Antonio GARCÍA ESCOBAR

(Lérida, 1861-Ecija, 1920)

escobar2

Antonio G. Escobar
Gran Vida, Madrid, nº 205, julio 1920, p. 207

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Juan Manuel García épouse Belén Escobar (Lérida-). Descendance :

  • Antonio García Escobar (Lérida, 11/03/1861-Ecija, 12/06/1920) épouse Hortensia Castelló y de Aguirre. Descendance :
    • Antonio García Castelló.
    • Álvaro García Castelló.
    • Ángel García Castelló.

2

Tras estudiar medicina, ingresa en la Academia de Infantería y luego en la Administración militar, a partir del  20 de agosto de 1879,  como lo evoca la nota siguiente:

Había nacido en Lérida, y muy joven empezó la carrera de Medicina, que abandonó al terminar el cuarto años por convencimiento de que sus cualidades de carácter no eran apropiadas para el ejercicio de la profesión.
Ingresó luego en la Academia de Infantería, de la que pasó a la de Administración militar, en la que obtuvo el grado de alférez.


Gran vida, año XVIII, Núm. 205, Madrid, julio de 1920, p. 207.

En situación de reemplazo (<1891-1895), Antonio García Escobar se dedica a los negocios y funda varias compañías:

Su temperamento activo y emprendedor no se avenía a la vida un tanto sedentaria del ejército, y al poco tiempo pidió el reemplazo, dedicándose de lleno a los negocios, fundando diferentes industrias y varias Compañías de seguros y mercantiles.


Gran vida, año XVIII, Núm. 205, Madrid, julio de 1920, p. 207.

No se sabe con exactitud el momento de su llegada a Barcelona, tal vez ya esté en la ciudad condal hacia 1885 si nos atenemos a una información:

CUERPO DE TELÉGRAFOS.-ESTACIÓN DE BARCELONA
Telegramas recibidos en el día de la fecha y detenidos en dicha oficina por no encontrar a sus destinatarios.
[...]
Número 656. Manresa, Antonio García Escobar, Hotel Falcón (ausente).


La vanguardia, Barcelona, 13 de mayo de 1885, p. 8.

Suponiendo, claro, que se trate de la misma persona, lo cual no se puede confirmar.

Operador de la casa Rus (1890-[1895])

Paralelamente a dichas actividades, se va a interesar por la fotografía estando en Barcelona. Trabaja como operador para la casa Rus y es uno de los fotógrafos que sacan las maniobras militares del ejército de Cataluña en Calaf (noviembre de 1890):

Injusticia sería no elogiar como se merece al operador de dicha casa D. Antonio García Escobar, enviado expresamente á Calaf, y que en el desempeño de su cometido ha evidenciado bien así su pericia en el arte fotográfico como su buen gusto en la elección de las escenas, grupos y paisajes.


La ilustración ibérica, Barcelona, 22 de noviembre de 1890, p. 747.

rus 1891 general brigada
General de Brigada (1890)

En diciembre de 1890, se organiza una Exposición Fotográfica en Barcelona:

En el Seminario Conciliar de cada ciudad se inaugurará el domingo una Exposición fotográfica.


El Diluvio, Barcelona, 18 de diciembre de 1890, p. 10456.

Aunque Antonio García Escobar no participa, va a dedicar un largo artículo, publicado en la primera página de La vanguardia:

MÁS SOBRE LA EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA
Sin embargo de haber tratado este periódico el asunto, a la amabilidad de su dirección debo el gusto de poder apuntar algunas consideraciones más sobre la exposición fotográfica catalana.
De extrañar era, dado el número de aficionados a la fotografía con que cuenta Cataluña y en especial nuestra ciudad, no se hubiera iniciado ya y secundado la idea de una Exposición fotográfica, y máxime cuando con tanta frecuencia se celebran en el extranjero como estímulo de la afición siempre creciente, y aun en época no muy lejana, abrió sus puertas la que en Madrid se celebrara.
No sabemos de quien surgió la idea, pues somos completamente ajenos a dicho certamen, pero aunque llevado a la práctica ha debido tropezar con muchos y diversos inconvenientes, algunos de los cuales saltan a la vista, elogiamos sin reservas el resultado de esa exposición que patentiza lo mucho que se ha generalizado el arte fotográfico y los buenos aficionados que lo cultivan y aprovechan de él sus últimos inventos y aplicaciones.
Cierto es que disponiendo tal vez de otro modo las instalaciones, que favorecieran más a las pruebas presentadas, ya por las condiciones de luz, ya por la posición misma según los asuntos que en ellas se representan, se hubiera ganado mucho en bien de los expositores luciendo más sus trabajos. Pero son más dispensables estas pequeñas faltas de colocación, ya que adivinamos los obstáculos que han debido vencerse para realizar la plausible obra.
Es causa de cundir tanto la afición a la fotografía el descubrimiento y aplicación de la gelatina bromuro de plata para la composición de las placas sensibles. Esta composición que puede y debe emplearse solo en estado seco, permite a diferencia del antiguo sistema al collodión húmedo, obtener vistas y retratos en cualquier momento dado, sin la previa engorrosa operación de sensibilizar una placa, ventajas tanto más estimables cuanto que con ellas se halla también la de la rapidez en las impresiones ya que las placas secas de hoy son un gran número de veces más sensibles que las antiguas húmedas. De ahí el número de aficionados que el arte va ganando, y de ahí también el inmenso número de aplicaciones que tiene hoy la fotografía en los diversos ramos y esferas del humano saber. Pero aun así creíamos y era de esperar figuraran en el certamen fotográfico pruebas obtenidas por el antiguo sistema no tan sólo por deber de respeto y recuerdo al primitivo procedimiento si que también por obtenerse con él clichés de una finura y transparencia como jamás se alcanzará por la nueva emulsión. Así pues, aunque algunas creímos adivinar figuraban en la exposición casi en tan cortísimo número y escondidas que sin duda pasarán desapercibidas a la generalidad de los visitantes.
Además, existe la creencia de que obtenido un cliché, para lo cual basta con enfocar y dar tiempo de exposición, ha terminado la verdadera misión del aficionado y es este un punto que merece capítulo aparte.
II
La fotografía, al considerarla dividida en las dos partes de arte y mecánica, necesita el buen aficionado no sólo conocerlas sino dominarlas perfeccionadamente y aun dirigir la segunda de ellas o sea la mecánica con cierto gusto artístico que dé el verdadero sabor de tal al todo terminado ofreciendo un bello conjunto. Por esto no basta con elegir asunto digno o arreglar el mismo, para lo que es necesario, poseen los conocimientos de composición que a un pintor son indispensables y tanto más y aun en mayor escala, toda vez que el pintor puede luego mejorar ciertos detalles ingratos al realismo con sus buenas dotes, mientras el fotógrafo una vez destapado el objetivo tiene que someterse a la impresión obtenida y pasar por todo cuanto el cliché ha reproducido, no basta decimos con esto, es necesario e indispensable saber no sólo desarrollar el cliché, si que también obtener de él positivas, pues las operaciones en el papel, necesitan por su relación con las del cliché, la dirección de una mano hábil que sepa darles el tono que más calidad dé a los objetos fotografiados, y de ahí el principio tan conocido en fotografía "un buen tirador, hace de un mal cliché una prueba pasable".
De igual modo el viraje y todas las demás operaciones, pues del colorido y presentación de una positiva depende su éxito como del colorido y presentación de un cuadro obtiene un pintor su gloria. La verdad de estos asertos, no hemos de esforzarnos mucho en demostrarla y créannos algunos aficionados, no supongan terminada su misión al desarrollar una placa, operación que aun hay algunos que no la llevan ellos a cabo; es preciso dirigir el tiraje, viraje y aun pegado y presentación de una fotografía con cierto arte relativo y con delicadeza y gusto.
Si alguna falta pudiera ver el más intransigente en estos asuntos, en las fotografías expuestas en el Seminario Conciliar, la que más salta a la vista es la de la presentación de los trabajos, algunos de los cuales no tan sólo tienen defectos de impresión y viraje si que también el esmalte y hasta el pegado han sido hechos con tal precipitación y abandono que desluce el efecto del cliché a veces bueno y de vistas bien entonadas y agradables.
III
Aparte de todo esto sentimos verdadero placer al examinar trabajos bien acabados y de mucho gusto, reproducciones de monumentos de gran valor y aun de documentos antiguos, instantáneos bien adquiridos y copias hasta de las costumbres y trabajos de los pueblos del campo.
Así los señores Romero lucían en sus instalaciones preciosas pruebas en papeles Marion, aristotípico brillante, mate y platino de hermosas vistas y edificios de Cataluña, de gran mérito, no sólo por el que en sí tienen como fotografías limpias, sí que también por el gusto en elegir los monumentos y el trabajo de tourista que representa; el señor Muñoz que más que un aficionado es un fotógrafo por la diversidad y limpieza de sus trabajos y por las grandes dimensiones de los mismos; el señor Baste y Ferrer que presenta bien y como se requiere el papel nitratado, en lo que le iguala el señor Gallisá; son de buen efecto las vistas estereoscópicas de Camilo Agustí, as´´i como las positivas por transparencia que expone el señor Serrahima.
El señor Badía luce entre otros trabajos unos trasportes de papel aristo sobre porcelana, de los que uno de ellos merece especial mención por sus tonos, no siempre fáciles de conservar en los trasportes. Las instancias del señor Vallhonrat, así como las del señor Egozcue con limpias, de buen tamaño y que acreditan la pericia de estos buenos aficionados y lo mismo las vistas de los Sres. Riba, Pinós, Imbert, Alós, vergés, Ferrer y Feliu, Llopis con buenos platinos, Vives, Puig, Vilaró, etc., con otras muchas pruebas de las que desconocemos los nombres de sus autores entre las que figuran unas instantáneas de máquina Stirn circular, muy limpias y bien tratadas, otras de vistas de Cataluña y algunas más de objetos de arte y arquitectura. Las positivas sobre seda también han tomado parte en la exposición, y dicho sea de paso, más valiera haberlas omitido, pues sin duda por la precipitación en los trabajos han salido un poquito desiguales.
No queremos terminar sin dolernos en estas columnas de la falta muy notada de algunos buenos aficionados a este certamen, y sólo podemos suponer haya obedecido su retraimiento a haber dado poca publicidad a la idea o a haber ellos recibido la noticia cuando ya no tenían tiempo para exhibir buenos trabajos. Por eso aconsejamos que no se circunscriban estas exposiciones a determinadas reuniones de aficionados y si a todos los de Cataluña, pues entre los que no figuraban hay muchos cuyos trabajos hubieran sido útiles al concurso, no sólo por su valía, si que también por el número de vistas de Cataluña más que se hubieran aportado, formando así aunque sólo fuera por algunos días una colección parecida a la que posee cierta sociedad de todo el Principado.
Corríjanse aquellos defectos y llénense estos vacíos, y al repetir estos certámenes pongámonos a la altura a que en todas las esferas ha sabido elevarse nuestra capital.
ANTONIO GARCÍA ESCOBAR


