Eduardo MORENO

(Murcie, 1840-Vitoria, 1899)

moreno eduardo
portrait probable d'Eduardo Moreno

  Jon LETAMENDI GÁRATE

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Francisco Lucas épouse Micaela Moreno. Descendance:

  • Mariano Lucas Moreno (-> 1854) 
    • épouse Juana Lamontes.
    • épouse (Murcie, 05/01/1837) Ignacia Josefa Tomasa Bárbara [de] Nadal [Gayg] (-<1854) . Descendance:
      • Charlotte, Josèphe, Thérèse Lucas Moreno (Milan,15/03/1828-) épouse (Bordeaux, 24/05/1854) Guillaume, Numa Fabre (Bordeaux, 02/07/1825-Paris 16e, 20/10/1894). Descendance:
        • Albert, Marie Fabre (Bordeaux, 11/05/1855-) épouse (Marseille, 28/07/1883) Gabrielle, Hyppolyte, Louise Michellon (Marseille, 17/10/1866-)
        • Élisabeth, Joséphine Fabre (Bordeaux, 01/05/1856-)
      • Eduardo Eusebio Antonio Isidro Lucas Nadal (Murcie, 07/11/1840, bapt. 08/11/1840-Vitoria, 24/04/1899) épouse (Vitoria, 28/11/1872) Beatriz de Azpiazu e Iztueta.

2

Eduardo Moreno nace en una familia acomodada procedente de Murcia por rama paterna y de Cataluña por rama materna. Su padre es un oficial superior español y su padrino de su bautizo, es el caballero toledano Antonio Villasalvo y Frías, entonces intendente general de la provincia. En los años 1820, la familia vive en Italia donde nace la hija mayor. No se sabe nada de su infancia, pero desde muy joven vive en Burdeos con la familia de su hermana que es profesora de música (1854). Ya en aquel momento en el local del cours du XXX-juillet, núm. 2, existe une actividad fotográfica:

Cours du XXX juillet, nº 2.
Peinture et photographie. Portraits en tous genre et toute grandeur, ressemblance complète et assurée. Prix modérés.


L’Indicateur, Bordeaux, 14 novembre 1853.

Desde 1853, se publican anuncios de fotografías y retratos en este local donde, en 1857, Philadelphe, un artista-pintor luego fotógrafo, ejerce su profesión. Con apenas 17 años, Eduardo Moreno ya es galardonado con un segundo premio en la “Exposición Fotográfica y de Pintura de Bayona” 360 en 1857 y al año siguiente consigue un primer premio en la misma exposición. En la segunda mitad de los años 60, ya tiene su estudio en Burdeos e incluso funda una sociedad fotográfica, la “E. Moreno et Cie” situada en el número 2, cours du XXX-Juillet. En este local y también en el nº3 de la rue Mautrec, el fotógrafo alavés se dedica a los daguerrotipos perfeccionados, a los retratos sobre placas y papel como figura en el reverso de un daguerrotipo sin fecha.

moreno bordeaux 01a moreno bordeaux 01b moreno
Photographie E. Moreno & Cie, 2 cours du XXX Juillet. Maison du Café Cardinal. Bordeaux (c. 1870) A. Courrèges
Retrato probable de Eduardo Moreno

Durante el sexenio revolucionario es cuando Moreno regresa probablemente a la capital alavesa, y en 1872 se asocia al conocido fotógrafo Eugenio Onís quien también ha llegado un tiempo antes a la ciudad– y establecen su negocio fotográfico en la calle Postas, nº 6. Aunque ha regresado a Vitoria, Moreno sigue manteniendo una sucursal en Burdeos, en la calle Santa Catalina nº 28, dirigida por un fotógrafo francés llamado André Courrèges. Su regreso a Vitoria también va a corresponder con su asentamiento que se manifiesta con su boda con la gasteiztarra Beatriz de Azpiazu e Iztueta en una boda doble donde se desposa también la hermana de ésta, Sofía, con José Gogorza. El propio Onís actúa como testigo de esta unión. La colaboración con Onís se prolonga hasta 1879 cuando se disuelve la sociedad que han constituido y su colaborador pasa a la calle Prado nº 28, mientras Moreno permanece en la calle Postas donde sigue hasta su muerte.

 moreno onis postas 6 moreno 1885 postas 4  moreno postas 4
Fotografia de Moreno y Onís. Posta, nº 6.  La  Ilustración Vitoriana, diciembre de 1885  E. Moreno, Postas, núm. 4.
  moreno postas 8  
  E. Moreno. Postas, nº 8.  

