BILBAO

Jon LETAMENDI GÁRATE
Jean-Claude SEGUIN VERGARA

Bilbao, capitale de la province de Vizcaya (Espagne), compte 74093 habitants (1897)

1896

El Eliseo Express (Sociedad El Sitio, c/Jardines, nº 1, 6 de agosto-5 de septiembre de 1896)

En los primeros días de agosto, se anuncia el Eliseo Express, cuyo dueño es Manuel Galindo. Entre los aparatos que presenta este salón recreativo, está un kinetógrafo se comienza a anunciar la inminente llegada de un kinetógrafo de la empresa madrileña Eliseo-Express Las proyecciones cinematográficas completan los dioramas y el fonógrafo que son la base primera del salón recreativo. Se asienta en los conocidos locales del primer piso de la calle Jardines nº 1, donde anteriormente ha establecido su sede la afamada sociedad bilbaína El Sitio. La prensa dedica artículos al espectáculo días antes de su llegada:

Un nuevo espectáculo: Con la denominación de Eliseo-Express recorre en la actualidad las principales ciudades del mundo civilizado, y se inaugurara en Bilbao uno de estos días un selecto museo de curiosidades e inventos modernos que viene precedido de justa fama, y que a juzgar por las excelentes referencias que de él nos han dado merecerá, seguramente, la más predilecta acogida del público bilbaíno. Por su trascendencia científica, por su novedad y por el éxito extraordinario alcanzado en cuantos puntos se ha exhibido desde su reciente aparición, ocupa preferente lugar del espectáculo el kinetógrafo, llamado también cinematógrafo o fotografía viviente, modernísima aplicación de la fotografía instantánea, y que por medio de una ingeniosa multiplicación de clichés tomados del natural y desarrollados a través de potentes focos eléctricos y de sutiles objetivos, permite obtener una verdadera solución de continuidad en la reproducción más gráfica de cuanto en la Naturaleza o en la vida sintetiza la animación o el movimiento, presentándose a la vista del espectador con completa ilusión de proporciones y con todos los pormenores de la realidad misma. Sin entrar aquí, por no ser de la índole de esta información, ni de los reducidos limites de este lugar, en el análisis y descripción de los aparatos y del procedimiento por el que se ha llegado a conseguir esta moderna maravilla, saltan desde luego a la vista las múltiples aplicaciones que el descubrimiento entraña científica y prácticamente, y la curiosidad y sorpresa que ha de producir su contemplación. Así se explica el asombro que ha causado en todos los públicos, y el hecho, poco frecuente, de que todas las clases sociales, incluso los soberanos reales y el clero, hayan concurrido a las experiencias publicas del prodigioso adelanto. En el precitado museo se exhibe, también, un excelente fonógrafo perfeccionado, procedente de los grandes talleres de Edison, el más completo de los conocidos hasta el día y que reproduce y trasmite con extraordinaria precisión todas las impresiones de un variadísimo repertorio que le acompaña y del que han de ser muy celebrados los cuentos baturros y rondallas aragonesas, las bandas militares y los cantos y diálogos de artistas líricos y dramáticos muy conocidos de nuestro público. Completa por último la instalación una bonita colección de aparatos de diorama que encierran verdaderas preciosidades, a cual más perfecta y acabada, en arte iconográfico y en los que desde el ingenio arábigo en Túnez y el Cairo, hasta la arquitectura pagana de los Cesares y la cristiana de los Papas en Roma, y desde el modernismo de Londres y París y sus boulevares hasta los poéticos valles y lagos de Suiza y los gallardos trazos del Renacimiento en Pisa y Bolonia, todo puede admirarlo el visitante con un realismo increíble al que sólo se ha podido llegar merced a los grandes esfuerzos realizados por las industrias y por el progreso del siglo. El “Eliseo-Express” se ha situado en la calle Jardines, en los locales que ocupó antes la sociedad “El Sitio”; está presentado con muy buen orden y comodidad; constituye un espectáculo ameno, culto y agradabilísimo; funcionara todos los días y por sus salones desfilara en poco tiempo, seguramente, todo Bilbao, por lo cual, casi seguros de no equivocarnos anticipamos a la empresa, con el aplauso de la opinión, nuestra más sincera enhorabuena.


El Noticiero Bilbaíno, Bilbao, domingo 2 de agosto de 1896, p. 1.

En aquel momento, el kinetógrafo que se difunde en España es el de los hermanos Werner, el que en esos mismos momentos maneja Eduardo Gimeno en Bilbao. La primera función, con algunos despecfectos, tiene lugar el día 6 de agosto de 1896:

Anoche se inauguró en los salones de la sociedad “El Sitio”, el kinetógrafo, fonógrafo y diorama, que durante estas fiestas se exponen al público. Se notaron algunas deficiencias en las fotografías animadas, se conoce que fue debido a no haber ensayado anteriormente, suponemos que en las noches sucesivas se corregirá este defecto, así como también el que entre los cuadros haya escenas que pueden pasar en otro país más libre que el nuestro. La dirección de este salón, subsanando estas faltas, creemos que tendrá gran entrada en las noches sucesivas. 


El Nervión, Bilbao, viernes 7 de agosto de 1896, p. 2.

En lo sucesivo, los anuncios se hacen más breves con muy pocas informaciones nuevas. Ni siquiera se conocen los títulos de las cintas animadas. Finalemente, el último anuncio se publica el sábado 5 de septiembre de 1896:

ELISEO EXPRESS. Situado encima del restaurante El Antiguo, Jardines, nº 1, 1º. Notable espectáculo. El kinetógrafo, o fotografías animadas. Desde las siete de la noche en adelante.


La Lucha de clases, Bilbao, sábado 5 de septiembre de 1896.

