ZARAGOZA

Jon LETAMENDI GÁRATE
Jean-Claude SEGUIN VERGARA

Zaragoza, capital de la provincia de Zaragoza, tiene 98 188 habitantes (Censo 1897)

1896

El kinetógrafo (Teatro Principal, 28 y 30 de junio- [7] de julio de 1896)

En los últimos días del mes de junio de 1896, se anuncia en la prensa zaragozana la próxima llegada de la "fotografía animada":

Dentro de breves días podrá conocer el público zaragozano un admirable espectáculo: la fotografía animada, invento francés, denominada como el epígrafe que encabeza estas líneas y que ha logrado recorrer y atraer la atención pública en las principales ciudades de Europa, en el corto espacio de cuatro meses...Próximamente quedará anunciada por carteles, según nuestras noticias, la exhibición de este sorprendente invento, de paso para Lisboa, en el Teatro Principal de Zaragoza.


Diario de avisos, Zaragoza, 25 de junio.

Pocos días después, el Heraldo de Aragón anuncia ya la inauguración del nuevo aparato llamado el kinetógrafo:

El Kinetógrafo
Mañana domingo se inaugurara en el teatro Principal la exhibición del Kinetógrafo o cuadros de fotografías animadas, espectáculo que ha llamado extraordinariamente la atención en Madrid.
Seguramente en Zaragoza ocurrirá lo propio porque verdaderamente es cosa notable por todos conceptos y digno de verse. Por este invento se consigue reproducir minuciosamente toda clase de objetos, panoramas, ferrocarriles, etc., utilizando una maquina de 900 clisés exhibidos en un minuto, lo cual impide toda solución de continuidad y hace posible la fotografía animada. Todas las noches se verificaran cuatro exhibiciones a las ocho, nueve, diez y once con precios económicos. El teatro ha sido habilitado al efecto, habiéndose instalado luz eléctrica, y se han colocado butacas en el escenario haciéndose otras reformas para la habilitación de palcos, etc. El teatro se halla en condiciones de comodidad y frescura, y el lugar que ocupaba la orquesta será convertido en jardín. El espectáculo promete.


Heraldo de Aragón, Zaragoza, 27 de junio de 1896, p. 2.

Siempre resulta delicado saber si el anuncio no es en realidad un reclamo publicado por el propio dueño del kinetógrafo. Por lo demás, no disponemos de ninguna información relativa al operador y al aparato. En aquel momento, existe un kinetógrafo/cinetógrafo que lo pone en venta la casa Werner de París, sin que se pueda afirmar que se trata de este aparato. Se conoce que, en cualquier caso, el material no es del todo fiable ya que después de esta inauguración -de la que no disponemos de reseña- se suspenden las funciones por una cuestión de suministro de luz:

Anoche se suspendieron en el teatro Principal las experiencias publicas del Kiestografo (sic), hasta conseguir la rectificación de algunas deficiencias ajenas a la empresa, que impidieron en la primera noche el mejor lucimiento del espectáculo. Hoy se reanudaran las sesiones a las horas y precios anunciados por los programas, y posiblemente en día próximo se organizara una sesión magna en honor de la sociedad "El Ruido" a cuyo fin la empresa del mencionado espectáculo, se ha ofrecido incondicionalmente a la filantrópica Asociación.


Heraldo de Aragón, Zaragoza, 30 de junio de 1896, p. 3.

zaragoza teatro principal

Zaragoza, Teatro Principal
© Sánchez Vidal, 1996: 54

Finalmente, las proyecciones se reanudan el 30 de junio, y gracias a la gacetilla de El Heraldo de Aragón, conocemos algunos títulos presentados por el kinetógrafo:

Anoche tuvo lugar en el teatro Principal, la segunda exhibición del aparato "El Kinetógrafo".
Algunos de los cuadros de movimiento como el del Boulevard de la Magdalena (París), Un cruce de trenes, Un paseo en Niza y Una escena cómica, son de mucho efecto, habiéndose repetido anoche el Baile franco-español (en colores).
También fueron muy aplaudidas algunas proyecciones fijas.
En el Teatro se disfruta de una temperatura agradable. La sala esta iluminada por grandes focos de luz eléctrica y en el lugar que ocupaba la orquesta, hay un bellísimo jardín, adornado artísticamente por el conocido horticultor Mariano Cambra.
Un sexto dirigido por el Señor Malumbres, ameniza los intermedios.
El público que asiste a dicho espectáculo sale complacido.