La vanguardia, Barcelona, lunes 19 de enero de 1891, p. 1.

Lo que indica el artículo sobre todo es que Antonio G. Escobar ya conoce perfectamente la fotografía en aquel momento. Las fotografías sacadas durante las maniobras de Calaf van a ser una buena oportunidad para ir a Madrid y el álbum fotográfico a figuras tal importantes como el general Martínez Campos:

Esta actividad fotográfica va a ser para él una buena ocasión para tomar contactos con máximas figuras del poder como el general Martínez Campos:

Hace dos días hizo entrega el delegado de la casa Fernando Rus, de Barcelona, al general Martinez de Campos del valioso y bien acabado álbum de fotografías instantáneas tomadas de los principales incidentes de las maniobras militares de Calaf. D. Antonio García Escobar, que desempeño tal comisión en nombre de la casa Rus, salió altamente satisfecho por la buena acogida del general, que alabó como merecen los trabajos y demostró la estima con que aceptaba el obsequio.


La correspondencia de España, Madrid, domingo 1º de marzo de 1891, p. 2.

O incluso la propia soberana:

Ayer tuvo el honor de ser recibido por S. M. la reina regente, el delegado de la casa Fernando Rus, de Barcelona, quien hizo entrega a la augusta señora del album de fotografías de que era portador.
El Sr. García Escobar oyó de labios de  S. M. las mayores muestras de su agradecimiento, saliendo en estremo complacido de la amabilidad con que fue aceptado el obsequio.


La correspondencia de España, Madrid, jueves 5 de marzo de 1891, p. 1.

Además, es uno de los que impulsan la fundación, en los primeros días de 1891, de la Sociedad Fotográfica Española de la cual se convierte en secretario:

Anteanoche quedaron aprobados en junta general los Estatutos que han de regir después de aprobados por el señor Gobernador de la provincia, para la Sociedad fotográfica española. La Junta Directiva provisional la componen D. Matías Muntadas, presidente; D. Antonio Ametller, vicepresidente; Dr. D. Jaime Ferrara, D. Pablo Audouard, D. Enrique Alexander, D. Jaime Subirá, vocales, y D. Antonio García Escobar, secretario. Para la admisión de socios están indicados como puntos de suscrición las casas expendedoras de artículos de fotografía D. Fernando Rus, señor Busquets y Duran, señores Grau y Subirá, talleres de D. Pablo Agustí y taller de fotografía de Audouard y C.ª.


Diario de Barcelona, Barcelona, miércoles 28 de enero de 1891, p. 1220.

Estas actividades fotográficas y posiblemente su estatuto de militar lo ponen en contacto con la casa real por lo menos desde el comienzo de la década de los noventa:

Esta mañana ha llegado a Madrid don Antonio García Escobar, delegado de la cada Fernando Rus, de Barcelona, portador de un album de fotografías instantáneas tomadas de los principales incidentes de las maniobras militares de Calaf, y con destino a ofrecerlo a S. M. la reina regente, como muestra de los productos y artículos fotográficos que en tan gran escala trata aquella casa.
Otro obsequio análogo se ofrecerá por dicho establecimiento al capitán general D. Arsenio Martínez de Campos.


La correspondencia de España, Madrid, 18 de febrero de 1891, p. 3.

Además de su labor práctica, Antonio García Escobar también participa a la divulgación de la fotografía y de sus procedimientos  como en esta conferencia:

En el local dé la Sociedad Fotográfica Española se dará una conferencia pública el día 15 del corriente á las 9 de la noche, tratando el socio don Antonio Garcia Escobar de la "Historia de la fotografía y sus procedimientos físicos."


La dinastía, Barcelona, jueves 14 de mayo de 1891, p. 2.

En 1891, es premiado por la Sociedad Fotográfica Española, en Barcelona y poco tiempo después, en julio, es miembro del jurado de la Exposición fotográfica donde exponen, fuera de concurso, Pablo Audouard y Antonio Esplugas.

En junta general celebrada el martes último por la Sociedad Fotográfica Española, fueron elegidos para otorgar los premios de la actual Exposición, los Sres. D. Jaime Subirá, D. Antonio García Escobar, D. Lorenzo Valentí, D. José Thomás, D. Luis Pellicer, D. Jaime Ferrán y D. Carlos Bertazioli:


La publicidad, Barcelona, 4 de julio de 1891, p. 3.

En lo sucesivo, las informaciones de que se dispone son más de tipo militar, sabiendo que él sigue perteneciendo al ejército. En diciembre de 1892, se puede leer en El correo militar:

En el Cuerpo de Administración Militar, se han hecho los siguientes cambios de destino:
[...]
Los oficiales terceros: [...] D. Antonio García Escobar, a la Inspección General.


