República Dominicana

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

La primera noticia que se tiene del kinetographe, invento de Thomas Alba Edison presentado en mayo de 1891, se encuenta en El Día  de Santiago de ese mismo año ("La últilma invención de T. Edison", El Día, Santiago, 20 de agosto de 1891  (Sáez, 1983; 21-22). Posteriormente, se llega a presentar, en julio de 1894, un "Estereopticón Gigante" exhibido por los hermanos Robiou en Santiago. En una de las exhibiciones del aparato, y aprovechando la visita en Santiago del presidente Heureaux, los empresarios incluyeron en el programa unos cuantos "retratos foto-estereópticos del ciudadano presidente y de varios episodios de su entrada y festejos" (Las Noticias, 10 de agosto de 1894, p. 1. (Sáez, 1983; 23). En aquellos años, el teatro y, en particular la zarzuela, constituyen la principal distracción de los teatros "La Republicana", "Quisqueya" o "Heureaux" (calle Sánchez, inagurado el 20 de julio de 1897), con los toros en el circo "Independencia" y las peleas de gallos. El 5 de enero de 1896, se inaugura en Santo Domingo la instalación del alumbrado eléctrico. Entre los fotógrafos dominicanos, se señalan Juliio Pou -fotógrafo del Presidente de la República y premiado varias veces (Nueva York en 1895, Bruselas en 1897)- y Eduardo Borges que abre su Galería fotográfica en octubre de 1897.

1896

1897

Julio Pou (noviembre 1897)

En noviembre de 1897, se anuncia, por primera vez, la próxima llegada de un cinematógrafo a Santo Domingo. El fotógrafo Julio Pou (1862-[1930]) parece estar ya al corriente:

Julio Pou está preparando vistas para el cinematógrafo que uno de esos días se exhibirá en esta ciudad.


Listín Diario, Santo Domingo, 13 de noviembre de 1897, p. 3.

Tal vez por eso anuncie además que ha reconstruido su galería fotográfica para poder acoger "grupos hasta de 50 o más persona" (Listín Diario, Santo Domingo, 16 de noviembre de 1897, p. 3.). En cualquier caso, es muy poco probable que pudiera en fecha tan temprana preparar vistas –¿a qué se refiere exactamente?– y además el fotógrafo se anuncia continuamente y tal vez se deba considerar que el anuncio próximo de un cinematólgrafo sólo fuera un reclamo. En el resto del año, no se confirma la exhibición anunciada.

1898

1899

1900

Francesco Greco (septiembre-noviembre 1900)

Aunque se pueda pensar que se han organizado sesiones de cinematografía en los años 1898 y 1899, la primera proyección se documenta en 1900. El ambulante Francesco Greco, que ha presentado su cinematógrafo Lumière en San José (Costa Rica), en mayo de 1900, llega en el vapor Cherokee, en agosto, a Puerto Plata donde, al parecer, se organiza una sesión en el teatro Curiel, inaugurado en noviembre de 1895. Sin embargo, el primer testimonio en la prensa lo encontramos en Santiago de los Caballeros que indica que lleva ya unos días en la ciudad:

CINEMATÓGRAFO.- Para esta noche anuncia el Sr. Greco la última exhibición del aparato Lumiere. El programa es variado i merece la pena asistir.


El Constitucional, Santiago, 18 de septiembre de 1900, p. 2

Por suerte, el éxito hace que el exhibidor se quede un poco más, lo cual nos permite conocer parte de las vistas que lleva gracias a dos reseñas. La primera de La Redención, recogida por el Listín Diario:

Todos los cuadros exhibidos fueron calurosamente aplaudidos, y dos de ellos -el de los coches automóviles y el del paso difícil de la artillería italiana- merecieron una verdadera ovación. El primero transporta al espectador a una calle de París, poblada de automóviles, bicicletas y transeúntes a pie y a caballo cruzando en todas las direcciones, y la atención, atraída simultáneamente por todas las figuras, no sabe si fijarse más en esas nuevas máquinas de transporte o en las peripecias de las carreras de los que huyen para esquivarlas. El segundo nos presenta un grupo de oficiales italianos montados en soberbios caballos, una compañía de artillería y trenes de artillería, venciendo las dificultades de un mal paso; y todo tan fielmente reproducido que parece asistirse al bizarro e interesante cuadro que se desenvuelve a nuestra vista.


