos ofrecen a Antonio Salinas integrarse en la masonería, incluso la familia refiere que acude a alguna reunión en los sótanos de una casa de la hoy calle Landázuri, pero éste rechaza todas las ofertas. Antonio Salinas es realmente el operador y quien maneja la cámara, aunque Eduardo Moreno es un hombre conocido y con gran prestigio, y por tanto será quien aparezca en la prensa casi exclusivamente.

Tras algunas giras por poblaciones vecinas, llega la muerte de Eduardo Moreno el 24 de abril de 1899. Sabemos que Antonio se asocia hasta 1902 con la viuda de Eduardo Moreno y que la familia Salinas pasa a vivir en la casa-estudio de Postas nº 8 entre 1900 y 1901. Desde 1903 ya es Antonio Salinas quien se hace cargo del negocio exclusivamente, anunciándose en sus sellos inicialmente como "Antonio Salinas, sucesor de Moreno". Estas fechas son claves, pues tras la muerte de Eduardo se inicia un problema familiar que ha de marcar definitivamente el final de sus proyecciones. Su esposa Isabel lo presiona para que abandone el negocio del cine. Antonio Salinas vende su cámara y películas Lumière a sus conocidos los hermanos Pradera, con quienes siempre ha tenido una gran amistad.

Antonio Salinas sigue dedicándose a la fotografía donde llega a ser un hombre admirado y respetado, desarrollando un nuevo sistema de coloración con tinta grasa policroma, y recibe distintos premios internacionales como en 1903 la importante medalla de oro de la Exposición Fotográfica de París o en 1901 y 1912 sendas medallas en el Congreso Egipcio de Productos Españoles de Alejandría y en el Concurso Gevaert Wedstrijd de 1912. Es fotógrafo de los personajes más importantes de la época como el rey Alfonso XIII y la familia real, Maura, Cánovas, etc. Su amistad con el soberano es notable y a menudo es llamado a San Sebastián para fotografiar a los infantes. Siempre que es recibido en palacio suele ir acompañado de su hijo Manolo, que le sucede en su negocio fotográfico. Una efeméride publicada en La Voz de España de San Sebastián, en el año 1940, relata una noticia aparecida en 1915 que nos da un reflejo de su actividad fotográfica con la Casa Real:

Veraneo oficial: Ayer no salieron los Reyes de Palacio. Los infantes pasearon en coche, así como el Príncipe de Asturias, acompañado de su preceptor, señor Lóriga, por la tarde recibieron los Reyes en audiencia al embajador de Austria; al Obispo electo de Madrid, señor Melo y Alcalde, al obispo Auxiliar de Málaga, al Marqués de Atarfe y a otras distinguidas personas. El rey recibió en audiencia al notable fotógrafo vitoriano señor Salinas, quien ha hecho al Monarca un retrato por un procedimiento fotográfico completamente nuevo. El monarca invitó al señor Salinas a ir a Madrid a hacerle fotografías por el mismo procedimiento, y retratándole con diversos uniformes.La Voz de España, San Sebastián, 1940.

Parece ser, según testimonios familiares, que Antonio Salinas llega a tener una concesión de la Kodak anterior a la guerra, pero en 1918 pierde sus importantes ahorros y se arruina al haber invertido gran cantidad de dinero en marcos, que tras la derrota alemana de la primera guerra mundial pierden todo su valor. A pesar de ello sabemos que compró un tomavistas y proyector Super-Pathé Baby sobre 1926, con la que rueda nuevas películas sin fines comerciales, entre ellas diversos acontecimientos familiares (cumpleaños e imágenes de sus nietos) y vistas de Álava: El Zadorra, la Plaza del Machete, El Prado, los tres puentes romanos, el Monte de la Tortilla, otra versión desde su mirador de la Virgen Blanca, una corrida de toros, Los blusas de Vitoria, otra de los arrieros tocando sus dulzainas por el centro de la ciudad seguidos de gigantes y cabezudos, y unas imágenes de su mona "Catalina", que le ha sido regalada por un circo. También parece ser que rueda la ría de Bilbao, el puente colgante de Portugalete, la catedral de Burgos, etc. Desde entonces, y hasta su muerte en febrero de 1934, sufre problemas económicos, incluso en sus últimos años tiene que hipotecar su casa y necesita la ayuda de sus hijos. Uno de ellos, Manolo, continúa su negocio en la calle Dato 31, ayudado por su hermana Margarita, aunque se dedica más a la fotografía comercial. Su muerte se produce a los 65 años el 4 de febrero de 1934 por una "bronquitis crónica".

Fuentes

LETAMENDI GÁRATE Jon y Jean-Claude SEGUIN VERGARA, Los orígenes del cine en Álava y sus pioneros 1896-1897, San Sebastián, Filmoteca Vasca, 1997, 128 p.