El correo militar, Madrid, miércoles 28 de diciembre de 1892, p. 2.

La guerra hispanoamericana (1896-[1898])

En 1896, es destinado a Cuba hasta el final de la guerra, en 1898:

Cuando el auge de esto negocios exigían una mayor atención, surgió la guerra de Cuba y el Sr. Escobar, que no había olvidado que era militar y que había jurado defender la Patria, pidió su vuelta a activo, y abandonando todos sus negocios, marchó a Cuba, permaneciendo en la isla durante toda la campaña, siendo condecorado por méritos contraídos en la misma.


Gran vida, año XVIII, Núm. 205, Madrid, julio de 1920, p. 207.

No se sabe más sobre este periodo, aunque una publicación curiosa firmada "Antonio G. Escobar" evoca la guerra; se trata del poema "La Caridad en la Guerra":

LA CARIDAD EN LA GUERRA
Con la proa al Occeano
sale el coloso marchando.
Da el último adiós la mano,
y allí se quedan llorando
una madre y un anciano.
La mujer en su quebranto
llora sin paz ni consuelo.
En viejo confía en el cielo,
y enjuga el furtivo llanto
en la punta de un pañuelo.
El hijo, que ya es solado
aunque a su suerte no cuadre,
va alegre y entusiasmado;
pues, a falta de una madre,
halla una hermana a su lado.
Y cuando el plomo homicida
con sus heridas le aterra,
hay algo sobre esta tierra
que le da consuelo y vida...
¡La Caridad en la guerra!
ANTONIO G.ª ESCOBAR
8 Septiembre de 1896.


Diario de Córdoba, Córdoba, 16 de octubre de 1896, p. 1.

El Graphos y El Cinematógrafo ([1899]-[1907])

Entre su regreso de Cuba y su localización efectiva en Madrid existe un periodo durante el cual no se sabe si ha vuelto a Barcelona, si está en otra parte o si ya reside en Madrid. En cualquier caso, no se desprende de sus implicaciones comerciales (Vice-presidente del círculo de la Unión Mercantil), aunque va a intensificar sus actividades fotográficas. Desde los últimos días de 1899, la prensa madrileña anuncia la próxima apertura de la tienda "El Graphos", calle de la Victoria, 2.

escobar graphos

El liberal, Madrid, domingo 24 de diciembre de 1899, p. 4.

El 5 de enero de 1900, Antonio G. Escobar inaugura, calle de la Victoria, nº 2, la casa "El Graphos" dedicada á la venta de artículos para fotografía, fonógrafos y cinematógrafos. En un largo artículo publicado en el periódico El Liberal detallada sus actividades y, en particular, las relativas al cinematógrafo:

EL "GRAPHOS,,
Antonio G . Escobar, Victoria, 2
MADRID
Constituye este elegantísimo almacén, recientemente abierto al público, un centro artístico que, en aparatos, artículos y productos para la fotografía, en cinematógrafos, películas, linternas é instalación de aquéllos, fonógrafos, grafófonos, diafragmas y cilindros, impresionados y en banco, tiene seguramente una de las colecciones más importantes de Madrid y de España.
El Sr. Escobar, hombre de gran cultura, que ha viajado por toda América, y que recientemente en París, Berlín, Viena, Bruselas y algunos puntos do Italia, ha estudiado la especialidad de sus artículos y puéstose de acuerdo con los principales centros da producción, puede ofrecer al público de la capital, da provincias y de América cuantas novedades existen en el comercio á que viene dedicado hace diecisiete años.
En lo que se refiere al cinematógrafo, es la primera casa da Madrid y Ia única que impresiona películas, haciendo las positivas y las negativas para obtener las vistas en aquellos aparatos El Graphos vende los cinematógrafos desde un precio muy reducido, en condiciones que no hay más que proceder a su colocación, y tiene en su casa salón con arcos voltáicos para la prueba de sus aparatos. Se encarga de hacer instalaciones en provincias, y es el primero hasta ahora que en España puede vender los cinematógrafos en condiciones de colocarlos inmediatamente.
Se ocupa también de los fonógrafos y la sencillez de sus aparatos, cuya manipulación y mecanismo no necesitan conocimiento alguno previo, los hace muy recomendables: tiene una extensa colección de cilindros con cantos para iglesia, recitados, cuentos, ópera, zarzuela, orquesta y cuanto es útil, instructivo o de recreo. Al lado de las máquinas más perfeccionadas y elegantes, las tiene desde cuarenta pesetas, y en lo que se refiera a los cilindros, envía muchos a provincias, y ahora está sirviendo un pedido importante para París, de música puramente española.
El Sr. Escobar entiende que las casas fonográficas de España deben abonar a los autores de música un tanto por ciento por la propiedad, pero que es absurdo pretender exclusivas ni para él ni para nadie.
El liberal, Madrid, miércoles 17 de enero de 1900, p. 2.


El Liberal, Madrid, 17 de enero de 1900, p. 2.

 En poco tiempo, los anuncios se publican en la prensa nacional, lo cual indica una estrategia más amplia.

escobargraphos1
La Lucha, Gerona, 19 de junio de 1900, p. 4

Desde un principio, la cinematografía forma parte de las actividades de El Graphos y se impresionan cintas como lo señala el mismo periódico:

El Graphos.—Cada día es más visitado este elegante almacén de artículos de fotografía, de fonógrafos y sala de audiciones. Es la única casa que puede montar un cinematógrafo y la única que impresiona películas. Los precios de los fonógrafos son excepcionales.


El liberal, Madrid, lunes 5 de marzo de 1900, p. 3.

Y a los pocos días se anuncia la, de momento, primera película conocida de la casa Escobar, el Carnaval de Madrid, así como los cilindros fonográficos impresionados por El Graphos: Uno de los primeros es el del :

Hemos tenido ocasión de oír los cilindros fonográficos que la casa "El Graphos", Victoria 2, ha impresionado con su sistema especial de diafragmas. El señor Escobar  ha logrado la fidelidad absoluta de la voz humana y la sonoridad completa de las bandas militares, fonogramas que han llamado la atención de los buenos aficionados, por su dulzura, delicadeza e intensidad.
Como novedad cinematográfica presenta esta semana la de las películas de 22 metros, del Carnaval de Madrid en Recoletos, únicas vistas obtenidas en España y que vienen á aumentar la surtida colección de las que expende la casa.


La Época, Madrid, 17 de marzo de 1900, p. 3.

En poco tiempo, Escobar se convierte en una figura esencial del cinematógrafo en la capital y, ya en 1901, está directamente en relación con la casa real donde le presenta las novedades cinematográficas al rey:

EL REY, FOTÓGRAFO
Sabido es que una de las aficiones favoritas de S. M. el Rey es la fotografía, y que, como aficionado que sabe, vale y puede, en su curiosa cámara está todo lo más delicado, nuevo y perfecto que existe en el ramo de referencia.
Estos días ha enriquecido esa colección con una nueva máquina, que es la última palabra en la materia; máquina de fácil manejo, de comodidad e ingenio, traída del Extranjero, en su excursión a París y Berlín, por el peritísimo industrial D. Antonio G. Escobar.
Trátase de un cinematógrafo de bolsillo, como dicen los franceses, o de aficionado, como lo titula su importador, tan ingenioso, que puede servir para tomar vistas y para proyectarlas luego.
Un alto funcionario de Palacio estuvo en El Graphos, calle de la Victoria, 2, donde se venden, y lo adquirió por encargo del augusto aficionado, con películas impresionadas y otras para obtener negativas y positivas, todo ello digno de llamar la atención.
Las pruebas se hicieron ayer tarde, después de la recepción oficial, hora en que S. M. el Rey, con algunos amiguitos suyos y dos altos funcionarios, reunidos en la sala de estudio del Soberano, celebraron la bondad del aparato, que manejó admirablemente el mismo señor Escobar, llamado exprofeso por el Rey.
La sesión fue muy amena. Se proyectaron algunas películas; utilizáronse algunos aparatos fotográficos de la regia propiedad, y se habló de los progresos y útiles de aquel arte, entre atinadas observaciones del Soberano y prácticas aclaraciones del profesor, uno de los más acreditados en la materia.
Como consecuencia de estos informes, el señor Escobar recibió el encargo de colocar un arco voltaico para las proyecciones y de completar con todas las novedades últimas la colección fotográfica del monarca, colección que será dentro de poco una de las más completas que pueda ostentar un aficionado.
El Graphos y su dueño honran a la industria madrileña.