Esta enorme vivienda-estudio está dividida en dos alas claramente diferenciadas: la zona exterior que es la correspondiente a la vivienda y la interior donde existen diversos salones para atender a los clientes. Desde la comunicación que separa ambas partes hay una escalera por la que se accede a un piso superior donde está la galería fotográfica con un techo a base de cristaleras que poseen un sistema de toldos correderos para graduar la luz que precisan para su trabajo. Como muchos fotógrafos del siglo XIX, Moreno sigue manteniendo una actividad pictórica con ciertos logros si se considera lo que recoge la prensa que señala, en 1882, la realización de un “retrato al óleo del rey pintado con admirable maestría” y anuncia, en 1884, su presencia en la Exposición Alavesa como fotógrafo y como pintor.

En unos quince años, Eduardo Moreno se convirtió en el fotógrafo alavés más afamado que tiene incluso un reconocimiento nacional. Ya en febrero de 1881, se habla de él como de un “reputado fotógrafo”, y en la ya citada Exposición Alavesa (1884), consigue una medalla de plata en la sección de Bellas Artes por su “fotografía e iluminación al óleo”. En la prensa alavesa se puede seguir así su progresivo reconocimiento local y son muchas las ocasiones en las que el fotógrafo es alabado por su trabajo. Se distingue en particular gracias a sus “tarjetas-salón que van adornadas de caprichosos juegos de flores”. Con la llegada de las primeras revistas gráficas, al principio de los años 90, la fama de Moreno se va extendiendo a toda la península, y así se convirtió en el fotógrafo referente de Vitoria tanto en Blanco y Negro como en La Ilustración española y americana. En la primera, publica una serie de fotografías, en particular, de la revista realizada por la Reina María Cristina a las tropas expedicionarias en la capital alavesa: Bendición de las tropas en la plaza del Mentirón, Paso de SS. MM. por la calle de la Estación y Desfile de las tropas por la calle del Prado, junto a un retrato del Nuncio de Su Santidad Monseñor Cretoni. En la segunda, en la misma época, Moreno presenta una fotografía de la inauguración de la estatua de Moraza en la plaza de la diputación.

moreno foto vitoria
E. MORENO, "Inauguración de la estatua de Moraza en la plaza de la Diputación"
La Ilustración española y americana, 22 de agosto de 1895, p. 100.

El cinemátografo Lumière (1897-)

En el taller fotográfico de Eduardo Moreno, hacia 1887, se ha iniciado como aprendiz Antonio Salinas Pastrana (1869-4 de febrero de 1934), hijo de militar de caballería, con inquietudes artísticas y algo bohemio. Con los años se convierte en su colaborador y ambos son los pioneros del cinematógrafo en Vitoria. El interés por el nuevo invento de los hermanos Lumière no es puramente casual entre los fotógrafos. Efectivamente, son muchos los talleres que se abastecen con las placas de la fábrica lionesa, en aquel momento, la más importante de Europa. Existe así una especie de pendiente natural que conduce de la fotografía al cinematógrafo. Tal vez, otros factores expliquen que Eduardo Moreno prefiera orientarse hacia los Lumière. El primero es su estancia prolongada en Francia. El segundo tal vez se deba a su pertenencia a la masonería alavesa lo cual le puede facilitar los contactos con los inventores del cinematógrafo. Ingresa en la sociedad masónica Victoria el 8 de abril de 1881 con el nombre simbólico de “Otto”. Hay que tener en cuenta que a esta logia, inicialmente formada por 26 “hermanos”, pertenece gente tan influyente como Manuel Iradier, con el seudónimo de “Lurrac-Villazen”.

