VITORIA

Jon LETAMENDI GÁRATE
Jean-Claude SEGUIN VERGARA

Vitoria, capital de la provincia de Álava, tiene 30 514 habitantes (Censo 1897)

1896

El kinematógrafo de Alberto Durán (1º-[9] de noviembre de 1896)

Alberto Durán, que acaba de presentar su kinematógrafo en Pamplona, llega a Vitoria y va a organizar unas cuantas sesiones en el Teatro Circo. Las proyecciones de vistas animadas forman parte del espectáculo organizado por la conocida compañía teatral Bolumar-Vivas. La inauguración tiene lugar el día 1º de noviembre, lo cual explica que también se presente el drama Don Juan Tenorio

TEATRO-CIRCO
Funciones de tarde y noche a las tres y media y ocho y media.
El drama religioso y fantástico en siete actos
DON JUAN TENORIO
Novedad
EL KINEMATÓGRAFO
Fotografías animadas
1º Un baño de negros
2º El fotógrafo
3º En la playa, baño de mar
4º La plaza de la Opera de París
5º Llegada de un tren
6º Miss Fuller.


El alavés, Vitoria, domingo 1º de noviembre de 1896, p. 3.  

vitoria teatro circo

Balbino Sobrado, Vitoria, Teatro Circo, (1919)
© Archivo Municipal de Vitoria

Alberto Durán dispone de un número limita de vistas animadas, de origen desconocido, De hecho, pocos cambios tenemos en los programas que se publican en la prensa. Lo que si recalcan los periódicos es la calidad mediocre de las proyecciones:

EL CINEMATÓGRAFO
Teatro-Circo
Buena entrada y buenas vistas, en el lienzo y…en la sala. La sesión duro una hora, agradando sobremanera todas las proyecciones.
Se repitió la llegada de un tren, que es de notabilísimo efecto.
Punto y aparte.
El sábado, probablemente, se darán audiciones fonográficas si para ese día pueden corregirse algunos desperfectos que ha sufrido el aparato al desembalarlo; y el domingo habrá dos sesiones de Cinematógrafo, una al anochecer y otra a las nueve de la noche.
La compañía Bolumar-Vivas ha salido para Pamplona esta mañana en el mixto.


La Concordia, Vitoria, viernes 6 de noviembre de 1896, p. 3.

En esta primera semana de proyección, uno de los periódicos, tal vez para incitar a los alaveses a venir a ver el cinematógrafo, anuncia la exhibición de la película En la playa de San Sebastián (El anunciador vitoriano, Vitoria, 3 de noviembre de 1896, p. 2). En realidad, como lo hacen muchos operadores, se trata de una vista de playa a la que se le añade un lugar para atraer al público... cuando de hecho se trata de la película En la playa, baño de mar: “una playa poblada de bañistas, nadando unos, corriendo otros, chapuzándose mutuamente, y viéndose salpicar el agua, el rizado de las olas, todo de la mayor naturalidad (El Anunciador vitoriano, Vitoria, miércoles 4 de noviembre de 1896, p. 3). Ya la final de su estancia, Alberto Durán se atreve a presentar unas vistas más atrevidas lo cual va a provocar la reunión de la prensa. Si bien el demócrata La Concordia obvia el asunto, el dinástico El Anunciador vitoriano reseña la función de manera moderada:

TEATRO-CIRCO
Un lleno, o muy poco menos, hubo en la tarde de ayer en el coliseo de la calle de la Florida, siendo muy celebradas y aplaudidas las fotografías animadas que se exhibieron en el “Kinematógrafo”.
Las sonatas del Graphophone también se aplaudieron por el público benévolo, pero el instrumento o aparato es deficiente para que se oigan con claridad en sala tan extensa.
Por la noche con buena entrada se volvieron a aplaudir las fotografías animadas dos de ellas nuevas; pero una de ellas nos pareció un poco atrevida, falta que es de censurar, y más aun donde asisten señoras.
El Graphophone pudo funcionar poco, porque a la debilidad de sus voces se agrego el repiqueteo de la lluvia en la cubierta del Teatro-Circo.


El Anunciador vitoriano, Vitoria, lunes 9 de noviembre de 1896, p. 1.