Listín Diario, Santo Domingo, 14 de septiembre de 1900

Además El Constitucional de Santiago completa la información con nuevos títulos: 

CINEMATÓGRAFO–El público ha dado tal acojida al Cinematógrafo, que no ha tenido efecto una función sin un lleno completo.

Entre otras cosas han agradado mucho hasta arrancar aplausos frenéticos, un ataque de sorpresa en playas cubanas, los últimos cartuchos, danza sobre el hielo, riña de niños, baños públicos en Milan, fiestas en el palacio real, el sombrero multiforme, juego de naipes, el que la hace la paga, entierro de Felix Faure, la corrida de toros en Valencia, paso difícil por la artillería italiana, el asalto de un muro por cazadores franceses i sobre todo la Pasión de Cristo.—K.


El Constitucional, Santiago, 19 de septiembre de 1900, p. 2.

Francesco Greco, como otros tantos itinerantes, no tienen un plan fijo a la hora de determinar un recorrido para sus giras. Eso depende, por una parte, de las disponibilidades de los locales donde puede organizar sus sesiones (teatros, comercios...) y, por otra parte, del negocio y de los beneficios que puede sacar. Es frecuente que los ambulantes sigan en un mismo lugar mientras hay éxito o, por lo menos, que las recaudaciones sean interesantes. La llegada de Francesco Greco a la capital se inscribe en esta lógica. A partir del 3 de noviembre, organiza varias sesiones que están documentadas. El Listín Diario es el periódico que ofrece más detalles de estas funciones:

Aplaudidas en todos sus cuadros han sido las dos funciones con que el señor Greco ha divertido el buen humor de nuestro público. No tan numerosa, como era de esperarse, fue la concurrencia en la primera noche de la exhibición de su aparato; pero en la segunda, de anoche, ya muchas bellas lucían sus encantos en los palcos de nuestro Coliseo, y ya se sabe que cuando hay bellas el sexo feo no se da reposo en seguirlas por la natural atracción de la belleza misma. El público en ambas noches ha salido satisfecho y favorablemente impresionado por la completa ilusión de los cuadros exhibidos, los cuales tienen la apariencia de la más pura realidad.

Para muy pronto nos ofrece el Sr. Greco una nueva exhibición ilustrada con nuevos cuadros de su vasto y variado repertorio. Este apreciable caballero cediendo sin obstáculos a las observaciones que le hiciéramos sobre los altos precios de su tarifa, basados en la poco envidiable situación económica de neustro pueblo, ha resuleto reformarla en la forma siguiente: 

Palcos altos                 $ 2.00 oro

 Palcos bajos                  1.50

 Luneta con entrada        0.60

 Entrada general            0.30

 Entrada de niños           0.20

 Paraíso                        0.20

 Nos permitimos, después de esta reforma, augurarle al señor Greco, mero éxito en sus exhibiciones.


Listín Diario, Santo Domingo, 5 de noviembre de 1900 (Sáez, 1983; 29-30)

republicana

Teatro "La Republicana", Santo Domingo (República Dominicana)

Francesco Greco va a permanecer en Santo Domingo casi un mes organizando varias funciones en el teatro "La Republicana". Antigua iglesia de los Jesuitas, situada en la actual calle de las Damas, casi en frente del actual Hostal Nicolas de Ovando. La prensa consultada no le dedica mucho espacio a las sesiones cinematográficas –lo cual podría indicar que el aparato ya lo conocían los dominicanos– y sólo en pocas ocasiones resalta el éxito de tal o cual vista:

EXPECTÁCULO.— Ante numerosa concurrencia realizó el Sr. Greco el jueves en la noche un expectáculo agradable con el Cinematógrafo. "La Corrida de Toros" fue el cuadro que más llamó la atención a los espectadores de La Republicana. 

Para esta noche se anuncia una magnífica función.


El Nuevo Réjimen, Santo Domingo, 18 de noviembre de 1900, p. 2.

Esta estancia muestra que los dominicanos reciben con interés, y tal vez entusiasmo, las proyecciones cinematográficas. Tras más de tres meses de estancia en la República Dominicana Francesco Greco sigue su recorrido caribeño con una nueva estancia, a partir de febrero de 1901 en Haití. En el verano, el itinerante vuelve a la República Dominicana.

