Marcial BALLÚS

(Barcelone, 1871-Sabadell, 1937)

ballus marcial

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Jaime Ballús Roca (-Barcelone, 28/12/1897) et Bertrán. Descendance:

  • Jaime Ballús Bertrán
  • Paulino Ballús Bertrán
  • Marcial Ballús Sanjaume (Barcelone, 24/07/1871-Sabadell, 25/02/1937) épouse María Claramunt. Descendance:
  • Consuelo Ballús Bertrán épouse Jaime Casas.
  • Rosa Ballús Bertrán

2

Jaime Ballús, es dueño [1876] de la fábrica de fósforos de Llobregat (Rambla de las Flores, 5), antes de ejercer, en los años 1880, la profession de herborista. Se publican anuncios de algunas medicinas como el "anti-neurálgico Ballús".

ballus 1890
El Progreso, Mataró, 1º de marzo de 1890, p. 4.

Varios de sus hijos se dedican a profesiones medicales y parece que Marcial Ballús está instalado en Tarrasa, desde 1892 y publica el anuncio siguiente durante varios meses:

Teléfono, 183.-Ballús.-Extracciones de muelas sin dolor.-Quemada, 28.


La Comarca, Tarrasa, 4 de diciembre de 1892, p. 3.

Estando en Sabadell coincide con el artista Henry Kaurt que está dando una gira por España, y en aquel momento por Cataluña:

1894. Euforia de invenciones que entraban a chorro en España desde la Exposición Universal de Barcelona. El señor Ballús, uno de nuestros pioneros en la toma de vistas fotográficas, en noviembre de dicho año entabla relación con un francés, monsieur Kaurt, que exhibe en Sabadell unos cuadros ilusionistas de su creación. Estos cuadros nacían de la oscilación de cristales dobles sobre una place fotográfica en colores, produciendo determinados efectos.
Ballús recibibó a Kaurt en su domicilio y le mostró su ya nutrida colección de placas, dejando sorprendido al francés quien, con su consentimiento, utilizó algunas de esas placas del archivo de Ballús en las exhibiciones que estaba dando en un teatro de la ciudad.
Monsieur Kaurt explica, en una de sus conversaciones con Ballús, que tiene amistad íntima con Luis Lumière y que éste le ha escrito desde Lyon participándole que tiene ya solucionada satisfactoriamente la fotografía animada. Por el intermedio de Kaurt, Ballús escribe a Lumière y se inicia entre él y los inventores una cortés relación epistolar.


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

Sabiendo Marcial Ballús que se va a presentar el cinematógrafo en París, en diciembre de 1895, decide salir para la capital francesa:

Cuando los Lumière presentan su aparato, ya bautizado con el nombre de "Cinematógrafo", en diciembre del 95, nuestro hombre tiene noticia oportuna del acontecimiento y se desplaza expresamente a París junto con un íntimo suyo, el impresor don Magín Ribera (a cuyo hijo se debe la aportación de todos estos datos), y ambos figuran entre los miles de espectadores que, anónima y colectivamente, protagonizan el arranque de todas las historias del cine que se han escrito y se escribirán.
Ballús se interesa por regresar a España con un aparato Lumière. Pero se siente defraudado. No hay aparatos para la venta. Además, pasados los primeros días de exhibición, los hermanos Lumière están ya de nuevo en su fábrica. Ballús va a Lyon y allí habla con Auguste Lumière, quien le promete uno de los primeros aparatos que se construyan. Ballús regresa a España sin aparato pero con un compromiso de venta en la cartera.


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

ballus marcial 02
Don Marcial Ballús (a la derecha), se hace retratar en París, con su inseparable amigo Don Magín Ribera, durante las fechas de las exhibiciones del Cinematógrafo Lumière, en el "Salón Indien". (Clisé archivo Ramón Ribera).

A partir de 1896, la publicidad es más importante y publica anuncios de mayores dimensiones:

ballus 1896
Egara, Tarrasa, 16 de febrero de 1896, p. 1.

También aparece un anuncio en la Revista de Sabadell desde 19 noviembre del 96, enero de 1897 y durante diversos números de este en 1897: ""Ballús. Extracciones de muelas sin dolor. Teléfono 163."

