Alejandro POSADAS

(Saladillo, 1870-París, 1902) 

posadas alejandro

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Alejandro Posada (Vigo, [1833]-) casado con Josefa Martínez (España, [1848]-≥ 1902). Descendencia:

  • José María Posada (Buenos Aires, [1869]-≥1895) [comerciante]
  • Alejandro Posada [alias Posadas] (Saladillo, 28/12/1870-París 7e, 21/11/1902)
  • Elena Posada (Buenos Aires, [1873]-≥1895)
  • Federico, César Posada(s) (Buenos Aires, 15/08/1877-≥ 1938) [Realtor]
  • Martín Posada(s) (Buenos Aires, 01/08/1879-≥ 1958) [Merchant-House]
  • [Carlos] Posada (Buenos Aires, [1881]-≥1895)
  • Jorge Posada (Buenos Aires, [1886]-≥1895)

2

Alejandro Posada, padre, llega a Argentina, en 1854. Se instala como comerciante en la frontera con los indios, y luego se dedica a la producción agropecuaria en la estancia "San Martín de la Dulce". Su hijo, Alejandro Posada ingresa (20 de marzo de 1879) como estudiante pupilo en el colegio del Salvador de Buenos Aires, dirigido por jesuitas, donde permanece varios años. Pero afectado por un reaumatismo articular agudo, se retrasa en sus etudios. Completa, al mismo tiempo,  en diciembre de 1887 el 4º y 5º años del Colegio Nacional. Aunque de carácter tranquilo, carece de aplicación en su trabajo. La familia vive entonces en la calle Victoria, frente a Regina Martyrum.

wernicke udaondo guillermo
Roberto Wernicke (1952-1922) Guillermo Udaondo (1859-1922)

La formación y el inicio de su carrera (1888-1899)

En 1888, ingresa como estudiante en la Facultad de Médicina de Buenos Aires. Su carácter ha cambiado profundamente, y se convierte en un joven emprendedor y entusiasta. Ingresa al laboratorio de Roberto Wernicke (Buenos Aires, 23/05/1952-Buenos Aires, 14/10/1922) en la Sociedad Rural Argentina (calle Cangallo, nº 833). En 1891, ingresa como interno en el servicio de cirugía del Hospital de clínicas y trabaja en la sala quinta, que en esa época pertenece a la cátedra de patología externa que dicta Guillermo Udaondo (Buenos Aires, 14/12/1859-Buenos Aires, 04/08/1922). En este contexto, Alejandro Posada emprende sus primeras operaciones con la ayuda de algún practicante.

hospital de clinicas

Hospital de clínicas

En julio de 1894, se gradúa presentando un trabajo interesante y original sobre Psorospermiosis infectante generalizada, enfermedad de la piel conocida hoy como " coccidioidomicosis " y que es el primero en describir e identificar. Es designado médico del Hospital de Clínicas. Poco después, en agosto de 1894, dicta un curso de medicina operatoria sobre Resecciones óseas y articulares. A partir de 1895, añade una " s " a su apellido, llamándose desde entonces " Alejandro Posadas " y publica su primer trabajo, Tratamiento de los quistes hidáligos. Renuncia (21 de marzo de 1895) a sus funciones de médico interno para acdeptar las de primer disector en la cátedra de anatomía a cargo del doctor González Catán, pero tras la muerte de éste, Posadas vuelve a ocupar la plaza anterior. El 21 de abril de 1896 es nombrado profesor suplent de medicina operatoria y en julio del mismo año dicta un nuevo curso sobre Operaciones en los huesos. En 1897, al ser elegido Profesor Titular del Servicio de Cirugía de la Sala de Niños trae el primer aparato de rayos con radioscopia y realiza las primeras radiografías positivas en papel tagliata, entre otros. En 1898 es nombrado profesor suplente de clínica quirúrgia e inicia, en junio, un curso sobre tumores del pulón. El 10 de marzo de 1899 renuncia su emmploe de médico interno del Hospital de Clínicas. Sus investigaciones versan sobre varios temas como La toracoplastia temporaria y parcial (1898) o Amputaciones subperiósticas (1899). Una de sus últimas intervenciones quirúrgicas, el 12 de abril de 1899, consiste en operar a un niño que tiene un enorme tumor en la parte posterior del créneo, pero el joven sólo sobrevive pocos días. Sintiéndose enfermo, decide emprender un largo recorrido por el mundo.