Lo que para este diario es “un poco atrevida”, es “algo disonante” para el carlista El Alavés del día 10 y desencadena la furia del periodista del integrista Diario de Álava:

Un escándalo mayúsculo
La pornografía en el Teatro-Circo
Vitoria no ha presenciado jamás el espectáculo inmoral y pornográfico presentado anteanoche en el escenario del Teatro-Circo.
Nunca hubiéramos creído que en teatro de Vitoria se llegase al extremo de la pornografía, y del escándalo como se llegó anteayer en el Teatro Circo.
Cristianas familias de esta localidad fiadas en la naturaleza del espectáculo “Kinematógrafo” presentado en días anteriores, asistieron el domingo para ver por su desgracia y sin que lo presumiesen un cuadro inmoral en extremo y que pareció tal aun a aquellos que alardean de más despreocupados.
Tres de las vistas fotográficas presentadas en dicho día en el Circo fueron y son dignas de nuestras más acres censuras. Con decir que uno de dichos cuadros representaba una casa de… (no queremos ensuciar estas columnas con su nombre creemos está dicho todo.
Lo más sensible es que el público de las localidades altas aplaudía a rabiar indecencias de tal naturaleza dando con esto muy mala idea de la cultura de este pueblo.
Como de una u otra clase van repitiéndose estos hechos creemos llegado el caso llamar la atención del Sr. Gobernador para que imponga el correctivo o multa a que den derecho las leyes.
Sería también de alta conveniencia que nuestros compañeros en la prensa católica tuvieran en cuenta nuestras afirmaciones para atacar al susodicho “Kinematógrafo” por si llegara a presentarse en sus ciudades pues con toda intención ha guardado en nuestra capital cuadros tan escandalosos para el último día de su temporada.
“El Anunciador” dice del cuadro a que anteriormente nos referimos que era algo “atrevido”. Conque algo ¿…? qué dirán de eso sus religiosos lectores?


El Diario de Álava, Vitoria, 10 de noviembre de 1896, p. 2.

Alberto Durán aprovecha el último día de su estancia en Vitoria para presentar unas vistas que a la vez atraen al público popular, pero escandalizan a la burguesía conservadora y católica local. El exhibidor sale luego de Vitoria y sigue su ruta hacia Logroño.

Repertorio (otras vista): Segadores en el campoQuema de hierbasLos herreros en la aldeaEl bosque de Bolonia en un día de batalla de flores (El anunciador vitoriano, Vitoria, 4 de noviembre de 1896, p. 3), El petardoUna calle de Londres (El Alavés, Vitoria, 7 de noviembre de 1896, p. 3.

El Cinematografo de Charles Kalb (Teatro Principal, 25-27 y 30-31 de diciembre de 1896-1º de enero de 1897)

Al terminar sus proyecciones en Valladolid, Charles Kalb sigue su recorrido hasta Vitoria con su cinematógrafo de la casa Clément & Gilmer. En la capital alavesa, la inauguración tiene lugar el 25 de diciembre en el Teatro Principal:

La empresa anuncia para el día 25 la exhibición del Cinematógrafo Karb [sic], de París.
La empresa del teatro ha contratado para mañana por sólo cuatro exhibiciones, el magnífico Cinematógrafo Karb [sic], que en París ha conseguido el mayor de los éxitos.


El anunciador vitoriano, 24 de diciembre de 1895.

vitoria teatro principal

Silvestre Pérez, Teatro Principal (début XXe siècle)

Poquísimas informaciones relativas a las películas presentadas. Sólo se evocan dos películas taurinas: 

Teatro Principal
[...]
El Cinematógrafo presentó escenas animadas, la mayor parte de ellas vistas en anteriores días, y los dos episodios de una corrida de toros, esto es, la salida de la cuadrilla y la suerte de capas, no lucieron como debiera, por trastorno de. la luz que había de iluminarlas.


El Anunciador vitoriano, Vitoria, 31 de diciembre de 1897, p. 2.

Finalmente, y tras pocos días, Charles Kalb organiza su última función el 1º de enero de 1897: "La velada de anoche terminó con la última exhibición del "Cinematógrafo"  (La Libertad, Victoria, sábado 2 de enero de 1897). El pionero sale para Santander.

1897

1898

1899

1900

1901

1902

1903

1904

1905

1906

Bibliografía

LETAMENDI GÁRATE Jon y Jean-Claude SEGUIN VERGARA, Los orígenes del cine en Álava y sus pioneros 1896-1897, San Sebastián, Filmoteca Vasca, 1997, p. 128..

Afin d'optimiser votre expérience sur ce site, nous utilisons des cookies. Ils visent essentiellement à réaliser des statistiques de visites. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l’utilisation de cookies.