Manuel GALINDO

(Saragosse, 1858-> 1899)

Jon LETAMENDI GÁRATE
Jean-Claude SEGUIN VERGARA 

1

Manuel Galindo épouse Gerónima Marco. Descendance :

  • Manuel Galindo y Marco (Torralva de Ribota-Saragosse, 14/01/1895) épouse Avelina Cortacans (Barcelone-). Descendance :
    • Manuel Saturnino Francisco Galindo y Cortacans (Saragosse, 03/06/1858, bapt. 04/06/1858-)
    • [Antonio Galindo y Cortacans]
    • [Julia Galindo y Cortacans]
    • [Pilar Galindo y Cortacans]

2

Manuel Galindo es un abogado, instalado en Madrid, desde, por lo menos 1887, fecha en que registra con Valero Buisan Lizarraga, una patente, por veinte años, para la “ Instalación en la vía pública de varios aparatos nuevos, destinados a la colocación de anuncios y venta de pequeñas industrias clasificándolas como ambulantes cuyos aparatos reciben el nombre de Kioscos anunciadores.”. A partir, por lo menos, de 1890, se dedica esencialmente al periodismo. Figura como soltero y vive en el distrito de Buenavista (c/ Costilla Capuchinos núm. 3, cuarto 3º). Escribe artículos bajo el seudónimo de Fígaro chico. Según ciertas fuentes hemerográficas, llega a ser director de  El Diario de Zaragoza, fundado en 1797, y deja sus funciones en 1891:

Cambio de dirección
Ha cesado en la dirección del conservador Diario de Zaragoza el Sr. D. Manuel Galindo, reemplazándole en la representación y tareas de ese cargo periodístico el Sr. Rafael Lucas Martínez. Así lo consigna dicho colega.
Suponemos que el Sr. Lucas Martínez, al tomar la dirección de El Diario de Zaragoza, habrá dejado de ser oficial del gobierno civil de esta provincia, por la incompatibilidad que resulta de dirigir un periódico político en Zaragoza, siquiera sea ministerial, y desempeñar un destino público de obligacioens asiduas y permanentes en Huesca.


El Diario de Huesca, Huesca, lunes 4 de mayo de 1891, p. 15.

En enero de 1892 participa a la fundación de El Notariado español, un periódico, al parecer, de existencia efímera:

Hemos recibido el número primero de El Notariado Español, revista profesional consagrada a la defensa de los intereses morales y materiales de la clase notarial.
En la nueva publicación colaboran distinguidos letrados, figurando como director-confeccionador de la misma nuestro estimado compañero D. Manuel Galindo, ex-director de El Diario de Zaragoza.
Dados los propósitos en que se inspira El Notariado Español, no dudamos que pronto logrará aceptación entre la clase a la cual consagra sus tareas.


 La Época, Madrid, lunes 11 de enero de 1892, p. 3.

Al parecer la responsabilidad de Manuel Galindo en la nueva revista es objeto de polémica como se puede apreciar en los artículos siguientes publicados por La Gaceta del notariado:

Nuevo periódico
Hemos tenido el gusto de recibir el primer número del la revista profesional que con el título de El Notariado Español ha comenzado a publicarse en esta corte, por su director confeccionador D. Manuel Galindo, solicitando el cambio, que aceptamos con mucho gusto, devolviéndole su atento saludo.


La Gaceta del notariado, nº 3, año XLI, Madrid, domingo 17 de enero de 1892, p. 34-35.

Se conoce que la información no es del todo exacta ya que La Gaceta del notariado publica poco después un rectificativo:

Explicación:
La cortesía nos obliga a decir a nuestro nuevo colega El Notariado, que si en uno de nuestros últimos números anunciamos sencillamente que su Director-confeccionador era el Sr. Galindo, no hacíamos otra cosa que copiar lo que él mismo dice y el nombre que se da en el encabezamiento del mismo periódico. Sirvan estas palabras de contestación al periódico que nos pide explicaciones.