El Heraldo de Madrid, Madrid, 24 de enero de 1901, p. 3.

escobarfoto01 escobarfoto02
Antonio G. Escobar, Visor estereoscópico (c. 1902)

En las primeras semanas, Antonio G. Escobar participa al carnaval con una carroza: 

El Carnaval en Madrid
La alegría y animación que reinó ayer tarde en los paseos del Prado, Recoletos y la Castellana fue extraordinaria, así como la falta de cultura que se demostró por muchos salvajes que, bajo el pretexto de arrojar serpentinas, cometieron bastantes tropelías de que han sido víctimas muchísimas personas.
[...]
Las carrozas
Desfilaron ante el jurado la de los Tiroleses. La de las seis zapaterías más baratas de Madrid, El Graos [sic], de la casa Escobar, la mejor de todas, en la que se hallaban artísticamente agrupados todos los artículos de fotografía. La Chavala, anunciadora de confecciones. La de la Quinta de la Esperanza. La de Celda, rica en plantas y flores. Una chocolatera de la fábrica de chocolates La Española. El Anuario de Baiy [sic]-Bailliere y un tiesto con palmera de la casa Belon.


El día, Madrid, 12 de febrero de 1902, p. 2.

Entre los varios cinematógrafos que filman las fiestas de la jura de Alfonso XIII, en mayo de 1902, está el de Antonio G. Escobar:

Para explicar las diferentes anomalías que en las proyecciones cinematográficas aparecen con general extrañeza de los espectadores. El Cosmos publica un ligero estudio del Dr. Schrwald, cuyo contenido creemos de interés por servir de aclaración á los que en las recientes películas de la boda de S. M. el Rey, obtenidas por la casa Escobar de Madrid, hallaban los mismos inexplicables efectos en las ruedas de las carrozas regias.


Graphos ilustrado, nº 6, junio de 1902, p. 183.

Aunque la calle de la Victoria está muy abandonada, el comercio El Graphos se distingue por su portada modernista. Probablemente haya que situar en 1902, el comienzo de su responsabilidad como cinematografista de la familia real. Es el responsable del gabinete cinematográfico, instalado en Palacio, que sirve que sala de proyecciones, y también de estudio de rodaje, como lo comenta, en 1907, el Graphos ilustrado:

D. Alfonso XIII, como apasionado amateur, ordenó hace años la instalación en Palacio de un gabinete cinematográfico para la toma de vistas y exhibición de proyecciones animadas. La instalación y dirección de aquel taller fue confiada a D. Antonio G. Escobar, Director de esta Revista y propietario del establecimiento de artículos fotográficos "El Graphos" de Madrid.


Graphos ilustrado,  nº 16, año II, abril 1907, Madrid, p. 120. 

Además Antonio G. Escobar sigue desarrollando su producción cinematográfica ofreciendo cintas del Viaje de S.M. por el Norte de España. Así, está rodando en Santander, la entrada y la salida del Rey de la catedral:

De la visita del Rey
[…]
Olvidos y detalles
Al correr de la pluma en la larguísima información que ayer hicimos de la visita del Rey a Santander, omitimos algunos detalles.
[…]
-Desde los balcones de El Cuartelillo estuvo impresionando películas cinematográficas para el cinematógrafo del Rey el artista fotógrafo don Antonio García Escobar, el cual fue visto por el monarca al entrar y salir en la Catedral, saludándole al hacerle algunas fotografías. Los huéspedes y los dueños vitorearon al Rey.


El Cantábrico, Santander, viernes 15 de agosto de 1902, p. 1.

La serie completa está a la venta en octubre:

ACTUALIDAD MADRILEÑA
La calle de la Victoria
Es una de las más céntricas y de las más abandonadas; las aceras son ridículas de puro desiguales, el empedrado tiene sinuosidades, se barre poco y mal, y toda la calle tiene dos faroles y medio, porque el del centro sirve también para la calle del Pozo.
En esta calle hay veintidós comercios de primer orden, constituidos por tres hoteles, establecimientos de primera de modas, sastres, ropa blanca, zapaterías y tiendas de verdadero lujo. Es decir, que hay veintidós contribuyentes al Estado y al Municipio, que relativamente están peor tratados que en Canillejas, dándose el caso que para dos faroles y medio que paga el Municipio, tengan los comerciantes hasta una docena de arcos voltaicos.
Recientemente, uno de los comercios de esta calle, El Graphos, de que es propietario D. Antonio G. Escobar, acaba de hacer una portada modernista que es una verdadera obra de arte; el tono de color es insinuante y no chilla; el dibujo, saliendo de los moldes conocidos y siendo original, no es estrafalario, constituyendo la portada de que nos ocupamos un trabajo verdaderamente artístico. El Graphos administra la preciosa publicación titulada La Fotografía; en cuanto se refiere á los artículos necesarios para ella, es el Centro más importante de Madrid, y como el Sr. Escobar ha acompañado al rey en su viaje, ha impresionado películas para cinematógrafo, que hacen de su casa, bajo este punto de vista, la primera de España y de la que con ocasión de los cinematógrafos hemos de volver á ocuparnos.


El liberal, Madrid, jueves 23 de octubre de 1902, p. 2.

Con motivo del viaje de Alfonso XIII a Cartagena, Antonio Escobar lo acompaña para sacar vistas cinematográficas:

Nuestro querido amigo y Gerente de la Revista, D. Antonio G. Escobar, ha tenido el honor de acompañar a S. M. el Rey en su viaje a Cartagena. El Sr. Escobar ha obtenido admirables películas cinematográficas de la regia visita, que demuestran el dominio absoluto con que maneja el cinematógrafo.


La fotografía, año II, número 22, Madrid, julio de 1903, p. 11.

Además de sus actividades relacionadas con la fotografía y el cinematógrafo, El Graphos también comercializa el Extintor Mahieux:

Cómo pueden evitarse los incendios.
El horroroso incendio del teatro Eldorado, ocurrido anoche, da la nota de actualidad al Extintor Mahieux.
Con este sencillo aparato, cuyas pruebas superaron a toda esperanza, extinguiendo en pocos segundos el imponente fuego producido en una caseta impregnada de brea y petróleo a presencia de S. M. el Rey y numeroso público, que lo aplaudió espontáneamente, se hubiera conseguido dominar el incendio desde su principio, salvando cuantiosos intereses y evitando un día de triste recordación para el vecindario de Madrid.
Del éxito seguro y probado de este precioso aparato dan hermosa prueba el incendio sofocado en minutos en un almacén de maderas de Biarritz y en la farmacia de Jolosa.
Hace cuarenta y ocho horas que su representante en Madrid, D. Antonio G. Escobar, Victoria, 2, recibió los primeros 5.000 aparatos, y ya los pedidos son considerables para los establecimientos oficiales, teatros, comercios, almacenes e industrias, casas particulares y estancias veraniegas, tan desprovistas de material contra incendios.
Felicitamos a nuestro amigo Sr. Escobar, importador de este indispensable aparato, que tantos servicios podría prestar a la Humanidad.


Heraldo de Madrid, Madrid, domingo 19 de julio de 1903, p. 3

A partir de 1903, Antonio G. Escobar es administrador de la revista mensual ilustrada fundada en 1901, La Fotografía y cuyo director propietario es Antonio Cánovas. También publica un breve Tratado práctico de fotografía al carbón. Además edita catálogo.

escobar 1903
El imparcial, Madrid, martes 7 de julio de 1903, p. 4.