Heraldo de Aragón, Zaragoza, 1º de julio de 1896, p. 3.

La presencia de vistas en colores podría confirmar la hipótesis de que se trate de un aparato patentado por los hermanos Werner. De la prensa zaragozana, el diario La Alianza aragonesa es el que sigue anunciando las funciones:

Teatro Principal
Continúan las exhibiciones del kinetógrafo en este coliseo, siendo muy concurridas; pues es un espectáculo muy bonito y digno de verse.
La empresa anuncia para esta noche la primera experiencia a las 9 la segunda a las 10 la tercera a las 11 suprimiéndose en lo sucesivo la de las ocho por ser demasiado temprano. Los que deseen asistir a dicho espectáculo no deben de descuidarse pues terminarán muy en breve sus exhibiciones.


La Alianza aragonesa, Zaragoza, 6 de julio de 1896.

 Y de hecho, este mismo periódico anuncia por última vez el kinetógrafo, el día 7 de julio de 1896.

El cinematógrafo (Paseo de la Independencia, 27, 14 de septiembre de 1896-[septiembre/octubre] 1896)

A mediados de septiembre de 1896, se instala un aparato cinematógráfico, en un local del Paseo de la Independencia, nº 27. Desconocemos el origen del proyecto, como el nombre del exhibidor

El primer diario en comentar la presencia del cinematógrafo es La Derecha del 14 de septiembre, con un anuncio muy similar a los que se publican en aquel momento:

En el paseo de la Independencia, numero 27, se darán desde hoy todos los días, de seis a ocho de la tarde y de nueve a doce de la noche, sesiones con varias vistas del Cinematógrafo, ese precioso aparato debido al genio de Edisson que tanto ha llamado la atención en las distintas capitales en que se ha dado a conocer.


La Derecha, Zaragoza, 14 de septiembre de 1896.

La alusión a Edison no significa sin embargo que el aparato tenga que ver con el genio de Menlo Park. Es habitual que se acuda a él o a los Lumière siempre que se evoca el cinematógrafo. En realidad, resulta difícil saber el origen de aparato. Al día siguiente, el Diario mercantil ofrece algunas informaciones más: 

En la calle de la Independencia, numero 27, se exhibe al público un bonito espectáculo, o sea, la fotografía en movimiento por el Cinematógrafo, verdadera maravilla de fin de siglo. Los personajes de estos cuadros están animados de un movimiento continuo natural, dando la perfección a la imagen de la vida. Cada sección dura media hora, con ocho vistas, y la entrada cuesta 50 céntimos. Las exhibiciones se celebraran todos los días, de seis a ocho de la tarde y de nueve a doce de la noche. La empresa advierte al público que cada semana se variaran algunas vistas. Es un espectáculo bien presentado y digno de verse. El Cinematógrafo ha logrado salvar las deficiencias del Kinematógrafo y el Amenitografo.


El Diario mercantil, Zaragoza, martes 15 de septiembre de 1896.

La prensa no llega a publicar informaciones relativas al repertorio y desconocemos por completo los títulos de las películas presentadas. Lo que sí sabemos es que las condiciones de proyección no son óptimas: 

El Cinetografo que se exhibe en el salón de la Independencia 27, ha gustado al público, y gustara cada vez más, cuando se lleven a cabo mejoramientos precisos para elefecto total. La empresa que ha tomado a su cargo este espectáculo, permanecerá hasta las fiestas de la Virgen del Pilar, con objeto de que tengan ocasión de admirar este invento los forasteros que vengan a Zaragoza.


El Diario mercantil, Zaragoza, miércoles 16 de septiembre de 1896.

Notemos que el nombre del aparato varía de un periódico a otro. Por lo demás, las pocas gacetillas que la prensa va publicando, ya no aportan nada ni sobre el contenido de las vistas, ni sobre el funcionamiento del aparato. Lo único nuevo es alguna información sobre sala, unos "amplios locales bajos de la casa número 27" (El Diario de Zaragoza, Zaragoza, martes 22 de septiembre de 1896.). Resulta difícil saber hasta que´momento permanece este cinematógrafo en Zaragoza, pero probablemente no llegue a presentarse más allá de los últimos días de septiembre o primeros de octubre.

Muchas incógnitas siguen existiendo con relación a este cinematógrafo. 