 moreno regalo

 Reloj obsequio, Francia, 1897, 6,5 x 9 cm, nº inv. 19301
© Filmoteca Española

Conociendo la posibilidad de adquirir oficialmente una cámara Lumière desde primeros de mayo de 1897, Eduardo Moreno le propone a Antonio la idea de encargar un aparato de sus conocidos empresarios fotográficos de Lyon. Éste acepta encantado el proyecto de su socio, y Eduardo, a través de sus contactos masones, arregla el viaje y la compra. Cuando el joven Antonio parte hacia Lyon todo está programado hasta el mínimo detalle, en las estaciones intermedias siempre hay masones amigos que velan por su comodidad y, cuando llega a Lyon, lo esperaban otros “hermanos” y se traslada a la fábrica Lumière, donde se entrevista con uno de los hermanos Lumière y un administrador. Le entregan el aparato y le adiestran en su funcionamiento. A su regreso a Vitoria, es cuando se sitúa el primer rodaje en tierras alavesas. Según
testimonios familiares, es Antonio quien, yendo al mirador del estudio de Postas, nº 8, saca una vista animada de la Plaza Vieja . Al parecer hace subir y bajar hacia su casa por las escaleras del fondo de la plaza, correspondientes a la Parroquia de San Miguel Arcángel, a su hija Carmen y a algunos niños de la familia. Resulta delicado situar la fecha del rodaje, aunque lo más probable es que sea antes del inicio de las proyecciones en el Teatro Circo, que comienzan el día 12 de junio, en la primera quincena del mismo mes. El carácter precoz de esta vista es indudable como lo es también el hecho de que no pasa a más y que queda como un experimento único que al parecer tampoco llega a estrenarse. Resulta delicado apreciar lo que puede representar la vista única de Salinas, y puede asimilarse tanto a una vista general como la mayoría de las fotografías animadas que se ruedan en aquel entonces como a una vista familiar. Según testimonios familiares es el propio Antonio quien, ayudado por su experimentado maestro Eduardo, revela la vista. Es cierto que tiene el fotógrafo la intención de presentar vistas alavesas como lo señala La Libertad que reseña la sesión inaugural:

[…] Si como hemos oído el Sr. Moreno piensa presentar cuadros tomados de esta ciudad, le auguramos desde luego muy buen éxito y gran resultado positivo y de aplausos.
El público salió muy satisfecho y haciendo grandes elogios del Cinematógrafo.


La Libertad, Vitoria, 14 de junio de 1897, p. 1.

Al parecer se van precisando las cosas a los pocos días, ya que El Alavés publica el siguiente artículo:

TEATRO CIRCO
La sesión de fotografías animadas, celebrada anoche en este teatro, se vio favorecida por numeroso público.
El Sr. Moreno ha tenido gran acierto en la elección de asuntos para sus cuadros, ayudándole al éxito que anoche obtuvo, la claridad de las proyecciones, que permiten apreciar todos los detalles. A instancias del público se repitieron dos cuadros: “La llegada de un tren” y “Batalla de nieve”.
Mañana tendrán lugar dos sesiones: una a las cinco de la tarde, otra a las nueve y media de la noche.
Para la sesión de la tarde se preparará el local de manera que no penetre la luz exterior.
Se dice que en estas sesiones el señor Moreno presentará un cuadro formado por escenas tomadas en las calles de esta ciudad.


El Alavés, Vitoria, 16 de junio de 1897.

Sin embargo, la cinta no llega a presentarse o tal vez la prensa no lo haya recogido. Las funciones en Vitoria se terminan el 20 de junio. En lo sucesivo, los pioneros siguen para Burgos (junio-julio de 1897), Llanes (julio de 1897), antes de regresar, en agosto, a Vitoria. Salen de nuevo para Haro (septiembre de 1897), Logroño (septiembre de 1897) y Zaragoza (octubre de 1897). En diciembre, organizan de nuevo funciones en Vitoria que se terminan en los primeros días de enero de 1898.

En abril de 1899, Eduardo Moreno fallece a consecuencia de la "apoplejía cerebral" y es enterrado el día 26 en el panteón familiar de los Azpiazu en el cementerio de Santa Isabel de Vitoria

Bibliografía

BARDOU Pierre, Photographes en Gironde, Conseil Général de la Gironde/L'Horison chimérique, 1993, 320 p.

IBASQUE Juan, Fotógrafos pioneros en Vitoria-Gasteiz. 2. Onís, Moreno, Salinas y sucesores: la primera foto de exterior de Vitoria y las primeras filmaciones de cine en España.

LETAMENDI Jon y Jean-Claude SEGUIN, Los Orígenes del cine en Álava y sus pioneros 1896-1897, San Sebastián: Filmoteca Vasca, 1997, 126 p.

Agradecimientos

Familia Salinas.

Pierre Bardou.

Contacts