En su salón cinematográfico, el dueño organiza conferencias sobre las novedades fotográficas como la que da sobre el Taxiphote de Richard en octubre de 1903:

EL TAXIPHOTE de Richard aplicado a las proyecciones.
Curiosísima y entretenida resultó la sesión de proyecciones que en el Salón cinematográfico de nuestro amigo D. Antonio G. Escobar, presenciamos noches pasadas.
Tratábase de experimentar prácticamente las ventajas o desventajas del Taxiphote para proyecciones, última creación de Mr. Richard. Nada diremos del aparato en sí, porque ya hemos convenido cuantos de veráscopo nos ocupamos que un Taxiphote es absolutamente indispensable para todo el que posea siquiera una regular colección de positivas, sino quiere desesperarse metiendo y sacando vistas en un estereóscopo de mano, o limitarse a ver las 25 o las 50 de un estereóscopo de cadena. Conste, pues, que no bombeamos al Taxiphote, entre otras muchas razones, porque no le hace falta, y entre las cosas fotográficas que se recomiendan por sí mismas, esa es una de ellas. Pero lo que no vamos á tener más remedio que poner por las nubes es la combinación del Taxiphote con la linterna de proyecciones que le ha añadido Mr. Richard.
Al principio de la sesión nos disponíamos incluso á jalear al operador (que era el amigo Escobar) si la experiencia no salía bien. Mas, luego...
El aparato se describe por sí mismo con sólo fijarse en las figuras que van á continuación y que representan el Taxiphote (abierto para que se pueda ver su disposición) y la parte delantera de la linterna, con la marcha que siguen los rayos luminosos. A, es la luz (arco voltaico, calcio) (fig. 1.a) etc.; B, el condensador; C, la abertura del Taxiphote por donde la luz penetra y que es donde hay cristal esmerilado cuando no se hacen proyecciones y se quiere destinar el aparato á su uso más general; D, la positiva que sale del cajetín, y F, la lente que hace de objetivo. A 4 metros de un lienzo ó de una pared, se obtiene una imagen luminosa perfecta de 1'50 en cuadro; á 10 metros se obtiene un cuadrado de 4 metros, etc.
Inútil advertir que las positivas hay que invertirlas para que, en la proyección, salgan derechas. Y no se crea que hay que volverlas una á una, no. Véase como (fig. 2.a) tomando otro cajetín vacío, haciendo encajar sus ranuras en las positivas del lleno, y dando una vuelta, ¡zas!... ya está hecho el milagro. Y ocioso es, asimismo, manifestar que pueden hacerse ampliaciones substituyendo las positivas por negativas.
Pero, volvamos en sí, es decir, á la sesión de proyecciones.
Dada la corriente y encendido el arco (lindo de verdad) el amigo Escobar hizo desfilar ante nosotros, en menos de veinticinco minutos 300 vistas positivas, entre las cuales, seamos justos, había como en la viña del Señor de todo, aunque predominasen las superiorísimas de buenos aficionados. Sobresalieron: una colección de gatos, varios saltos de caballos, interiores del Escorial y de Santiago, dos retratos de ninfas acaloradas, y por consiguiente poco vestidas, y un estudio de pescados que, visto con el relieve del estereóscopo, debe ser azúcar con azúcar. Entre las abominables, resaltaban las hijas legítimas y en línea recta de esa funesta hidroquinona, que dá cada blanco y cada negro...
En conjunto, el rato fué delicioso. Y la utilidad, rapidez y facilidad del Taxiphote proyector quedaron plenamente demostrados. Es un encanto.
A Escobar lo que más le gustó fué el final. Consistió en vender el Taxiphote y su correspondiente linterna, á uno de los espectadores, que aprontó ipso facto las pesetas correspondientes á 575 francos que cuesta todo. Nosotros no queremos echar la cuenta. ¿Para qué?...

escobar 01 escobar 02

La fotografía, año III, número 25, Madrid, octubre de 1903, p. 5-7.

escobar 03

La fotografía, Madrid, año III, núm. 30, marzo de 1904, p. 177.

En 1904, con motivo del viaje de Alfonso XIII a Santiago de Compostela, Antonio Escobar acompaña al rey para sacar unas cuantas cintas cinematográficas:

Notas del viaje Regio
Santiago 24.
El polvo, el calor y las molestias del viaje nos pusieron en tal estado, que apenas nos conocíamos unos á otros, y eso que el núcleo principal de viajeros lo formaban, aparte del ministro de Instrucción pública, el exministro D. Rafael Gasset; el director de Agricultura, Sr. Prado y Palacio; el barón de Petres; el ingeniero de la división del Norte, señor Catarineu; el simpático propietario del Graphos, cuyas cintas cinematográficas de los viajes Regios se conservan en Palacio como recuerdo vivo de los éxitos alcanzados por nuestro Rey en sus expediciones; el diputado Sr. Neira, Sánchez Ocaña y otras personas tan conocidas como las citadas.
[...]
FLEISSIG


La época, Madrid, viernes 29 de julio de 1904, p. 2.

Pocos días después en El Imparcial se pone a la venta la cinta S.M. el rey en Santiago:

PELÍCULA PARA
CINEMATÓGRAFO
S.M. el rey en Santiago:
Comitiva regia con el hábito de la Orden a la ofrenda. Baile Rigodón de Cabezudos. Visita a la Universidad. 100 metros 300 ptas. Gran éxito para espectáculos. Casa Escobar, Victoria, 2, Madrid.


El imparcial, Madrid, miércoles 3 de agosto de 1904, p. 4.

Como lo lleva haciendo desde hace años, Antonio García Escobar también escribe artículos sobre la fotografía e incluso la cinematografía como en este artículo publicado en la revista La fotografía:

