BARCELONE

Jean-Claude SEGUIN VERGARA
Jon LETAMENDI GÁRATE

Barcelone, capitale de la province de Barcelone (Espagne), compte 509.589 habitants (1897).

1895-1896

El kinetoscopio Edison (mayo de 1895)

El último invento de Thomas Edison, el kinetoscopio llega a Barcelona, en los primeros días de mayo de 1895, de la mano de los [Nel] y [Dumont] :

El día 1.º del actual se abrió al público en Barcelona un nuevo local llamado “Salón Edisón”, situado en la plaza de Cataluña y en el que se exhiben dos de los más notables inventos del gran electricista, el fonógrafo, ya muy extendido por el mundo civilizado y el kinetóscopo, de más reciente invención.
Este último aparato es algo así como el antiguo zootropo; pero extraordinariamente perfeccionado por Edisson, siendo en cuanto a su procedimiento la misma idea que el fonógrafo, pero aplicado a la vista.
Por medio de una serie de fotografías adquiridas con una rapidez de dos mil planchas por minuto pasan éstas con igual velocidad por un objetivo, dando una idea exacta del movimiento de una o varias figuras y reconstituyendo completamente una escena vivida en la realidad.


La Correspondencia de España, Madrid, viernes 3 de mayo de 1895, p. 2.

1895 salon edison 01 1895 salon edison 02
Plaza de Cataluña, c. 1895
(en el rectángulo, el Salón Edison)
L'Esquella de la Torratxa,
núm 865, 7 de junio de 1895

Esta breve reseña se puede completar con un amplio artículo que a estas exhibiciones le dedica la prensa vallisoletana al invento del mago de Menlo-Park:

DEL MUNDO
El Fonógrafo y el Kinetóscopo […]
En la plaza de Cataluña y frente al Circo Ecuestre, los señores Nel y Dumont han instalado una exposición en la que figuran los dos últimos aparatos inventados por Edison.
A la inauguración del saloncito, que lleva el nombre del célebre electricista, y donde se han instalado la mayor parte de los aparatos inventados por él, concurrió numeroso público y representaciones de la prensa, ante las cuales hicieron una explicación científico-recreativa muy interesante, que alió merecidos plácemes a los señores Nel y Dumont.
Inmediatamente comenzó la sección práctica y se hizo funcionar primero al fonógrafo, que transmitió varias composiciones musicales, Mansonettes, fragmentos de ópera cantados por artistas del gran teatro de la Ópera de París, discursos, unas peteneras cantadas por uno de los señores asistentes al acto y algunos otros números, todos con una precisión y claridad extraordinarias.
Pero lo que más sorprendió a los espectadores, por su mayor novedad fue la presentación del Kinetóscopo, último aparato inventado por Edison.
Este viene a estar basado en un procedimiento análogo al del fonógrafo, sólo que en vez de reproducir los sonidos, reconstruye las imágenes. Por medio de una serie de fotografías, adquiridas con una rapidez de dos mil planchas por minuto, a las que se hace pasar con igual velocidad por un objetivo, puede darse idea exacta del movimiento de una o varias figura y reconstruir por completo una escena tomada de la realidad.
En la sesión a que nos referimos se reprodujo la “Danza serpentina de Loie Juller [sic], y una disputa en un barrio, exacta copia de otra real y verdadera.
Si el célebre Edisson consigue como su propone, asociar ambos aparatos, podremos no solo ver accionar y moverse a los personajes, sino escuchar sus disputas y sus gritos en el mismo timbre que se produjeran en la escena viva.


El Norte de Castilla, Valladolid, martes 7 de mayo de 1895, p. 2.

El animetographe (Teatro Eldorado, mayo de 1896)

El primer aparato cinematográfico que se presenta en la Ciudad Condal es un animetographe en el teatro Eldorado, también conocido como teatro de Cataluña, y que intenta presenta Alexandre Bon.

teatro eldorado Eldorado.– Esta noche la empresa de este teatro dará a conocer una de las más curiosas novedades en el ramo de espectáculos. Tal es el Animetographe (Fotografías animadas). Se trata de un invento que está llamando poderosamente la atención en Londres, en París y demás principales del mundo, y que la empresa de Eldorado, contrató hace tiempo en París. Por medio de una máquina, movida por corriente eléctrica, se reproducen sobre una tela variadas fotografías cuyos retratos se mueven con naturalidad asombrosa, merced a infinidad de clichés. El invento tiene fama universal.
Teatro Eldorado
Guía enciclopédica de Barcelona, Anuario Comercial, Barcelona: Casa de Caridad, 1896
La Dinastía, Barcelona, domingo 24 de mayo de 1896, p. 3.

Pero se conoce que la instalación es bastante más aparatosa de lo previsto, y el Teatro Eldorado tiene que que renunciar a presentar el aparato, que otras fuentes hemerográficas llaman "Snimetographe" (El Noticiero universal, “Noticias locales”, Barcelona, lunes 25 de mayo de 1896, p. 3). El fracaso de la presentación conduce la empresa del Eldorado a presentar una demanda contra el contra el supuesto súbdito inglés Alexandre Bon:

Mr. Alexandre Bon (exhibidor) era el encargado de presentar al público de dicho coliseo, el Animetographe (fotografías animadas), que tanto anunció aquella empresa, pero debido seguramente a los males resultandos [sic] que se observaron en los ensayos desistió de presentarlas, causando con ello un perjuicio a la empresa, que es la que reclama con su demanda.