El kinetógrafo Werner de los Gimeno (Paseo de la Independencia, 28 y 27, [16]-[30] de octubre de 1896)

Desde el mes de agosto, Eduardo Gimeno Peromarta y su hijo Eduardo Gimeno Correas van presentando su kinetógrafo/cinetógrafo de la casa Werner. Poco antes ha estado en Valladolid, con motivo de las Fiestas Ferias de San Mateo. Padre e hijo van a instalar su aparato cinematográfico en los porches del Paseo de la Independencia, nº 28. Su nombre no aparece en la prensa, pero ateniéndonos a manuscrito escrito por Eduardo Gimeno Correas, padre e hijo están en Zaragoza con el kinetógrafo Werner: 

[…] el aparato en cuestión no dio su rendimiento por su mala construcción y condiciones (cosa que por aquellos tiempos, el ser perito en ello, era casi imposible) y sólo se veía el efecto apetecido, que la fotografía se animaba y movía en fin; que resultó un timo; más así y todo se fue presentando en Valladolid, Zaragoza y otras a costa de unos trabajos y astucias inesplicables para poder hazerle funcionar, tanto que el Sr. Jimeno lo descalificó y se quiso volver a su anterior industria, a su museo de figuras de cera.


Eduardo Gimeno Correas, manuscrito, 1938-1939: 5-6.

Por otra parte, disponemos del testimonio de José Blasco Ijazo que -a pesar de varios errores- nos ofrece un complemento y confirma la presencia de los Gimeno en Zaragoza:

El origen de esta clase de espectáculos en nuestra ciudad, data del año 1897 [sic]. En esa fecha, don Eduardo Gimeno Peromarta con un aparato “Lumière” [sic], se instaló provisionalmente en el bajo del paseo de la Independencia, núm. 28, proyectando la cinta “Un joven distinguido”, que tuvo gran aceptación. Luego pasó enfrente al número 27, casa de un porche, entre las calles de Sanclemente (don Felipe) y Cardenal García Gil. Tratábase de una sala modestísima titulada “VISTAS EN MOVIMIENTO”, que contaría con una veintena de sillas y la pantalla poco más del metro. Exhibir las películas “Los baños de Diana” y “Una carga de Caballería”, duraría escasamente veinte minutos. Gimeno explotó la novedad y por aquello de “quien da primero, da dos veces”, cobraba una peseta la entrada, más del triple de lo que costó después en otros locales. Cuando acababa la sesión, se encendía la única bombilla colocada en el centro, con potencia de cinco bujías, y ello quería decir “que se acabó lo que se daba.
José Blasco Ijazo, Los que fueron y los que son, Zaragoza: El día de Aragón, 1945, p. 28.

Ni se trata del año 1897, ni del cinematógrafo Lumière, sino de 1896 y del kinetógrafo Werner. Lo cierto es que efectivamente se presenta un kinetógrafo en el número 28 de la calle de la Independencia:

Continua viéndose muy favorecido El Kinetógrafo o la fotografía anunciada, cuyo espectáculo se halla instalado en el numero 28 de la calle de la Independencia(Porches del Paseo).Es un espectáculo culto y bonito que merece verse.


Diario de avisos, Zaragoza, 17 de octubre de 1896.

Confirmando lo que evoca Blasco Ijazo evoca en sus memorias, el aparato termina trasladándose al número 27, donde ha estado, con anterioridad, otro cinematógrafo:

FOTOGRAFÍA EN MOVIMIENTO.-EL CINEMATÓGRAFO(situado en el paseo de la Independencia, 27).El mayor descubrimiento de este siglo.-Todos los días sesión cada media hora, de seis a ocho y de nueve a doce de la noche.-Los personajes figurados de estas escenas, son animados de un movimiento continuo natural, dando la perfección a la imagen de la vida.-Cada sesión media hora, con ocho vistas-Entrada, DOS reales.


La Derecha, Zaragoza, 30 de octubre de 1896.

De este kinetógrafo, ya no se sabe nada. Si es probable que los Gimeno sigan algún tiempo en Zaragoza, semanas más tarde salen para Valencia, para la feria de invierno.

1897

1898

1899

1900

1901

1902

1903

1904

1905

1906

Bibliografía

SÁNCHE VIDAL Agustín, El siglo de la luz, Zaragoza, Caja de Ahorros de la Inmaculada, 1996, 260 p.

Afin d'optimiser votre expérience sur ce site, nous utilisons des cookies. Ils visent essentiellement à réaliser des statistiques de visites. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l’utilisation de cookies.