LOS PROGRESOS DEL CINEMATÓGRAFO
EN estas tardes de Otoño en que anochece tan pronto, es sumamente grato el acudir allí donde se reúnen buenos aficionados á la Fotografía, para departir amigablemente sobre el tema inagotable de nuestra afición favorita.
Pero esas reuniones íntimas aumentan considerablemente su atractivo cuando, como ocurre en la Administración y Redacción de La Fotografía, se esmaltan las conversaciones con ejemplos prácticos y tangibles, respecto de nuevos papeles y nuevos virajes; nuevos aparatos é invenciones modernísimas. Estas experiencias no se extienden tan sólo á la fotografía plana y á la estereoscópica, sino que alcanzan á las utilísimas y entretenidas proyecciones estáticas, con positivas de relevante mérito, y dinámicas, con películas realmente maravillosas.
El Cinematógrafo prosigue su marcha triunfal, perfeccionándose más cada día y centuplicando el interés y la utilidad de la invención en sí. Ante la perspectiva de una ganancia segura, se ha creado una verdadera industria productora de películas. Ya se organizan espectáculos, no para divertir al público reunido en un teatro, sino para obtener una buena negativa cinematográfica, que, reproducida infinidad de veces en positiva, recorre después el mundo.
En esto de las películas del Cinematógrafo, puede y debe hacerse una división fundamental. Hay películas para el público y películas para los gustos educados, para los artistas. Son las primeras, aquéllas en que se derrochan el ingenio y el dinero, para producir escenas artificiosas, cuadros de magia, transformaciones, historietas de toda clase de colores y mil invenciones más, que son de seguro efecto para el público que paga. Admirando yo todo el mérito que tales combinaciones reúnen; aplaudiendo el esfuerzo de imaginación, el talento en la composición y demás cualidades que tales cintas cinematográficas suelen reunir, declaro que no me gustan ni divierten la centésima parte de lo que me entretiene y complace un trozo de vida
[...]
tes provistas de obturadores, cuyo funcionamiento era simultáneo por disposiciones eléctricas.
Posteriormente, M. Marey, el general Sebert y M. Anschütz utilizaron la Cronofotografía, con aparatos deficientes de su invención, para copiar los movimientos de algunos animales, así como otros fenómenos fisiológicos.
Pero todos estos aparatos utilizados no servían, por lo general, más que para presentar y estudiar las imágenes aisladamente, hasta que en 1893 Edisson instaló su Kinetoscopio, presentando al espectador una larga serie ó cinta de imágenes simultáneas, que se sucedían en muy cortos intervalos, y daban la ilusión de la realidad en los movimientos. La rapidez en la presentación de imágenes era tal para que ésta apareciera con limpieza, que no podía bajar de 1/7000 de segundo, y por tanto era necesario una cantidad de luz extraordinaria.
El Cinematógrafo vino á corregir esos grandes inconvenientes por la aplicación de los eclipses en la imitación de imágenes.
Teniendo en cuenta que la impresión en la retina persiste durante 2/45 segundo, se ideó el disco obturador que ocultara la imagen proyectada en el momento de ser substituida por la siguiente, y cuya operación ó eclipse fuera de 1/45 segundo como máximum, con objeto de que existiera aún la anterior impresión al presentarse la siguiente.
Este es el principio del Cinematógrafo, que no contento con tal perfeccionamiento, le adicionó una linterna de proyección, y lanzó ésta sobre un lienzo, presentando los cuadros hasta cien veces mayores que la imagen obtenida por la cámara.
Para obtener este resultado es indispensable valerse en la linterna del arco voltaico, y aún éste con intensidades de 25 á 60 amperes, según la distancia y tamaño de la proyección.
Las películas en que se obtuvieron las primeras pruebas tenían un largo de 16 metros, longitud que si pareció considerable y satisfacía con creces á los espectadores, pronto fué aumentándose á 20, 40, 60 y 100 metros, y aun hoy se fabrican, impresionan y proyectan cintas de 390, 500 y 1.000 metros. Claro está que en la imposibilidad de fabricarlas de un solo largo y emulsionarlas, son el producto de unir ó pegar diferentes películas de 50 metros, negativa sensible, y hacer por partes también el revelado y positivado de los mismas.
El material y sistemas para la manipulación en el laboratorio son de una sencillez encantadora cuando se ha adquirido el hábito de trabajar esos enormes tamaños.
Las fábricas que más á la cabeza marchan en la construcción de aparatos, y, sobre todo, en la impresión de películas estudiando asuntos ya artísticos, de actualidad ó de espectáculo, son las de Pathé, Gaumont, Warvich, Aurban, Meliés, Mester, Edisson, Paul y otras de menor importancia.
El ingenio de los artistas que discurren los cuadros puestos á contribución por la competencia en el buen gusto de los fabricantes, nos hacen gozar de reproducciones de la vida real y reconstitución de hechos históricos, cuya preparación de actores, atrezzo, vestuario, decorado, ensayos, etc., etc., se eleva á veces a bastantes miles de francos.
Prueba de ello son las películas de María Antonieta, El reino de las Hadas, Cristóbal Colón, El Barbero de Sevilla. Los siete castillos del Diablo, y tantas otras cuya longitud oscila entre los 300 y 1.000 metros, y en las que actúan 100 y 150 personas con trajes de la época á que se refieren, y todos los accesorios necesarios al justo éxito del espectáculo.
En España, desgraciadamente, no se ha desarrollado esta industria, no sólo por estar ya los mercados dominados por las casas extranjeras, sino porque las películas que proceden de las casas constructoras tienen á su ingreso en España un formidable recargo en su precio por los elevados derechos de Aduana. A pesar de ello, aun hay quien logra obtener asuntos de actualidad, y gracias á esa decidida afición á seguir los adelantos y progresos podemos admirar alguna vez, y aun hacer que pasen las fronteras, la reproducción de nuestros mayores acontecimientos.
A. G. E.


La fotografía, Madrid, año IV, número 39, diciembre 1904, p. 82-86.

En 1905, su cinematógrafo va a funcionar varias veces. En marzo, se impresionan películas de la cacería regia:

En la Casa El Graphos hemos visto unas notables películas cinematográficas de la última cacería regia, hechas por el Sr. Escobar.


Heraldo de Madrid, Madrid, miércoles 1º de marzo de 1905, p. 4.

También publica una revista que distribuye gratuitamente, Graphos:

Graphos, revista fotográfica mensual de la Casa Escobar, Victoria, 2. Envío gratis a todos los que a fotografía se dedican.


El heraldo de Madrid, Madrid, 12 de marzo de 1905, p. 3.

Otro evento importante que Antonio Escobar va a tomar con su cinematógrafo es el homenaje que se le hace a Echegaray en marzo de 1905: 

CINEMATÓGRAFO
Homenaje a Echegaray.-Manifestación
Estos son los títulos de una hermosa película cinematográfica de 65 metros que ha editado la Casa Escobar (Victoria, 2), y en la que aparece el gran dramaturgo recibiendo el homenaje que España le rindió ante el palacio de Museos y Biblioteca. Gracias a la obtención de esa cinta, podrán en provincias juzgar del espectáculo de tan importante acto.
Su precio, 150 pesetas.


Heraldo de Madrid, Madrid, 1905, martes 21 de marzo de 1905, p. 3.

La celebración del centenario del Quijote da motivo para el rodaje de varias cintas cinematográficas durante el mes de mayo:

CINEMATÓGRAFO
Las películas obtenidas por la casa Escobar (Victoria, 2) del centenario del Quijote que hemos visto proyectadas ya, y que tiene a la venta, son de lo más completo y sorprendente que se ha hecho. En la de la batalla de floras y cabalgata, tomada ante la tribuna regia, y de 170 metros de larga, aparecen todas las carrozas, coches, estudiantinas y cuanto interesantes desfiló por aquel sitio.
La otra cinta, de 170 metros también, ha sido tomada de la manifestación al salir de rendir el tributo de las coronas a la estatua de Cervantes, ante el Congreso y tribuna regia, desfilando por ella todos los Colegios, Comisiones, estandartes, Orfeones, Coros Clavé y banda municipal de Barcelona, con una riqueza de detalles y gran movimiento en todo el cuadro de conjunto.
La casa Escobar ha batido el record cinematográfico, terminando sus películas a las doce horas de impresionadas.


El Liberal, jueves 11 de mayo de 1905,  p. 3.

En 1905, participa a la primera asamblea de fotógrafos españoles del que es vice-presidente, siendo el presidente Manuel Company y organiza excursiones fotográficas:

La llegada de la primavera ha coincidido en Madrid con la organización de varias excursiones fotográficas, que han estado concurridísimas.
Señalaremos como las más favorecidas por el número y la categoría fotográfica de los que a ellas asistieron, las que ha convocado y dirigido nuestro querido amigo D. Antonio G. Escobar, a quien vemos con gusto siempre en la brecha para no dejar que se extinga el fuego sacro de la afición.
La Dirección y Redacción de LA FOTOGRAFÍA están realizando los preparativos necesarios para trasladarse en masa, con el material correspondiente, a la histórica ciudad de Burgos, desde la que asistirán al espléndido eclipse total de sol del 30 de Agosto próximo.
Oportunamente consignaremos las condiciones del viaje para que puedan adherirse a la expedición todos aquellos de nuestros amigos que así lo deseen.


La fotografía, Madrid, año IV, núm. 45, junio de 1905, p. p. 6-7.