Finalmente, en febrero de 1897, Marcial Ballús consigue un ejemplar del cinematógrafo Lumière pero lo dedica para un uso privado, antes de aceptar presentarlo en público, en abril:

El maravilloso artilugio llega a Sabadell a últimos de febrero del 97. Ballús lo instala en su domicilio y, ufano, obsequia a sus amistades con exhibiciones íntimas. No es hasta finales de abril que, instado por varios amigos, accede a proyectar en público algunas películas. En un entreacto de una representación de zarzuela tuvo, pues, lugar la primera exhibición pública del cinematógrafo Lumière en la ciudad de los tejidos. Dada, no por un trashumante o empresario de oficio, sino por un señor de la ciudad. Fue necesario repetir la proyección durante varios días. Y, una vez satisfecha la curiosidad pública, el señor Ballús se llevó tranquilamente el aparato a su casa y continuó extrayendo muelas e impresionando placas fotográficas.


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

Aunque no existe un testimonio hemerográfico que permita confirmar esos recuerdos, lo cierto es que en ese mismo momento, en el Teatro Campos de Recreo, el excéntrico Charles Lamas presenta, en su espectáculo, un cinematógrafo en los últimos días de abril:

Esta noche tendrá lugar en el teatro Campos de Recreo una escogida función a beneficio de la aplaudida primera tiple señora doña Pilar Oliver. Se pondrán en escena las populares zarzuelas en un acto: El Cabo primero y Los Dineros del Sacristán, exhibiéndose por última vez el Cinematógrafo y presentándose por tercera vez el celebrado cantante M. Charles Lammas (sic).


Revista de Sabadell, Sabadell, 29 de abril de 1897, p.3.

Se podría pensar que Marcial Ballús se pone de acuerdo con Charles Lamas que le deja presentar su cinematógrafo Lumière. En cualquier caso, la colaboración sólo dura unos pocos días. En aquel momento, Ballús ya se dedica, como aficionado, a la fotografía con cierto éxito:

Nuestro particular amigo D. Marcial Ballús ha obtenido mención honorífica en el certamen abierto por la revista La fotografía práctica, por una fotografía que lleva el lema Crepúsculo.


Revista de Sabadell, Sabadell, 16 de diciembre de 1897.

ballus 1897
Marcial Ballús, En el bosque
La ilustración artística, Barcelona, 11 de octubre de 1897, p. 6.

Una información que podría tener cierta relevancia, es que Marcial Ballús sale para París en octubre de 1900:

A París. Con el exprés de ayer salieron para la vecina República el acreditado fondista don Carlos Pompidor y el reputado dentista don Marcial Ballús.


La comarca del Vallés, Tarrasa, 6 de octubre de 1900, p. 8.

Este viaje podría estar relacionado con sus nuevos proyectos que piensa poner en marcha:

No fue hasta cuatro años más tarde que Ballús se cansó de tener el aparato encerrado en su casa, ante la creciente invasión de exhibidores de proyecciones más o menos cinematográficas en barracones ambulantes. Y decidió abrir él también, una barraca. Pero una barraca espaciosa, digna y, sobre todo, afincada en el suelo ciudadano.


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

Finalmente Marcial Ballús instala su barracón para explotar su cinematógrafo: 

Ballús contrató para su barraca los servicios de dos colaboradores importantes. El operador -pues no iba a proyectar él mismo como en las exhibiciones íntimas y hasta en las del teatro de la zarzuela- y el charlatán. Entonces las películas, además de ser mudas, no llevaban rótulo alguno y era imprescindible un explicador, precursor de la molesta voz ·en of". El charlatán de la barraca de Ballús, era un hombre alto, ligeramente cojo, con unos grandes bigotes, a quien el público conocía por "el coix del cinematógrafo". Eduardo, que así se llamaba, hacía también la reclame a la puerta de la barraca, bautizando al aparato con un nombre que seguramente era de su invención. He aquí el pregón de Eduardo: "¡Vayan entrando, señores; entren a presenciar el LENTIPLASTICROMOCOLISELECTORSERPENTIGRAF!" Tamaña palabreja aturdía a los curiosos que la escuchaban. A muchos de ellos, humildes obreros de blusa y alpargata, les era ya asaz penoso deletrear el vocablo "ci-ne-ma-tó-gra-fo". Como fin de fiesta actuaba "La bella Galatea". Era una artista (?), la Quimeta Morell, que según explicaba había formado parte de un cuerpo de baile en un teatro de ópera. En la barraca salía de mariposa y por ambos lados del minúsculo escenario se le irradiaba de luces de colores cambiantes.