La Gaceta del notariado, nº 6, año XLI, Madrid, domingo 7 de febrero de 1892, p. 84.

Hacia 1894, Manuel Galindo reorienta su carrera hacia las exhibiciones de máquinas de visión, y, va a montar un tipo de espectáculos muy en boga en aquel momento, los salones científicos, que ofrecen un conjunto de aparatos ópticos y acústicos como los diaporamas, los fonógrafos, kinetoscopios, y posteriormente cinematógrafos.

El Elíseo Express ([1895]-mayo de 1897)

Hacia marzo o abril de 1895, el pionero funda el Eliseo Express, un “espectáculo científico-artístico-recreativo”:

Dentro de pocos días partirán para San Sebastián dos conocidos empresarios de esta localidad, con el fin de instalar allí un espectáculo que se denominará Eliseo-Expréss, y que consiste en una elegante colección de vistas panorámicas de todas las partes del mundo, y los últimos inventos de Edissón [sic]: el fonógrafo perfeccionado y el Kinetoscopio, o sea, la fotografía animada, ni más ni menos que la realidad a través de unos lentes. Los bañistas que forman la distinguida colonia veraniega de la capital donostiarra podrán con este motivo disfrutar de un amenísimo recreo, completamente nuevo en San Sebastián, y es seguro que la perfección con que la instalación del espectáculo se llevará a cabo merecerá los plácemes y la buena acogida del público.


Diario de Zaragoza, Zaragoza, martes 16 de abril de 1895, p. 3.

Posteriormente, sigue con su Eliseo Express en diferentes ciudades: Zaragoza (octubre de 1895), Huesca (noviembre-diciembre de 1895), Valencia (diciembre de 1895), Tortosa (marzo de 1896)...

El kinetógrafo (agosto-octubre de 1896)

A partir de agosto de 1896, Manuel Galindo completa su espectáculo instructivo y científico con un aparato cinematográfico llamado "kinetógrafo", con mucha probabilidad de la casa Werner de París. El kinetógrafo lo presenta en Bilbao (agosto de 1896) y Valladolid (septiembre y octubre de 1896). Sin embargo, las cosas parece que se complican luego. En la prensa vallisoletana se anuncia la salida próxima para las fiestas del Pilar de Zaragoza:

Según tenemos entendido, dicha instalación se cerrará el próximo domingo por tener necesidad de trasladarla a Zaragoza, en cuya capital ha contraído el representante el compromiso de exhibir aquellos durante las fiestas del Pilar.


El Norte de Castilla, Valladolid, jueves 1º de octubre de 1896, p. 2.

Sin embargo no hay constancia de que haya ido efectivamente a Zaragoza y de hecho, en noviembre, el Eliseo Express está en Madrid, pero ya sin que se anuncie el kinetógrafo:

Eliseo-Expréss se titula un salón que se ha abierto al público en la calle de la Concepción Jerónima num. 6, donde se exhibe el diorama más perfecto y completo de los conocidos y en que el espectador puede apreciar todos los detalles panorámicos de los diferentes países del mundo. Además hay fonógrafo, que llama la atención por sus prodigiosos efectos y variación de programa a diario.


El Imparcial, Madrid, martes 10 de noviembre de 1896, p. 3.

Tampoco evoca el kinetógrafo otro periódico, El Correo Español:

Con el nombre de "El Elíseo Exprés", se ha abierto recientemente en la calle dé la Concepción Jerónima, 6, frente á la Barrionuevo, un establecimiento en que se exhiben preciosas vistas de todas las partes del mundo.
Aquí el curioso espectador vé sin moverse de su silla, desfilar ante su vista, reproducciones de las más importantes poblaciones de todas las partes del mundo, sin excluir el Egipto, la Palestina y Roma antiguas.


El Correo Español, Madrid, sábado 28 de noviembre de 1896, p. 3.