Antonio G. Escobar mantiene relaciones frecuentes con la casa Real y es, con Leo Lefebvre, responsable de las actividades cinematográficas en Palacio. Así participa a la presentación de las vistas sacadas en París con motivo del viaje de Alfonso XIII a la capital francesa:

Recuerdos del viaje a París
En Palacio, y ante la presencia de Sus Majestades y AA. las Infantas Dª María Teresa y Dª Isabel, exhibió anteanoche Mr. Leo Lefebvre, el inteligente proveedor de la casa Real de España, unas curiosas películas cinematográficas, conteniendo el viaje completo de S. M. a la capital de la República vecina.
Instalado convenientemente el cinematógrafo, que funcionó bajo la dirección del dueño del Graphos, señor Escobar, con verdadera perfección, fue muy del agrado de la Real familia y alta servidumbre de Palacio la interesante exhibición, que duró cerca de dos horas.
Su Majestad el Rey, que explicaba con gran satisfacción a su augusta madre todo el espectáculo, recordando los nombres de todas las personas conocidas que figuraban en la película, tuvo frases de afecto para Mr. Lefebvre, encargándole salude, en su nombre, al prefecto de Policía Mr Lepine, y al oficial de Coraceros que mandaba la escolta la noche del suceso de la rue de Rohan.
Monsieur Lefebvre, que ya había tomado en Madrid las películas cinematográficas de la jura del Rey, vendrá aquí en el próximo mes de octubre, con motivo del viaje del Presidente de la República, monsieur Loubet.


La Época, Madrid, 6 de julio de 1905, p. 2.

Con motivo del cambio de lugar de la sede de La fotografía también se anuncia el cese de Antonio G. Escobar como administrador de la revista:

ADVERTENCIA
Desde 1.º de Octubre próximo la Redacción y la Administración de LA FOTOGRAFÍA, estarán en la calle de Alcalá, número 4, Galería Fotográfica de DÁLTON KAULAK.
Las muchas ocupaciones que pesan sobre nuestro muy querido amigo D. Antonio G. Escobar le impiden seguir ocupándose de regentar con la solicitud y el acierto con que lo ha venido haciendo varios años la parte administrativa y económica de esta publicación. Al cesar en su Gerencia el Sr. Escobar, que más que Gerente ha sido siempre amigo, compañero, confeccionador y hasta redactor de LA FOTOGRAFÍA, nos causa un pesar muy grande, sólo mitigado con la seguridad de que, si cesa en las molestias y los trabajos que la Administración le originaba, no cesa ni en la íntima amistad que le une con todos los que escribimos en LA FOTOGRAFÍA, ni en su afecto por esta Revista, que tanta parte le debe en su prosperidad.
Al desinterés, al entusiasmo, a la labor constante de Escobar por LA FOTOGRAFÍA, queremos corresponder, en el momento de nuestra separación, con esta pública manifestación de gratitud.
Toda la correspondencia, pues, giros, etc. deberá dirigirse desde la publicación del presente número, al Administrador de LA FOTOGRAFÍA, calle de Alcalá, 4. Madrid.


La fotografía, Madrid, año IV, núm. 48, septiembre de 1905, p. 2-3.

Si bien hasta entonces, la producción del cinematografista está constituida de vistas naturales (documentales) o de actualidad (reportaje), a finales de 1905, va a emprender el rodaje de una obra singular El amigo del alma. Se trata de impresionar una cinta que tiene que formar parte de una zarzuela en un acto, con el mismo título y que se estrena en el teatro Eslava de Madrid (16 de noviembre de 1905). La obra combina acertadamente la acción con la proyección de varias películas que hacen eco a las conversaciones de los personajes. Indudablemente se trata de un auténtico acierto, a pesar de las limitaciones del libreto.

0001
El amigo del alma (Antonio G. Escobar, 1905)

A principios de 1906, Antonio G. Escobar empieza a publicar la revista Graphos ilustrado (1906-1907), en cuyo comité figuran los hermanos Lumière.

escobargrafosilustradoGraphos ilustrado (1906)

También filma películas de la boda real que sugiere este comentario en Graphos ilustrado:

LAS ILUSIONES DEL CINEMATÓGRAFO
PARA EXPLICAR las diferentes anomalías que en las proyecciones cinematográficas aparecen con general extrañeza de los espectadores, El Cosmos publica un ligero estudio del Dr. Schrwald, cuyo contenido creemos de interés por servir de aclaración á los que en las recientes películas de la boda de S. M. el Rey, obtenidas por la casa Escobar de Madrid, hallaban los mismos inexplicables efectos en las ruedas de las carrozas regias.


Graphos ilustrado, Tomo I, núm. 6, Madrid, junio de 1906, p. 183.

En un número de Graphos ilustrado de 1907, se recuerdan algunos de los títulos rodados por Antonio G. Escobar: 

Poco tardó en que este señor, con esfuerzo digno de todo elogio, ampliase sus talleres particulares con otro más, dedicado exclusivamente á la cinematografía, obteniendo y editando películas muy interesantes de los viajes de S. M. por el Norte de España: Llegada á Santander, Bajada de San Miguel, Cacería regia en Riofrío, Viajes á Alicante y Elche, Escuadra real en Cartagena, Maniobras militares, Entierro de S. A. R. la Princesa de Asturias, admirablemente tomadas, y la de las Bodas de S. M. el Rey, Comitiva regia al salir de los Jerónimos, cuya película ha sido el éxito más completo por su excelencia, y la cantidad grande de positivas editadas para el mundo entero.


Graphos ilustrado, nº 16, año II, abril 1907, Madrid, p. 120. 

Por lo que sabemos, parece ser que la producción cinematográfica de El Graphos se acaba en 1906, eso no quita que prolongue sus otras actividades. Además de sus artículos publicados sobre la fotografía, también publica Procedimiento a la goma bicromatada (Antonio G. Izquierdo, enero de 1906). En 1907, organiza una importante exposición fotográfica en uno de los salones de su negocio y también publica una artículo sobre un nuevo aparato, el piano melódico. Además procede a intentos de fotografías en colores:

LA FOTOGRAFÍA EN COLORES
Es uno de los procedimientos que trata con más extensión en sus números de Julio, Agosto y Septiembre la revista mensual de fotografía Graphos Ilustrado, cuyo director, don Antonio G. Escobar, está obteniendo interesantes pruebas con las placas especiales para ellas.
Suscripción anual, 10 pesetas. Número suelto, una peseta. Administración, Victoria, 2, Madrid.


Heraldo de Madrid, Madrid, jueves 19 de septiembre de 1907, p. 3.

escobargraphosestudio"Vista parcial de unos de los salones de la Exposición Graphos"
Nuevo Mundo, nº 699, Madrid, 30 de mayo de 1907

El Graphos (Carrera San Jerónimo, 2) (1908-1910)

El año 1908 marca un cambio importante en los negocios de Antonio G. Escobar, ya que traslada sus salones a la carrera de san Jerónimo:

"La Casa Escobar Graphos", especial en artículos de fotografía, ante la imposibilidad material de comunicarlo particularmente á sus clientes y amigos, por las premuras del tiempo, tiene el gusto de participar su traslado de la "calle de la Victoria" á la CARRERA DE SAN JERÓNIMO, NUM. 2, ofreciendo su nuevo establecimiento, en el que ha ampliado su negocio con la creación de las otras Secciones de Óptica y Electricidad, además de la de Aparatos fotográficos, en todas las que ha reunido las últimas novedades y los artículos más escogidos y del mejor gusto.


El liberal, Madrid, sábado 28 de marzo de 1908, p. 4.

escobar 04 escobar 05
La fotografía, Madrid, año VII, nº 77, febrero de 1908 La fotografía, Madrid, año VII, nº 84, septiembre 1908

Este traslado parece ser todo un éxito según la prensa:

Noticias.
Al ensanchar su negocio la Casa Escobar, de la Carrera de San Jerónimo, 2, creíamos que con sus grandes surtidos de lentes y de gafas, de termómetros y barómetros, de gemelos de teatro y prismáticos de todas las marcas iba á abandonar algo la fotografía, convenciéndonos de lo contrario al ver en nuestra tertulia á dicha Casa que, no sólo sigue el movimiento progresivo de la fotografía, sino que se adelanta á los mismos fabricantes, dándoles modelos nuevos para la temporada y acaparando las representaciones de los papeles Freson y otros pigmentarios.
Los trípodes metálicos planos de bolsillo, nuevo modelo, que ha recibido ahora con una perfección que merece alabanzas de todos, asi como el papel Solio extra-mate.
La casa Graphos, del amigo Escobar, sigue siendo la exposición permanente de todo lo nuevo.