Viaje a Europa y Norte América (mayo 1899-marzo 1900)

Durante casi diez meses, Alejandro Posadas va a dedicarse a recorrer Europa y parte de América del Norte. Sale de Buenos Aires a mediados del mes de mayo de 1899, a bordo del Nile con destino a Southampton. Va acompañado por el decano de la Facultad de Medicina, Enrique del Arca (Buenos Aires, 11/09/1854-San Fernando, 21/03/1911) que viaja con su esposa y sus hijos.

del arca facultad de medicina
Enrique del Arca (1854-1911) Facultad de Medicina (Buenos Aires)

Lo que no sabemos es si ambos médicos van a viajar juntos durante algún tiempo por Europa. Faltan datos para saber por qué ciudades Posadas pasa. Daniel J. Cranwell sólo escribe que visita "los principales centros quirúrgicos de Europa y Norte América" (Cranwell, 1939, 141). Algún tiempo parece haber estado en Londres donde llega a tener algún idilio según cuenta Magnanini:

Cuando Posadas regresó de Londres, puso sobre su escritorio en elegante marco de plata, la fotografía de una belleza de clásico tipo inglés. Se trataba de una joven. Observé que la contemplaba a cada instante con marcada melancolía. Debajo de la fotografía rezaba la lapidaria dedicatoria inglesa: "To my dear friend from your sincerely, Magde."...


Magnanini, 1940: 96.

No podemos afirmar que Posadas pase por París en algún momento, pero sabiendo la importancia que tiene entonces la capital francesa a nivel mundial, existen pocas dudas que esta ciudad que tanto quiere sea una de las que visita. Presicamente, en París, una de las figuras más señaladas y más controvertidas de la cirugía francesa es Eugène Doyen, el cirujano tan célebre y polémico que ha empezado a rodar películas de sus operaciones con la ayuda del cinematografista Clément-Maurice, desde junio de 1898. Ya en aquel momento, Alejandro Posadas está enfermo y así le escribe a su amigo Daniel J. Cranwell, desde Viena:

Cuando a los treinta años se ha agotado el catálogo de los sufrimientos humanos, cuando se es un viejo achacoso cuando la vida debiera ser más feliz y activa, se tiene amargo el corazón y agrio el ánimo... Mis adversarios son legión y de la clase de los que no perdonan, pero me siento con bríos para afrontarlos a todos, con todos mis achaques y con esta miserable osamenta, en la que día a día descubro una nueva gotera; quiera la suerte que nunca nuestros intereses choquen y que nuestra amistad de la infancia dure hasta que yo me apague, que espero será pronto y seguramente mucho antes que tú.
Alejandro Posadas.


Cranwell, 1939: 140

Tras un viaje de varios meses fuera de su tierra, Alejandro Posadas embarca, el 17 de febrero de 1900 en el Magdalena, en el puerto de Southampton, y llega a Buenos Aires el 1º de marzo de 1900, a punto de empezar el año académico.

El cinematógrafo y la cirugía (marzo 1900-1902)

Por indisponibilidad del profesor Antonio Gandolfo - que por cierto está de delegado oficial de la República Argentina en el XIII Congreso Internacional de Medicina que tiene lugar en París, en agosto de 1900 y donde también figura Enrique del Arca-, Alejandro Posadas ocupa, provisionalmente, la cátedra de Clínica quirúrgica donde desarrolla una labor intensa, operando tres veces por semana y realizando varias operaciones por las mañanas. Queda algún testimonio de esa labor:

Saladillo, Octubre 30 de 1900
Sr Director de «El Argentino»
Estimado señor:
Ruego a Ud quiera por intermedio de su hoja periodista, dejar constancia de mi intensa gratitud hacia los distinguidos doctores, hijos de este pueblo, Dn ALEJANDRO POSADAS y Dn JOSÉ A VIALE (hijo) por la dificilísima operación quirúrgica y cura radical que desinteresadamente llevaron a efecto en el Hospital de clínicas y en la persona de mi hija Hermelinda; demostrando que a sus grandes conocimientos científicos unen una superior nobleza de corazón.
Agradeciéndole anticipadamente este servicio lo saludo afmo y S S”.
JUAN ERRATCHU.