James Myers (diciembre 1900-abril 1902)

Santo Domingo no tiene que esperar muchos días antes de que se presente nuevamente un aparato cinematográfico. En este caso, e inscribiéndose en la rivalidad cononicda entre Lumière y Edison, el aparato es un "Proyectograph", que posiblemente corresponda al "Projectoscope", el aparato que viene a remplazar, a partir de 1897, el "Vitascope". De este pionero, James Myers, no se sabe de dónde viene para estas pocas funciones en Santo Domingo:

Exhibición científica

Proyectograph de Edison

Acabo de llegar a esta Capital y ofrezco al distinguido público dominicano presentarle en breve cuadros admirables, naturales y nunca vistos, con el aparato nuevo aquí, que poseo. Entre esos cuadros figuran algunas escenas interesantísimas de la guerra de Filipinas y del Transvaal, y otras novedades de los Estados Unidos.

Mr. Myers


Listín Diario, Santo Domingo, 10 de diciembre de 1900, p. 3

 La primera función, y posiblemente la única, tuvo lugar el 23 de diciembre de 1900:

FUNCIÓN TEATRAL.—Esta noche exhibirá por primera vez, Mr. Myer, en el teatro “La Republicana” el “Proyectógrafo” de Edison.


 El Nuevo Réjimen, Santo Domingo, 23 de diciembre de 1900, p. 2

De hecho, no tenemos que sorprendernos del carácter "oportunista" de los pioneros. Por una parte, aprovechan la ocasión para presentar su aparato, pero a veces la función sale mal, otras el local ya está previsto para otro espectáculo y ocurre, a veces, que sean pocas las cintas lo cual limitada el número de función, a no ser que se repitan continuamente y terminen por cansar al público. Sea como sea, James Myers desaparece totalmente  y sólo volvemos a saber de él, casi un año y medio más tarde cuando está presentando un cinematógrafo en Santiago:

CINEMATÓGRAFO.–En Santiago está dando funciones cinematográficas el señor James Mijers [sic].


El Día, Santo Domingo, 2 de abril de 1902, p. 3. 

Es lo último que sabemos de este pionero del cinematógrafo. Dos años más tarde lo volvemos a encontrar en Haití, presentando en este caso un cinématographe Lumière.

1901

Empresa Maymón y Vargas (abril-julio 1901)

Cuando Francisco Maymón Palmer llega a Santo Domingo, con la "Empresa Maymón y Vargas", no es todavía la figura conocida que será en lo sucesivo. Sin embargo, ya está asociado con Fundador Vargas, y no se puede excluir que ya haya organizado proyecciones cinematográficas. La próximidad entre Puerto Rico y la República Dominicana explica el interés del pionero por la isla cercana. Según lo que anuncia la prensa, se presenta con un Cinematógrafo Edison, tal vez un projectoscope. Así como lo había hecho ya Francesco Greco, pocos meses antes, Francisco Maymón va a organizar un recorrido por la República Dominicana, cuyas etapas no todas conocemos. Se anuncia el pionero en Santo Domingo, durante la segunda quincena de abril de 1901: 

VARIADAS son las funciones que ofrecen al público de esta ciudad los Señores Vargas y Maimon [sic] en su cinematógrafo.

Conseguida la luz eléctrica que necesitaban la exposición de las vistas no dejan nada que desear y la concurrencia se retia del coliseo altamente satifecha.

Los que no hayan gozado aún de ese espectáculo, deben asistir al teatro a darse cuenta de los progresos que la ciencia alcanza en nuestros días.


El Nuevo Réjimen, Santo Domingo, 21 de abril de 1901, p. 2

Lo que ignoramos es cuánto tiempo sigue la Empresa Maymón Vargas presentando su cinematógrafo. Casi dos meses después –o sea con la posibilidad de otras proyecciones en otras ciudades– se anuncian sesiones en Santiago, a partir del 22 de junio de 1901:

TEATRO. Esta noche dará su primera función en nuestro Coliseo, la Empresa Maymón Vargas. El Cinematógrafo con que cuenta esta Empresa, es de lo mejor conocido hasta hoy y cuenta con un escojidísimo y variado repertorio de vistas.

Con que al Teatro a admirar las maravillas del siglo último.