Heraldo de Madrid, Madrid, lunes 23 de noviembre de 1908,  p. 5.

Sin embargo, los anuncios van desapareciendo hasta que en mayo de 1910, se anuncia la liquidación del comercio.

escobar 1910

El imparcial , Madrid, jueves 12 de mayo de 1910, p. 4.

Las razones de esta liquidación tan rápida son difíciles de conocer, pero lo cierto es que las actividades, a partir del traslado, parecen haberse reducido claramente. No por eso desaparece Antonio G. Escobar.

¿Y después? (1910-1920)

En 1910, Antonio G. Escobar figura como vice-presidente del Círculo de la Unión Mercantil en Madrid y es presidente de la cabalgata que se organiza en la capital en junio:

LOS FESTEJOS DE PRIMAVERA EN MADRID
Los festejos de este año deben reseñarse, en términos generales, como un ensayo más o menos afortunado de lo mucho bueno que pudiera hacerse en Madrid para años sucesivos. El primer inconveniente que se ha visto, y que no debe olvidarse, es el tiempo, y bueno será que apliquemos el refrán del cuarenta de Mayo a la época en que prudentemente convendría realizar las fiestas del año próximo para que no se desluzcan, como ahora ha ocurrido.
Para el día 5 habíase dispuesto la salida de la cabalgata del Comercio, y hubo de aplazarse tres días, por causa de la lluvia del 4, que estropeó muchos de los adornos de las carrozas.
A pesar de ello, tanto el Sr. Escobar, a quien se debe la idea de esta hermosa fiesta, como los arquitectos autores de los bocetos, pueden sentirse satisfechos de su trabajo, como así los demás individuos de la Comisión designada por los gremios del Comercio de Madrid. Las carrozas, como puede apreciarse en los grabados que en otro lugar de este número publicamos, son todas modelos de buen gusto, y tanto sus símbolos y atributos como su composición y desarrollo plástico, responden con fidelidad a la idea que se quiso representaran. Los señores Escobar, Laredo y Marín Magallón han sabido, pues, ofrecer digno trono y adecuada comitiva a las preciosas hijas de Madrid que como reinas de belleza han figurado en la cabalgata, siendo de ella la nota más digna de admiración y alabanza.
Viendo el resultado de este número se puede apreciar con cuánto éxito podría Madrid preparar fiestas magníficas que atrajeran visitantes a la corte desde todos los puntos de la Península, si se confeccionara para el año próximo un programa de verdad, con pocos pero buenos espectáculos.


Nuevo Mundo, Madrid, nº 857, jueves 9 de junio de 1910.

escobar 07
D. Antonio G. Escobar
Autor de la cabalgata y presidente de la Comisión
Nuevo Mundo, Años XVII, Núm. 857, Madrid, jueves 9 de junio de 1910.

 En ese mismo mes de junio, se termina el traspaso de la "Casa Escobar", en la carrera San Jerónimo:

TRASPASO
En la Carrera de San Jerónimo tienda de primer orden, condiciones muy ventajosas, por urgencia.
Se vende el mobiliario y enseres
CASA ESCOBAR.-Carrera San Jerónimo, 2


El liberal, Madrid, miércoles 22 de junio de 1910,  p. 6.

Las actividades que más le ocupan están relacionadas con el Círculo de la Unión Mercantil e Industrial. También ocupa la plaza de secretario de la Asociación de Propaganda de Madrid en 1913. Incluso llega a emitir algunas opiniones políticas:

SOBRE EL TEMA DE UN GOBIERNO NACIONAL
[...]
Para contestar su consulta, sería preciso estar en todos los antecedentes de la política exterior que se ha seguido, de los problemas de orden interior que se van planteando, los compromisos contraídos por los Gobiernos, la verdadera situación de las naciones en guerra y cuantos elementos de juicio son necesarios, y que sólo conocen los muy capacitados en la política.
En nosotros, los que no podemos, por nuestros cargos, sujetarnos á ella, ni estudiar más asuntos que los económicos ó administrativos, sería osadía pretenciosa dar una opinión que no tendría más base que el capricho, aun reconociendo que la intención de ese importantísimo semanario está inspirada en muy plausibles deseos, y agradeciendo la deferencia que nos otorga, pidiendo nuestro modesto informe.
El mejor Gobierno será el que, sin concupiscencias de bandería, al protejer, para su mayor desarrollo, la agricultura, la industria y el comercio nacional, aplique su Tesoro al engrandecimiento de la Patria con leyes de carácter esencialmente económico, única política posible, ya en estos agudísimos momentos.
ANTONIO G. ESCOBAR.
(Vicepresidente del Círculo de la Unión Mercantil.)


España, Madrid, núm.21, 1915, p. 5.

escobar 11
EL REY EN EL CÍRCULO DE LA UNIÓN MERCANTIL
Su majestad el rey acompañado del presidente del consejo y ministros de fomento y hacienda y de la junta directiva de la asociación, en la inauguración del nuevo local del círculo
[Antonio G. Escobar, 2.º a partir de la derecha]
La ilustración española y americana, núm. 5, Madrid, 8 de febrero de 1916, p. 71.

No se sabe más de él, hasta su fallecimiento, en Ecija, en 1920:

En la iglesia parroquial de las Calatravas se ha celebrado un solemne funeral por el alma del teniente coronel, director del Parque de campaña de Ecija, D. Antonio García Escobar, que falleció en aquella población a primeros del mes corriente.


La correspondencia de España, Madrid, 28 de junio de 1920, p. 10.

Fuentes

BLOT-WELLENS Camille, "El amigo del alma y Escobar, Madrid 1905 (Película rescatada por Filmoteca Española)" en p. 163-170.

BLOT-WELLENS Camille, "La colección Sagarmínaga (1897-1906). Érase una vez el cinematógrafo en Bilbao", Cuadernos de la Filmoteca Española, nº 14, 2011, Madrid, p. 11-114.

LÓPEZ-MARTIN Laura, El fotógrafo ante el cinematógrafo: Antonio G. Escobar y el retrato de la aristocracia.

3

1900

Carnaval de Madrid en Recoletos

1902

FÊTES DU COURONNEMENT DE SA MAJESTÉ ALPHONSE XIII

VIAJES DE S. M. POR EL NORTE DE ESPAÑA

  • Llegada a Santander
  • Entrada y salida de la Catedral (Santander)
  • Bajada de San Miguel

[Cacería regia en Río Frío (diciembre)]

1903

Viaje de S. M. el Rey a Cartagena

  • Embarque de S. M. en la canoa real
  • Desfile de la escuadra española ante la francesa e inglesa
  • Vista panorámica del puerto de Cartagena,

[Maniobras militares] (septiembre)

1904

Su majestad Alfonso XIII en Santiago de Compostela (25 de julio)

  • Comitiva regia con el hábito de la Orden a la ofrenda
  • Baile Rigodón de cabezudos
  • Visita a la universidad

Entierro de S. A. R. la Princesa de Asturias (18 de octubre)

El amigo del alma (1905), Las Bodas de S. M. el Rey: Comitiva regia al salir de los Jerónimos (1906).

1905

Cacería regia

Homenaje a Echegaray en el palacio de Museos y Bibliotecas (19 de marzo de 1905)

Viaje de S.M. el Rey a Alicante y Elche

El Centenario del Quijote

  • La batalla de flores y cabalgata
  • Manifestación ante el Congreso y tribuna regia

Paso del cortejo en la plaza de la Almudena

La revista y desfile militar en Carabanchel

El amigo del alma

1906

Las Bodas de S. M. el Rey, Comitiva regia al salir de los Jerónimos (mayo)

4

Contacts