Historia Saladillo.

En cuanto a la figura del doctor Alejandro Posadas disponemos de un retrato muy ameno que ha dejado su amigo Daniel J. Cranwell:

Era entonces un hombre alto y delgado, de andar lento y tranquilo, algo agobiado por sus dolencias, y marchando con alguna dificultad porque sus articulaciones y sinoviales sufren siempre por el reumatismo. Su cara pálida, es de rasgos pronunciados, frente recta y amplia, nariz gruesa, grandes bigotes negros, ojos negros, profundos y de brillo particular.
Es amable con todos, particularmente afectuoso con sus amigos y discípulos.
Franco y abierto, no oculta su pensamiento sobre los hechos y los hombres por desfavorable que sea. Vierte sus juicios con cierta ironía y acentúa su opinión con una sonrisa final, a veces bastante pronunciada.


Cranwell, 1939: 141-142.

Alejandro Posadas despliega una enorme energía y un gran entusiasmo, y las condiciones están reunidas para innovar, y hacer que se filmen sus operaciones. Basándose en el ejemplo del polémico doctor Eugène Doyen, toma contacto con el cinematografista Eugène Py, un francés instalado en Argentina desde hace muchos años. Según el testimonio del doctor José Arce, discípulo de Posadas y autor de Historia de la cirugía argentina, las filmaciones se efectúan, al aire libre, en el patio del Hospital de Clínicas, y a mediodía.

hospital de clinicas patio

Patio central del viejo Hospital poco tiempo después de su inauguración.
Foto del informe del Director González del Solar al Ministro Eduardo Wilde, 1884.
Pérgola/Sanguinetti, 1998: 87.

Aunque resulte delicado por ahora dar una fecha precisa de los rodajes efectuados por Eugène Py de las operaciones del doctor Posadas, por suerte disponemos de un testimonio valioso y contemporáneo del año 1900 que permite decir que las filmaciones tienen lugar antes del mes de octobre y que Posadas las utiliza en sus propias clases. Invitado para representar la revista médica brasileña, Brazil Medico y también como delegado de la Academia Nacional de Medicina, el doctor Carlos Seidl viaja a Argentina con motivo de las fiestas organizadas, en octobre de 1900, para el Presidente de la República Brasileña. En Buenos Aires, recorre los difentes centros médicos, entre los cuales está el de Alejandro Posadas:

Uma outra clinica, que pude visitar perfunctioriamente, foi a cirurgica, professada presentemente pelo joven Dr. ALEJANDRO POSADAS. Quando o procurei, estava elle praticando uma perineorrphia. O Dr POSADAS, que apenas terá 32 annos, é jà um cirurgião de nome feito em Buenos-Aires. Foi em sua clinica que tive ensejo, pela primeira vez em minha vida, de verificar a applicação da cinematographia e da esteroscopia ao ensino. E' uma idéa certamente yankee, digna de ser imitada por quem possa fazer como o Dr. POSADAS, que, á sua custa e dispendendo boa somma, installou magnificos apparelhos no seu amphitheatro de operações.
E' obvia a vantagem pratica do facto.
Cada uma das principaes operações executadas pelo professor são apanhadas pelo apparelho registrador do cinematographo, em todos os seus detalhes, de sorte que, na occasião da licção oral, póde o discipulo assistir a reproducção cinematographica, quantas vezes fôr preciso, do acto operatorio, gravando, portanto indelevelmene na memoria as phases do mesmo.
Com tal processo ganha o professor, que não tem de fallar muito para explicar a operação, e ganha o discipulo, que recebe uma licção practica de inapreciavel valor e superior ás mais eloquentes prelecções.