El Constitucional, Santiago, 22 de junio de 1901, p. 2

En los primeros tiempos del cinematógrafo, los locales son lugares animados, a veces escandalosos, y no pocos son los casos en los cuales los perióridos protestan por el comportamiento de los unos o los sombreros de las otras. El periodista de El Constitucional no deja de condenar lo que pasa durante las proyecciones:

TEATRO. Anoche y anteanoche nos hemos distraído con el interesante espectáculo del Cinematógrafo Edison que es un invento práctico y de aplicaciones utilísimas. El repertorio de los señores Maymon y Vargas es bastante numeroso y contiene vistas de mucha naturalidad e interés. Hay algunas fantasmagoría [sic] que son originales y notables y que por supuesto son muy aplaudidas del público. 

Recomendamos este espectáculo por lo bueno y lo variado. 

Y así también recomendamos a la Policía que cumpla su deber en el teatro, haciendo respectar el reglamento que prohíbe esas groserías y esos desórdenes que se permite hacer allí la gente ordinaria.

A la cárcel con esos escandalosos!


El Constitucional, Santiago, 24 de junio de 1901, p. 2

Si poco sabemos sobre las películas que exhibe la Empresa "Maymón Vargas", lo cierto es que la protesta redobla y el periodista llega a escandalizarse:

TEATRO.  Anoche tuvo lugar una interesante exhibición de Cinematógrafo Edison, de los señores Maymón y Vargas. Se presentaron escenas de la guerra hispano-americana, bombardeos, batallas navales y terrestres y otros espectáculos de interés. 

El público va siendo más numeroso a cada nueva exhibición, lo que pruebo que el espectáculo interesa.

DESORDENES. Las personas decentes, las señoras principalmente, no pueden seguir tolerando las vocerías y groseras alusiones que en el teatro hacen los pilletes y los vagabundos en tono escandaloso. La policía brilla por su inactividad allí donde debe hacer cumplir el reglamento de teatro, que es la Ley. 

Pedimos al Ayuntamiento en consecuencia que suprima los sueldos de esa policía que no sirve para imponer el orden.


El Constitucional, Santiago, 3 de julio de 1901, p. 2.

Desgraciadamente, al periodista no le interesan mucho las vistas, aunque señala que se presentan cintas de la guerra de Cuba y también de Filipinas (El Constitucional, Santiago, 27 de junio de 1901, p. 2). De hecho, las indicaciones sobre las vistas son con frecuencia muy escuetas y de difícil identificación, ya que cada empresa, como los Lumière, Gaumont, Pathé, Edison, etc. se hacen a veces la competencia y realizan cintas similares. Tras menos de un mes en Santiago, Francisco Maymón y Fundador Vargas organizan su última función y terminan su recorrido (Listin Diario, Santo Domingo, 19 de julio de 1901 (Rodríguez Demorizi, 1009, 645). Luego regresan a Puerto Rico y se van a convertir en figuras de primer plano de la difusión y exhibición cinematográficas. Posterirmente, en 1904, sabemos que Francisco Maymón Palmer, acompañado esta vez por el señor Rahola, vuelve a la República Dominicana, en 1904 y presenta un cinematógrafo en Puerto Plata (Sáez, 1983; 36)

Francesco Greco y la Empresa Olmos y Vendrell (julio 1901-marzo 1902)

El regreso de Francesco Greco a la República Dominicana, tras una estancia en la vecina Haití, presenta una situación bien diferente de la que ha conocido el año anterior. Por primera vez, dos cinematógrafos se van a hacer la competencia, lo cual muestra que el nuevo invento provoca rivalidades económicas, lo cual no es un caso único en los primeros años del 7º arte. El itinerante vuelve con un nuevo dispositivo, el Fonógrafo lo cual le permite ofrece además audiciones grabadas:

LA FUNCIÓN DE ANOCHE

¡No pudo quedar mejor! 

El público altamente satisfecho de la nitidez con que se destacaban las proyecciones del Cinematógrafo aplaudió frenético y entusiasmado.

Las vistas escogidas y variadas, la luz muy bien proporcionada, contribuyó a dar esplendor a la función.

El Fonógrafo gigante es una perfección, todos los números fueron aplaudidos. 

La empresa borró anoche la pasada impresión, pues quedó demostrado que ella fue causa de la luz. 

Para mañana, la Muerte de Maceo y El ataque de Punta Brava.