El cinematógrafo (diciembre de 1896-mayo de 1897)

En lo sucesivo, ya no se habla de "kinetógrafo" sino de cinematógrafo, lo cual parece indicar que Manuel Galindo cambio su primer aparato -el kinetógrafo Werner es bastante imperfecto según el testimonio de Eduardo Gimeno Correas- por uno diferente. En ningún momento, en los siguientes meses, se evoca el nombre del aparato y sólo se habla de "cinematógrafo" de forma muy general. De lo que sí disponemos es de los programas que se publican en la prensa. La peculiaridad del repertorio "Eliseo Express" es que consta de algunas películas de la casa Gaumont que sólo se conocen en un formato 60 mm. Es el caso de Un carro tirado por nueve caballerías,  que no aparece, tal cual, en ningún catálogo conocido, pero cuyo título es el "argumento" de Le Fardier donde efectivamente nueve caballos tiran de un carro. De hecho una parte importante de las vistas del repertorio se pueden identificar con películas Gaumont. También conviene añadir que varias películas tienen un temática española o hispana y que se han rodado, con muy gran probabilidad en la península: Comparsa de los enanos en ValenciaUna paella valencianaUna bronca en la huerta de Valencia, Un episodio de la actual guerra de Filipinas y La Muerte de Maceo. Por otra parte, Manuel Galindo cambia de aparato cuando está en Valencia donde, precisamente, Miguel Pellicer acaba de comprar dos aparatos Gaumont, probablemente para comercializarlos. Muchas razones que dejan pensar que el aparato utilizado puede ser un cronofotógrafo Demenÿ 60 mm.

Así se presenta un cinematógrafo nuevo en Valencia (diciembre de 1896-marzo de 1897). Luego va a continuar sus giras: Tortosa (marzo de 1897), Castellón de la Plana (abril de 1897), Alicante (mayo de 1897)... En esta última ciudad, Pascual Serrano es quien se ocupa de los trámites:

En el tren de la [sic] cuatro de esta tarde ha llegado a Castellón don Pascual Serrano, quien dará a conocer al público de Castellón el maravilloso invento del "Cinematógrafo".


Heraldo de Castellón, martes 30 de marzo de 1897, p. 3.

Sin embargo, cuando la inauguración, el aparato cinematográfico se descompone:

Anteanoche se celebró en el teatro Principal la anunciada velada, reduciéndose tan solo a unas cuantas audiciones de fonógrafo, debido a que se descompuso el aparato de proyección de luz no fue posible exhibir el cinematógrafo.
Para el próximo miércoles se anuncia otra velada en la que se expondrán algunos cuadros del segundo de dichos aparatos.
Con el objeto de reparar las averías del aparato de luz y algunos otros detalles relacionados con lo mismo marcho ayer a Valencia el señor Galindo, dueño de aquéllos y empresario de las funciones que se darán en breve en el Principal.


El Clamor, Castellón de la Plana, lunes 5 de abril de 1897, p. 2.

Lo relevante es que es en Valencia adonde va Manuel Galindo para solucionar el problema. Eso consolida la idea de que Miguel Pellicer tiene un protagonismo en el comercio y la reparación de los aparatos cinematográficos, en particular los que ha comprado a la casa Gaumont. Al final de las funciones en Castellón de la Plana, Miguel Galindo y el Elíseo Express regresan a Valencia. Luego, están en Alcoy (abril de 1897) y en Alicante (mayo de 1897). En el espectáculo que se presenta, además de Leo el Bohemio, barón de Carleodopol, figuran otros actores o colaboradores como el señor Ambassety:

Anoche salió con dirección a Alicante el distinguido artista señor Ambassety, perteneciente a la Empresa "Elíseo Express" que ha estado actuando en esta ciudad.
Los demás artistas de la compañía, saldrán para la capital de nuestra provincia esta noche a las diez.
Deseamos a todos un viaje feliz y buen negocio en su excursión artística.


El Serpis, Alcoy, domingo 9 de mayo de 1897, p. 2.