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

Dicho charlatán es Eduardo Pujol que sigue trabajando para Marcial Ballús durante años. Desgraciadamente, el barracón es destruido por un incendio:

Un incendio destruyó la barraca, pero las llamas no pudieron otra cosa que reducir a cenizas unos maderos y unos bancos.


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

El incendio tiene lugar poco antes del 28 de diciembre de 1901:

En el sitio que ocupan las ruinas de aquel célebre barracón en donde se exhibía un cinematógrafo, se proyecta levantar un monumento que representará Los seguros contra incendios y el derroche de una fortuna adquirida sin ningún esfuerzo.


Sabadell moderno, Sabadell, 28 de diciembre de 1901, p. 2.

Poco después, Marcial Ballús vuelve a explotar su cinematógrafo en el café del Teatro de los Campos:

Personas que han visitado el Cinematógrafo situado en la Plaza del Dr. Robert (antes Alta Pedregar), nos manifiestan no es ni de mucho de la importancia del que el Sr. Ballús exhibe en los Campos.


Sabadell moderno, Sabadell, 21 de mayo de 1902, p. 3.

Esta nueva experiencia no dura mucho y durante el año 1903, el nombre Marcial Ballús no aparece relacionado con la exhibición cinematográfica, aunque no se puede descartar que sea él quien presenta un cinematógrafo o Lentiplasticocromocoliserpentigrahf en el Teatro Cervantes. Lo que sí sabemos es que sigue con su labor de fotógrafo y se publican algunas en revistas de prestigio.

ballus 1903
FOTOGRAFÍA DE D. MARCIAL BALLÚS
que obtuvo un premio extraordinario en un concurso recientemente celebrado en Sabadell
La ilustración artística, Barcelona, 17 de agosto de 1903, p. 551.

Con motivo de un concurso organizado en Sabadell, se publica un breve artículo en La Ilustración Artística:

FOTOGRAFÍA DE D. MARCIAL BALLÚS
[...]
Recientemiente se ha celebrado con gran éxito uno de estos concursos en la industriosa ciudad catalana de Sabadell; en él ha obtenido un premio extraordinario la bellísima fotografía de D. Marcial Ballús, que con mucho gusto reproducimos adjunta.


La Ilustración Artística, Barcelona,  17 de agosto de 1903, p. 551. 

Además se siguen publicando numerosos anuncios de sus actividades profesionales.

ballus 1904
Sabadell moderno, Sabadell, domingo 3 de enero de 1904, p. 4.

Sólo a partir de febrero de 1904, se empiezan a organizar funciones cinematográficas en el teatro Cervantes con el aparato de Marcial Ballús:

En las noches de los sábados y domingos, se exhibirá en el Teatro Cervantes, durante la Cuaresma, un magnífico Cinematógrafo.
Por las noticias que tenemos, llamará poderosamente la atención.


Sabadell moderno, Sabadell, sábado 20 de febrero de 1904, p. 2.

Las funciones se van a prolongar a lo largo del año y de ellas se ha conservado algún recuerdo:

Ballús arrendó por diez años un teatro poco favorecido por su emplazamiento nada céntrico y fue así que el nuevo espectáculo empezó a conquistar terreno al viejo en la ciudad. Allí tuvo Ballús de "charlatán" a un tal Manolo, tipo de una elegancia de arrabal que metía miedo. Dícese que un día, habiéndose exhibido con un pantalón a rayas y una americana ribeteada, corrió la voz de que llevaba "un gec amb barana" (una chaqueta con barandilla).
Ballús hizo varios viajes a París y a Lyon, donde estuvo en contacto directo con las empresas Lumière, Méliès, Pathé y sucesivas. Entonces los empresarios tenían que comprar las películas, y después de explotarlas las vendían o intercambiaban. Ballús fue un de los primeros en montar un negocio distribuidor. Además, estableció locales de exhibición en varios pueblos cercanos, como Castellar, Rubí y Caldas; y en poblaciones bastante apartadas como Berga, Manlleu y Torelló. Incluso en Pamplona puso un cine (cosa insólita, por cierto). 