 El Cronista


Listín Diario, Santo Domingo, 19 de julio de 1901 

Desde su llegada a Santo Domingo, Francesco Greco se va a encontrar con la nueva competencia de la Empresa Olmos y Vendrell. Entre los múltiples argumentos que los pioneros de cinematógrafo utilizan, el del origen y la calidad del aparato constituye uno de los más importantes. La tradicional oposición entre Edison y Lumière, desde 1896, sigue vigente en Santo Domingo, ya bien entrado el año 1901. Para que las cosas queden claras, el italiano cree necesario hacer unas aclaraciones:

He visto que los empresarios Olmos y Vendrell anuncian que exhiben un aparato de Cinematógrafo Lumière, y como yo tengo un contrato con la casa Lumière, para dichos aparatos en las Antillas me veo obligado a declarar que dicho aparato es de los de Edison y no de Lumière.

Hago esta declaración porque yo exhibo el verdadero aparato Lumière y puede perjudicarme que se exhiba un aparato bajo tal nombre no siéndolo.

Francesco Greco.


 Listín Diario, Santo Domingo, 20 de julio de 1901

De hecho, "Lumière" es un claro indicio de calidad y con frecuencia los pioneros no vacilan en usupar el nombre y el apellido de los inventores lioneses. Lo del contrato señalado por el itinerante, si bien es cierto que los Lumière utilizan el sistema de las "concesiones", sólo lo hacen hasta el mes de mayo de 1897, fecha a partir de la cual cualquiera puede comprar un cinématographe Lumière. Gracias a los datos que nos proporcionan las reseñas periodísticas, conocemos una parte de las 21 cintas que presentó el itinerante entre junio y agosto. Principalmente las vistas pertenecen al catálogo Lumière y provienen de la compra del repertorio de Giuseppe Filippi:

Cuadros de la Exposición de 1900 (Listín Diario, 6 de agosto de 1901), La Muñeca (1); La Muñeca (2); La Muñeca (3), una corrida de toros (4 cuadros), Cargas a salto por la caballería italiana, Carga de caballería por los húsares de Czarina, Sombrero multiforme, Ejercicios militares, Batalla de mujeres, Caballería pasando un río, La Pasión de CristoLa muerte de Maceo, El ataque de Punta Brava (o Ataque por mar a Cuba), Presidente Sam.

En el caso de tres de las cuatro últimas películas –tal vez haya alguna cinta con títulos diferentes–, y dada su temática, es bien probable que pertecen a un catálogo norteamericano como el de Edison. De hecho, el catálogo Lumière no contenía ninguna película de la guerra hispano-americano. La última cinta podría ser una toma del propio pionero. Durante las semanas de exhibición del cinématographe Lumière, no se nota ningún incidente particular, a no ser, como siempre el comportación del público. Finalmente, se organiza para el martes 14 de agosto, la última sesión:

CINEMATÓGRAFO 

La función del sábado agradó mucho al público por la variedad y él mérito de los cuadros, produciendo la hilaridad del respetable el Sombrero multiforme y la Batalla de mujeres. No menos importante resultó la de domingo, alcanzando nota de sobresaliente el Ataque por mar a Cuba y Caballería pasando un río.

Felicitamos al señor Greco por el éxito alcanzado en las dos funciones.

Para mañana martes se anuncia la función de despedida, por tener el señor Greco que partir para Azua de donde le llaman con insistencia.

Se expondrán en dicha función todos los cuadros de la Exposición de París; algunos militares y otros cómicos.

Como vistas especiales tendrá el público ocasión de ver, la del Presidente Sam, de Haití y las de la Pasión de Cristo.

 Ofrece el señor Greco para esa noche un cuadro extra.

 Es de esperarse que el culto público de esta capital, amante de todo lo bueno, acuda el martes a la función de despedida que por ser última ofrece ser magnífica, y, proporcionará ratos de agradable esparcimiento a los concurrentes al Teatro.

El Cronista


Listín Diario, Santo Domingo, 12 de agosto de 1901.

Según este último artículo, el pionero italiano sale para Azua. Durante varios meses no sabemos nada, pero de hecho, está instalado en San Pedro de Macorís, y en marzo de 1902, vende su hotel La Belleza  y sale para Nuevo York en dirección a Europa pocos días después (El Día, Santo Domingo, lunes 24 de marzo de 1902, p. 3.) al parece con la intención de regresar:

 GRECO.—Para Europa, embarcará el Sr. Greco, después de vender su hotel La Belleza en S. P. de Macorís.

Va el Sr. Greco a buscar un Cinematógrafo perfeccionado de Lumiere para volver a visitarnos.