El kinetógrafo Werner de los Gimeno (Teatro Arriaga, [6] de agosto- [5] de septiembre de 1896)

Tras ver el cinematógrafo Lumière funcionar en Madrid, en mayo o junio de 1896, Eduardo Gimeno Peromarta y su hijo Eduardo Gimeno Correas deciden comprar un aparato disponible, y así se hacen con un cinetógrafo Werner, comprado en París. En Bilbao es donde lo van a presentar por primera vez. En la planta baja del coliseo, también llamado Nuevo Teatro, se sitúa el Salón mercantil cuyo arrendatario, Fidel C. Diez, ha solicitado permiso para dar sesiones de kinetógrafo y éste le es concedido:

Gobierno Civil de la Provincia de Vizcaya
Sección 3º, negociado 3º, núm. 2529.
Con esta fecha digo a D. Fidel C. Díez de esta vecindad lo siguiente:
En una de las atribuciones que me están conferidas, concedo a V. el permiso que ha solicitado en instancia de el día de ayer, para establecer y exhibir al público un aparato titulado "Kinetógrafo", en la planta baja del Teatro Arriaga de esta capital, siempre que con dicha exhibición no se ofenda la moral y buenas costumbres.
Lo que tengo el honor de trasladar a Vd. para su conocimiento y efectos.
Dios que. a Ud. m.a.
Bilbao 7 de agosto 1896.
El Gobernador.


3ª, 164 (65), Archivo Municipal de Bilbao.

De hecho, el mismo día, el mismo empresario solicita permiso al Ayuntamiento para colocar dos rótulos anunciadores del kinetógrafo en su local y, aunque el permiso le es finalmente denegado en base a que se opone al reglamento establecido para el Nuevo Teatro, la carta ofrece una serie de informaciones de interés:

Los que suscriben vecinos de la misma a V.S. con el debido respeto y consideración exponen:
Que deseando dar sesiones con el aparato Kinetógrafo, durante la temporada de baños, en un local, que ha estado destinado a subasta de objetos, y sito en la planta baja del Nuevo Teatro de Arriaga y creyendo necesario para su anuncio, colocar a cada lado de la entrada al local un rótulo, también provisional, y con la inscripción siguiente: Kinetographe = Proyections-animes = Último Modelo Vida real La más sorprendente Maravilla del siglo = Gran éxito = Sesiones cada treinta minutos Entrada 1 peseta; y cuyas dimensiones son 2, 50 metros alto por 0,98 ancho, y colgado perpendicular de las paredes del edificio.
Es por lo que a V.S. suplican, se digne concederles el referido permiso, que serviría para dar las sesiones desde las 7 ½ tarde a las doce de la noche.


3ª, 163 (58), Archivo Municipal de Bilbao.

El Noticiero bilbaíno anuncia el día 6 de agosto la inauguración del kinetógrafo:

Esta tarde a las siete se verificará la inauguración del "Kinetógrafo", establecido, según dijimos, en los salones que en la calle de Jardines, esquina a Bidebarrieta, ocupó la sociedad "El Sitio".
Agradecemos la invitación que hemos recibido para asistir al acto.


El Noticiero bilbaíno, Bilbao, 6 de agosto de 1896, p. 2.

Curiosamente, el otro diario bilbaíno sitúa dos días más tarde esta misma inauguración:

En el Salón Mercantil, instalado en la planta baja del Teatro Arriaga, se inauguraron anoche las sesiones del nuevo invento del kinetógrafo. Verdaderamente el espectáculo es sorprendente; los efectos de la fotografía animada se admiran con entusiasmo, propiamente parecen escenas reales las imágenes que se reflejan en el plano de proyección.
El kinetógrafo está notablemente perfeccionado, y dada su variedad acudirá mucho público al Salón Mercantil.


El Nervión, Bilbao, domingo 9 de agosto de 1896, p. 2.

Tal vez, la inauguración prevista se haya pospuesto por razones técnicas ya que sabemos que el aparato Werner no resulta muy bueno como los propios Gimeno lo comentan años más tarde:

Venciendo muchos incombenientes y haciendo sacrificios se consiguió debutar en Bilbao, en un local del Teatro Arriaga mas el aparato en cuestión, no dio su rendimiento por su mala construcción y condiciones (cosa que por aquellos tiempos, el ser perito en ello, era casi imposible) y sólo se veía el efecto apetecido, que la fotografía se animaba y movía en fin; que resultó un timo.


Gimeno, 1938-1939:5-6.

bilbao arriaga

San Miguel Fot., Bilbao, Teatro Arriaga (c. 1897)
© Panorama Nacional

La prensa no repercute casi ninguna información sobre el kinetógrafo de los Gimeno, a la diferencia de lo que pasa con el aparato de Manuel Galindo, presentado en esos mismos días, y sólo disponemos de poquísimos artículos como el siguiente:

El kinetógrafo que se exhibe en el Salón Mercantil en la planta baja del Nuevo Teatro, se vio anoche concurridísimo. El director del espectáculo don Eduardo Jimenez [sic], dio gran variedad a las fotografías en acción que presentó al público.


El Nervión, Bilbao, lunes 10 de agosto de 1896, p. 2.

Por supuesto nada se dice tampoco ni de las vistas que se presentan, ni de la calidad al parecer bastante mediocre de las proyecciones debidas a un aparato deficiente. Y eso hasta  después del 5 de septiembre, cuando los operadores ya salen de Bilbao.

1897

1898

1899

1900

1901

1902

1903

1904

1905

1906

Afin d'optimiser votre expérience sur ce site, nous utilisons des cookies. Ils visent essentiellement à réaliser des statistiques de visites. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l’utilisation de cookies.