Sin embargo, lo más relevante en aquel momento es que la empresa anda con problemas:

Según tenemos entendido, la empresa "Elíseo Express" ha sacado la patita y se ha casi disuelto.
¡Vaya por Dios!


El Serpis, Alcoy, martes 11 de mayo de 1897, p. 3.

Y, de hecho, se confirma la desaparición de la empresa. En cuanto a Leo El Bohemio sigue su propia ruta:

Terminados sus compromisos en esta capital pasará el célebre hipnotizador é ilusionista Leo el Bohemio a dar algunas representaciones a Elche, Aspe, Novelda y Villena.


La Unión democrática, Alicante, 19 de mayo de 1897, p. 3.

Y también dispone de un cinematógrafo:

CALASPARRA. […] Y como nota final he de ocuparme del espectáculo presentado en este teatro por el Célebre “Leo” el bohemio, del que hablaba ya en mi anterior. Sus fenómenos no han defraudado las esperanzas del público que ha visto adivinar el pensamiento sin componendas de ninguna clase. Realmente merece este genial artista el título de rival de Onofroff, así como domina el manejo del modernísimo Aparato Cinematógrafo, con el que ha presentado una hermosa colección de proyecciones animadas sirviéndose de la luz exhitérica innovada por él para este objeto.


Diario de Murcia, Murcia, miércoles 14 de julio de 1897, p. 2.

La Sociedad Galindo y Compañía (octubre 1897-)

Una vez abandonado el negocio del cinematógrafo, Manuel Galindo forma, el 20 de octubre de 1897,  la sociedad "Galindo y Compañía" con Miguel Malea Yborra (o Iborra) ([1862-Valence, [22]/01/1924) y Miguel Pellicer Sifre. La sociedad se constituye “con el exclusivo y determinado objeto de dedicarse a la explotación de espectáculos o fiestas en el Teatro Principal de esta ciudad, y a este efecto concurrir a la subasta de arrendamiento de dicho Coliseo." La sociedad “Galindo y Compañía” concurre efectivamente a la subasta, ganándola. De hecho la situación del teatro Principal es, en aquel momento, realmente preocupante y, al respecto, El Pueblo recoge un artículo publicado en el periódico La Gaceta Musical y de Teatros:

Para el día 22 del corriente se anuncia la tercera y última subasta de nuestro teatro Principal.
Nosotros, a pesar de los muchos deseos que hay de que por fin salga alguien que se atreva con la breva, creemos que no habrá postor, pues estamos convencidos de que si en la explotación del teatro no se siguen nuevos derroteros, la cosa es punto menos que imposible.
Uno de los apreciables colegas de la localidad se hace eco del rumor de que si la finca ha de ser explotada por administración, es muy probable que venga la compañía de opereta Giovanini Tani, y asegura que un inteligente agente de teatros trata de presentar una compañía formal de género lírico, que representará obras hace tiempo no vistas y estrenará otras.
Nosotros creemos que para la explotación del teatro por administración deben atenderse las razones que exponíamos en uno de los artículos publicados en los números anteriores; que debería darse lugar en la junta explotadora a los directores de los periódicos de la capital, y que debería procurarse en primer lugar dotar al primero de nuestros coliseos del espectáculo a que tiene derecho por su abolengo y representación. Con una buena gestión administrativa, el teatro puede producir muchos ingresos.
Efectivamente. Hoy se celebrará la tercera subasta del arriendo de nuestro desdichado teatro.
Parece que alguien que ya fue empresario del mismo trataba de quedárselo formando sociedad con otro.
Son varios los que ha hecho indicaciones de concurrir a la subasta.
Pero ya verán ustedes cómo también queda desierta.


El Pueblo, Valencia, 22 de octubre de 1897, p. 2.