El Día, Santo Domingo, jueves 20 de marzo de 1902, p. 3

No tenemos constancia de que Francesco Greco haya vuelto a la República Dominicana, ni tampoco lo hemos localizado en otra zona.

Durante varios meses, no se tienen noticias de aparatos en la República Dominicana, lo cual puede corresponder a una falta de fuentes hemerográficas. Eso no significa que la palabra "cinematógrafo", como ocurre en otras partes, se va utilizando de forma metafórica, designando a veces, el movimiento o simplemente el mundo. De este uso lingüístico tenemos un buen ejemplo, en El Día en un artículo firmado con el seudónimo "STENTOR":

El gran Cinematógrafo

 [...] Y en verdad: ¿qué es sino y Cinematógrafo inmenso este mundo en que vivimos por obra y gracia de una voluntad anterior y superior a la nuestra, en que nos movemos, gozamos y sufrimos empajados por arcanos destinos, y del cual desaparecemos también cuando meno lo pensamos ni queremos, arrebatados por la mismísima causa invisible y fatal que nos hizo personajes o arlequines de la inacabable comedia humana?

 Tal así, obedeciendo no más que al arbitrario querer del maquinista, funciona el moderno Cinematógrafo, por cuya lente pasan movidos e iluminados por la electricidad hombres y cosas en vertiginosa carrera! [...] 


El Día, Santo Domingo, 19 de diciembre de 1901, p. 2.

La prensa mundial, desde el final del siglo XIX, no deja de utilizar la palabra "cinematógrafo" en contextos muy diferentes, lo cual muestra que, desde un principio, se convierte el vocablo en un auténtico concepto que se introduce en el idioma, también a través de expresiones o locuciones.

Aunque todavía faltan muchos datos, lo cierto es que la Empresa Olmos y Vendrell, de la cual no se sabe nada, la rival de Francesco Greco, sigue exhibiendo su aparato Edison hasta que en los primeros días de enero, en Azua, vende todo su material: 

AZUA

El Cinematógrafo y fonógrafo de la empresa Olmos y Vendrell ha sido comprado por el Sr. Eliseo Pérez Castro.


El Día, Santo Domingo, 15 de enero de 1902, p. 2.

La venta es rápida y a los pocos días ya sabemos que se dan funciones en el teatro de Azua:

La Compañía dramática que dirije el Sr. Nortes no pudo ir a Azua, como pensaba, por razón de que el teatro de la simpática ciudad del Vía lo tiene por ahora uno que ecxibe [sic] un cinematógrafo.

Embarcara mañana para Macorís.


El Día, Santo Domingo, 29 de enero de 1902, p. 3

La Compañía dramática de don José Nortes es de las más conocidas, en los primeros años del siglo XX, y recorre la República Dominicana presentando obras como Juan JoséUn capitán de lancerosIsidoritoLos Hugonotes... Éste es un ejemplo de las necesarias adaptaciones que tienen que aceptar tanto los pioneros del cinematógrafo como las compañías de teatro o de varietés.

1902

El Sr. Teunissen [Teumissen] (marzo 1902)

Durante el año 1902, se multiplican los cinematógrafos, en particular en la capital. A veces, la estancia es breve por razones desconocidas. Uno de estos pioneros es un tal Sr. Teunissen [Teumissen] que no parece hacer estado en otro lugar:

CINEMATÓGRAFO.—Esta noche hace su debut en “La Republicana” el Sr. Teumissen, presentado al público capitaleño su cinematógrafo.

A juzgar por los títulos, muy originales serán las vistas que extrenará. La función ha sido dividida en 3 tandas de a 7 vistas cada una.

Los precios son módicos.


El Día, Santo Domingo, 8 de marzo de 1902, p. 3

Las sesiones organizadas por el itinerante parecen no haber mucho éxito. Esos fracasos pueden tener varias razones como la poca calidad de la proyección (centelleo, luz insuficiente...) o por el númereo limitado de las vistas:

CINEMATÓGRAFO.— Se llevaron a efecto las exibiciones del Cinematógrafo de la empresa Teunissen, en las noches del sábado y domingo, quedando poco concurridas.


El Día, Santo Domingo, 10 de marzo de 1902, p. 3

A pesar de la poco repercusión que tienen esas funciones, es de señalar que el tal Sr. Teunissen no duda en presentar cintas un poco fuerte, una práctica que existe desde que comienzan las proyecciones en 1896:

EN el Cinematógrafo sirvieron anoche un PLATO muy fuerte para paladares delicados.