Las Noticias, “Noticias locales”, Barcelona, jueves 28 de mayo de 1896, p. 2.

Lo que recoge la prensa es que, de hecho, el encargado del aparato es totalmente inexperto y la culpa es de su incompetencia:

Dice un colega que anoche á última hora se presentó por la empresa del teatro Eldorado denuncia criminal contra el representante de la casa francesa que debía exhibir en este coliseo el espectáculo de las fotografías animadas. De los ensayos hechos resultó que el que debía exhibir los aparatos no entendía jota en ellos, por cuyo motivo la empresa le exigió la devolución del anticipo (3,500 pesetas) que le había hecho. El representante, ó lo que fuere, del aparato “Animetographe” se negó a la devolución, por cuyo motivo la empresa denunció el hecho a la autoridad correspondiente. 


El Correo catalán (edición de la mañana), Barcelona, viernes 29 de mayo de 1896, p. 6.

El Diluvio en su edición de la mañana del 30 de mayo de 1896 habla de “el anticipo de 3,000 pesetas que le había entregado la empresa”. La situación se complica para el empresario del teatro Eldorado (Cataluña) que ha pretendido salvar la temporada de su coliseo que va de capa caída:

CATALANYA
La mala fé de un mussiú ó la supina ignorancia que posseheix lo mateix, ha fet que aquest teatro se veji tancát a causa de que pensava explotar l’espectacle Animetographe (fotografías animadas) pera la qual lo gabaitx ha embutxacat 3500 pessetas d’anticipació y que ab tot y haver demostrat en los ensajos que no hi entén pilota, fa lo crach en retornar los franchs.
Per dit motiu y con lo género chico se traba molt escorregut, la concurrencia a aquest elegant teatro, d’algun temps minmava molt, per lo que la Empresa con muy buen acuerdo ha resolt tancar lo teatro, hasta que’s presenti ocasió de nous espectacle.


La Tomasa, jueves 4 de junio de 1896, p. 9.

Ésta es la última información sobre lo que se tiene que considerar como el primer  intento frustrado de presentar un cinematógrafo en la Ciudad Condal. El empresario del Eldorado, probablemente decepcionado por su mala experiencia, intenta menos de un mes más tarde contratar a Edwin Rousby y su animatógrafo, pero no tiene mejor fortuna.

Fotografías animadas (Rambla de Santa Mónica, agosto de 1896)

Son muy pocas las reseñas de las exhibiciones que se hacen, en agosto de 1896, en el local situado en la Rambla de Santa Mónica, 10-12, pero sabemos que se trata de “fotografías animadas”. Las informaciones fragmentarias hacen que resulte delicado determinar no solo el tipo de aparato que se utilizaó sino además el tipo de espectáculo que se organiza. La Vanguardia es el periódico que ofrece más detalles aunque no dejan de ser pocos:

Anoche asistimos al salón situado en la Rambla de Santa Mónica, donde se exhiben fotografías animadas, anteriormente expuestas en las principales ciudades de Europa.
Entre los cuadros vivientes que se expusieron merecen mención el “Derribo de una pared”, “La plaza de la Magdalena”  y “Los negros en el baño” y especialmente “El baile de las flamencas” que es sin disputa alguna el mejor de todos.
El local, bien dispuesto, vióse bastante concurrido, no faltando la nota de actualidad en Barcelona: los marinos ingleses.
Sin duda es esta colección la mejor que en su clase hemos visto en Barcelona, y coadyuva el buen efecto de los cuadros, la fijeza de los clichés, que en vez de reproducirse en una tela, aparecen a la vista del espectador tras un cristal deslustrado. 


La Vanguardia, Barcelona, 6 jueves de agosto de 1896, p. 3.

Las descripciones que propone el articulista no permiten determinar si lo que ven los barceloneses que asisten a esas sesiones son cintas animadas proyectadas gracias a un cinematógrafo. Dos días después, en La Dinastía se aportan algunas informaciones complementarias:

En los bajos números 10 y 12 de la Rambla de Santa Mónica se ha puesto una instalación de Fotografías animadas, por el procedimiento empleado en la Sorbona de París, la cual ha obtenido excelente éxito en muchas ciudades del extranjero y merece obtenerlo también en Barcelona.
En los cuadros exhibidos muévense con mucha naturalidad hombres, caballos, coches y agua, sobresaliente los titulados El baile de las flamencas, Plaza de Magdalena y Negros en el baño.


La Dinastía, Barcelona, sábado 8 de agosto de 1896, p. 2.

Sin embargo, la referencia a la Sorbona parece ser simplemente de tipo comercial y en cualquier caso no aporta ninguna información particular. Por lo demás, el corpus des películas es demasiado limitado para poder saber cuál es su procedencia. El último anuncio publicado en La Vanguardia es del 24 de agosto de 1896.

 

Contacts