El augurio del periodista no se realiza ya que la sociedad “Galindo y compañía” gana la subasta y se firma el Arrendamiento del Teatro Principal. Los arrendatarios eran por una parte Manuel Galindo Cortacans, abogado, y por otra parte José Ozcaris Sancho, de treinta y ocho años de edad, soltero, empleado, vecino de Valencia y José Sastre Navarro, casado, abogado, de cuarenta años de edad, vecino de Játiva.

galindomanuel01

Arrendamiento en Pª subasta el día 22 de octobre de 1897 del Teatro Principal

a la Sociedad "Galindo y Compañía" compuesta de los señores Don Manuel Galindo Cortancans y director del teatro; D. Miguel Miguel Malea Yborra y D. Miguel Pellicer Sifre (1) fue rematado por la cantidad anual de  ptas 12518.
[...] constituida en título y metálico 7510'80
Principa el arriendo en 29 de Octubre de 1897 que se hizo la entrega y termina según la condición 1ª de las especiales el día 13 de septiembre de 1900. Pago adelantado.

[...]

(1) Este señor [...] baja en [...] sociedad 2 meses después, según referencias

Arrendamiento del Teatro Principal, VIII Teatre 3. Arendaments caja nº 5. 81-93. 1897- leg 92
© Archivo Provincial de Valencia

Sin embargo, por razones desconocidas, Miguel Pellicer se da de baja a los tres meses:

Ha dejado de pertenecer a la empresa del teatro Principal el socio D. Miguel Pellicer, continuando la empresa D. Manuel Galindo y don Miguel Malea.


Las Provincias, Valencia, 28 de enero de 1898, p. 1.

valencia teatro principal 1899 

Valencia, Teatro Principal, c. 1899
© Valencia-Guía Diamante

El arrendamiento está previsto hasta el 13 de septiembre de 1900 y en aquel momento, el gerente de la sociedad “Galindo y Compañía” es Miguel Malea Iborra, y el nombre de Manuel Galindo no figura en el acta de entrega del Teatro Principal.
A partir de allí se pierde la pista del pionero. Lo único que tal vez se pueda relacionar con él es una postal fechada en París, el 17 de julio de 1899 de la cual es destinatario y enviada por la empresa parisina Gavioli & Cie. 

galindo 1899 01 galindo 1899 02
Gavioli & Cie, A Monsieur Galindo, 17 de julio de 1899, Fondo Madariaga 03/71
© Filmoteca Española

En la carta se le dice que el piano está ya a su disposición listo para la venta. Se refiere muy probablemente al piano eléctrico que Eduardo Gimeno adquirió a finales de julio de 1899. Dado que la carta tiene un remite en París, se podría suponer que Manuel Galindo estuvo algún tiempo en la capital francesa o tal vez se instaló allí.

Perdemos la pista de Manuel Galindo después de sus responsabilidades en la sociedad arrendataria. Sorprendentemente, el 26 de marzo de 1907, en Madrid, un tal Antonio Galindo Cortacans solicita una autorización para abrir un cinematógrafo en un solar de la Plaza del Callao. Con toda probabilidad el hermano de Manuel.

Agradecimientos

Biblioteca Hemeroteca Municipal de Zaragoza.

3

4

10/1895 Espagne Saragosse    
11-12/1895 Espagne Huesca    
12/1895 Espagne Valence    
03/1896 Espagne Tortosa    
06/08-05/09/1896 Espagne Bilbao El Sitio, c/ Jardines, nº 1 kinetógrafo
17/09-05/10/1896 Espagne Valladolid c/Pasión nº 4 y 6 kinetógrafo
<11->28/11/1896 Espagne Madrid c/Concepción Jerónima num. 6  
<21/12/1896-11/03/1897 Espagne Valence c/de las Barcas, nº 3 cinematógrafo
03-11/04/1897 Espagne Castellón de la Plana Teatro Principal cinematógrafo
 12/04/1897 Espagne Castellón de la Plana
c/ Caballeros cinematógrafo
 01-04/05/1897 Espagne Alcoy  Teatro Principal cinematógrafo
07/05/1897 Espagne Alcoy Círculo Industrial cinematógrafo
15/05/1897 Espagne Alicante  Teatro Principal  cinematógrafo