El Día, Santo Domingo, 10 de marzo de 1902, p. 3

Sólo parece haberse quedado un fin de semana el Sr. Teunissen y desaparece.

Édouard Hervet y Sr. Didier (marzo 1902)

Casi de forma simultánea se anuncia otro nuevo cinematógrafo en la capital. En este caso lo traen Édouard Hervet y el Sr. Didier. El primero es una de las principales figuras de la difusión del cinematógrafo por todo el Caribe y por Brasil, durante casi diez años. Después de algunos años en México, lo encontramos en Cuba, Venezuela, Puerto Rico... Entre los itinerantes, es sin duda un "profesional" que sabe perfectamente organizar sesiones y renovar su repertorio. A la diferencia de muchos ambulantes, el Sr. Hervet sabe granjearse la benevolencia de la prensa:

PRESENTADOS.–Nos han sido presentados hoy en esta Redacción adonde vinieron a hacernos una visita, los señores Hervet y Didier, Empresarios del Cinematógrafo Lumière perfeccionado que llegó ayer a esta ciudad.


El Día, Santo Domingo, 14 de marzo de 1902, p. 3

De hecho, a menudo las gacetillas no son más que reclamos que los propios pioneros publican –probablemente pagando– para anunciar sus funciones. Un profesional como Édouard Hervet prepara perfectamente su sesión y se anuncia en El Día:

OTRO CINEMATÓGRAFO.—El Cinematógrafo que ha llegado hoy a esta ciudad es de la fábrica Lumière y el más perfecto que hasta ahora se ha visto. Las vistas que exhibe son todas escojidas y duran 15 minutos. Entre las vistas principales figuran: La Cenicienta, Sueños de Navidad, La Pasión de Jesucristo, Juana de Arco, La Caperusita Roja y tres grandes corridas de toros, todas en colores y de larga duración.

Vista hace fé. Acuda el público el domingo a “La Republicana” y se convencerá de que el Cinematógrafo de los señores Herver [sic] y Didier, es el mejor que nos ha visitado. En Puerto Plata, Santiago y demás puntos que ha recorrido, ha dejado satisfecho al público.


El Día, Santo Domingo, 14 de marzo de 1902, p. 3

Curiosamente, el pionero viaja con el Sr. Didier que no hemos localizado en otra parte. Tal vez sea un colaborador casual. Lo cierto es que si bien su cinématografo es de la casa Lumière, las vistas que va a presentar pertenecen, en gran parte, al catálogo de la Star Film de Georges Méliès. En los últimos años del siglo XIX y en los primeros del XX, el genio de Montreuil consigue rivalizar con las productoras más importantes como la de Pathé. Édouard Hervet propone un panel de cintas de ficción, en la continuidad de las fantasmagorías de Georges Méliès.

La prensa señala la calidad de la proyección –lo cual es probablemente exacto–, pero la critica se centra en la música y el desorden que reina en el teatro:

CINEMATOGRAFO.—Podemos asegurar a nuestros lectores que el Cinematógrafo de los señores Harver [sic] y Fidiet [sic] es el mejor que ha venido a esta República. Las vistas magníficas y de una claridad y precisión completas. “La Republicana” se vio anoche repleta de público, como hacía muchos años no se veía en ningún espectáculo. Lástima que la música fuera tan mala y que hubiera tanto desorden en los pasillos y gallineros por creer alguna gente que puede estarse en el teatro como en un circo o en la gallera.

Felicitamos a la Empresa.


El Día, Santo Domingo, 17 de marzo de 1902, p. 3.

Durante esta estancia en la República Dominicana, Édouard Hervet dispone de un repertorio de unas 50 cintas –de las cuales sólo conocemos algunos títulos– que también pertenecen a género como las vistas de actualidad (reportaje diríamos hoy) como la "corrida de toros por el primer espada Reverte" (El Día, Santo Domingo, 20 de marzo de 1902, p. 3). Las gacetillas no siempre se limitan a describir la función y en algunos casos el periodista escribe una breve estampa:

CINEMATOGRAFO.—La anunciada función de la empresa Herver y Didiet [sic] tuvo efecto anoche. La concurrencia fue completa en palcos, platea galerías y pasillos “no podía echarse un grano de anis”! Qué grata es la velada cuando los palcos de “La Republicana” se ven cuajados de bellas damas” casi no puedo decirte, lector amable, cuáles fueron los cuadros mejores. Se robó toda mi atención una encantadora india de grandes y garzos ojos que se encontraba a la derecha de mi butaca. El fulgor de sus ojos rasgaba las densas tinieblas e iluminaba con sus destellos mi corazón.