Carlos Seidl, "Viagem ao Prata, II", Brazil-Medico, Rio de Janeiro, 15 de janeiro de 1901, p. 28.

Indudablemente, durante esos meses - tal vez con la primavera -, Alejandro Posadas utiliza el cinematógrafo como complemento de las clases que imparte como lo está haciendo el doctor Doyen en París, desde hace varios meses. Probablemente esas clases sigan hasta terminar el año académico y el regreso del doctor Antonio Gandolfo. De ese curso de 1900, queda una publicación Lecciones de clínica quirúrgica. Las dos películas que se han conservado, Quiste hidatídico de pulmón y Hernia inguinal, se ruedan con bastantes probabilidades entre marzo y octubre de 1900.

Al terminar su reemplazo, el cirujano dirige, durante los años 1901 y 1902, el servicio de Cirugía infantil, anexo a la sala VI del Hospital de Clínicas, donde continúa trabajando intensamente, y dicta cursos completos de clínica quirúrgica. Sigue además su labor de investigador y presenta comunicaciones, como por ejemplo sobre "Quistes hidatídicos del pulmón" (10 de junio de 1901). Sin embargo, Alejandro Posadas ya está muy afectado por la enfermedad, y realiza sus últimas operaciones en la primavera de 1902, y anuncia a sus discípulos que sale para Europa, un viaje sin retorno. Ya en París su estado de salud se deteriora de lo cual deja constancia una carta envíada por el profesor Luis Acuña, desde la capital francesa, al decano de la Facultad de Medicina:

He tenido el dolor de encontrarme en los últimos días de la enfermedad de nuestro malogrado e inolvidable Posadas; éste, convencido de que su mal no tenía remedio, había resuelto no tener asistencia médica, pero cedió a mis ruegos y el Prof. Lanceraux (llevado por mí) lo atendió con el mayor cariño. Nuestro pobre amido ha fallecido a causa de una enorme "poussée" de tuberculosis pulmonar. ¡Qué manera de darse cuenta de su estado y qué conformidad! En medio de la disnea que lo asfixiaba me contó que su viaje a Europa lo había emprendido porque sabía que su fin estaba muy próximo y quería evitar a su familia y amigos el disgusto de verle morir. Que había calculado fallecer durante el viaje, pero que desgraciadamente se había equivocado por algunos días, aunque pocos, y que lo sentía muchísimo porque muriendo en tierra no podría librarse de los discursos que tanto odiaba.


Carta citada en Pergola/Sanguinetti, 1998: 150.

Muere al llegar a París, el día 21 de noviembre de 1902, de tuberculosis pulmonar. Los restos del Dr. Posadas llegan a Buenos Aires, a bordo del vapor Maasland, en febrero de 1903. En 1927, el Instituto de Clínica Quirúrgica edita la obra completa de Posadas.

 posadas alejandro feretro

"Los Restos del Dr. Posadas. Su inhumación en la Recoleta"
"Depositando el féretro en la bóveda"
Caras y Caretas, Buenos Aires, nº 228, 14 de febrero de 1903, p. 3.
© BNE

Bibliografía

CRANWELL Daniel J., Nuestros grandes maestros, Buenos Aires, Librería El Ateneo, 1939, 252 p.

Historia Saladillo, Periódico digital de Interés Local, http://historiasaladillo.com.ar/hs/

MAGNANINI N., El doctor Alejandro Posadas en la intimidad, Buenos Aires, Talleres Gráficos Argentinos, 1940, 164 p.

OTHARÁN Enrique M., "Alejandro Posadas", EMO Ediciones Médicas, http://archive.is/42Cn

PÉRGOLA Federico y Florentino SANGUINETTI, Historia del hospital de clínicas, Buenos Aires, Ediciones argentinas, 1998.

Revisionistas. "Alejandro Posadas"http://www.revisionistas.com.ar/?p=8966

Afin d'optimiser votre expérience sur ce site, nous utilisons des cookies. Ils visent essentiellement à réaliser des statistiques de visites. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l’utilisation de cookies.