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

El charlatán "Manolo" podría tratarse de  Manuel Ferraz, un conocido explicador de aquellos años. Durante todo el año 1905, Marcial Ballús sigue explotando su cinematógrafo en el Teatro Cervantes. A finales de año, sus actividades se amplían y se dedica al negocio de venta y compra de aparatos:

Cinematógrafo
Alquiler a precios módicos de programas; compra y venta aparatos. Borrell, 107, pral. Sucursal: Sabadell–Ballús–Rambla, 58.


El diluvio, Barcelona, 7 de diciembre de 1905, p. 21.

La información se confirma en otro anuncio posterior.

ballus 1906
La vanguardia, Barcelona, jueves 18 de enero de 1906, p. 12.

A partir de 1907, ya tiene a un representante para la zona de Alicante, José María Marín y dispone de un local en Barcelona.

ballus 1907
El liberal, Murcia, sábado 30 de marzo de 1907, p. 4.

La colaboración entre Marcial Ballús y José María Marín se prolonga al año siguiente:

Un cinematógrafo más
Se nos asegura, por persona bien informada, que D. José M.ª Marín, representante de la casa Marcial Ballús de Sabadell, tiene el encargo de instalar un cinematógrafo verdadero Pathé, para exhibir todos los estrenos que diariamente se reciben en Alicante de la referida casa, con lo cual este público verá todo lo mejor y más moderno en producciones cinematográficas.
Se dice también que el salón para estas exhibiciones estará montado a la altura de los mejores de Madrid y Barcelona.
Hemos visto un plano de este proyecto y realmente reunirá condiciones excepcionales de higiene, comodidad y seguridad absoluta para el público.
En este salón que se denominará de "Actualidades" no se exhibirá más que selectos programas de películas.


Diario de Alicante, Alicante, 18 de enero de 1908, p. 3.

El final de sus negocios y la venta de todo el material a José María Marín Albaladejo se tiene que situar hacia 1908. Sólo se queda con el cinematógrafo de Sabadell:

Hasta que se cansó de esta red exhibidora y lo vendió todo a un tal Marín de Alicante. Todo, excepto el cine sabadellense. Y cuando venció el arriendo de éste, Ballús intentó prorrogarlo, pero el propietario quiso explotar el negocio por su cuenta. Entonces Ballús, no pudiendo conseguir que le arrendaran ningún otro teatro, tomó un local impropio para espectáculos, pues tenía una sala larga y estrecha, y allí los negocios le fueron muy mal. Tanto, que decidió cortarse la coleta como empresario y limitarse al ejercicio de dentista.


José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

Esta sala podría ser el Cine Pas al que se refiere una breve nota:

SABADELL
[...]
-Centre lírich-dramàtich.-Aquesta coneguda societat d'aficionats al teatre ha contratat el teatre del Cine Pas pera donar les representacions de obres catalanes.


De tots color, Barcelona, Año I, núm. 47, 20 de noviembre de 1908, p. 750.

Se sigue anunciando también como Centre Cine-Pas, en  La escena catalana hasta 1910. Poco después, dejar los negocios cinematográficos para dedicarse a su oficio de cirujano-dentista.

ballus marcial 01
Retrato de Marcial Ballús Bertrán
Fuente: Fondo Ricard Simó Bach. Dossiers fotográficos. Archivo Histórico de Sabadell

Fallece en 1937.

Bibliografía

José TORRELLA, "El hombre del Lentiplasticromocoliselectorserpentigraf o La historia frustrada", Otro cine, Barcelona, Año I, nº 1, 1952, p. 11-12.

Josep TORRELLA, "Introducció i Desenvolupament del cinema a Sabadell 1897-1936", Quaderns d'arxiu de la fundació Bosch i Cardellach, nº XXXIV, Sabadell, 1980, 36 p.

Sabadell Càmera i Acció, catálogo de exposición, Ajuntament de Sabadell, 2020, 156 p. 

3

4

         

Contacts