La música como en la función anterior, mala y el desorden, inaguantable.

ALELI.


El Día, Santo Domingo, 21 de marzo de 1902, p. 3

Esperemos que el crítico haya podido ver algunas de las cintas... En las siguientes funciones, el pionero renueva sus programas y propone los títulos siguientes: El Globo de Andrée en el Polo Norte, Funerales de la Reina Victoria, Desfile de las tropas y el ataúd, Los Reyes y personajes políticos siguiendo el cortejo, Gran Caza de Ciervo (El Día, Santo Domingo, 22 de marzo de 1902, p. 3), la Pasión de Cristo (El Día, Santo Domingo, 24 de marzo de 1902, p. 3) y El combate de un león con un toro (El Día, 2 de abril de 1902, p. 3).

Tras un poco más de quince días de éxito, los itinerantes organizan su última función el 3 de abril antes de abandonar la República Dominicana, sin que se pueda excluir que hayan organizado algunas funciones en otras ciudades del país.

1903

1904

Egerton Manahan Massías (abril-junio 1904)

Egerton M. Massias desempeña un papel fundamental en los primeros años del cinematógrafo en la República Dominicana, ya que rueda lo que, por ahora, se pueden considerar como las primeras cintas dominicas. Sabemos que va recorriendo el país desde algún tiemo con su cinematógrafo y llega a Santo Domingo a mediado de abril de 1904:

Cinematógrafo.— Se encuentra en esta ciudad el señor Egerton M. Massías, quien nos fue presentado en esta Redacción, hoy, por el señor Joaquín Cubells, jefe de la Banda Militar de la plaza. El señor Massías trae un cinematógrafo que, nos asegura, es magnífico y cuya atrayentísima originalidad para nuestro público consiste en las variadas vistas que tiene de hechos ocurridos recientemente en el país y de personajes de la política reinante. Entre los primeros se encuentra la toma de Puerto Plata por las fuerzas del Gobierno; la de Samaná por los revolucionarios al mando de Barba, cuando la insurrección dominaba en aquel territorio; la vanguardia del General Barba disponiéndose a un combate con las fuerzas del Gobierno y otros. Entre los segundos figuran el Presidente Morales, los Generales Horacio Vázquez, Ramón Cáceres, Jesús María Céspedes y otros.

El señor Massías es inglés.

Dicho cinematógrafo será exhibido al público, dentro de poco, en el teatro “La Republicana” y es indudable que acudirá mucha gente a gozar de él. El señor Massías se propone, además, tomar otras vistas de actualidad que han de agradar al público, el cual, sin duda, recibirá con placer la noticia que hoy le damos, pues así cesará la carencia de diversiones en que estamos hace tanto tiempo.


Listín Diario, Santo Domingo, 20 de abril de 1904, p. 3

La originalidad de estas sesiones es que Egerton M. Massias presenta vistas rodadas en la República Dominicana: La toma de Puerto Plata por las fuerzas del Gobierno; La toma de Samaná por los revolucionarios al mando de Barba; La vanguardia del General Barba disponiéndose a un combate con las fuerzas del GobiernoSe trata de episodios de la "Revolución de la Unión". Estas cintas son vistas de actualidad de la "revolución de la Unión". Tras el asesinato del dictador Ulises Heureaux "Lilís" (1899), quien conduce el país a la bancarrota, la República Dominica atraviesa un periodo de violentos y de continuos disturbios. El 24 de octubre de 1903 estalla la "revolución de la Unión" encabezada por Carlos F. Morales Languasco, gobernador del Gobierno en la provincia de Puerto Plata, que se nombra Presidente del Gobierno Provisional Revolucionario. El general Joaquín Barba insurrecciona Samaná y enero las fuerzas de Morales liberan Puerto Plata. Son algunos de los episodios de la "revolución de la Unión" los que presenta en  su cinematógrafo el jamaicano. La noche del sábado 23 de abril se prepara una función excepcional:

Cinematógrafo—Mucha gente se dispone a concurrir a “La Republicana” esta noche a mirar admirar las vistas del cinematógrafo que exhibe Mr. Massías. La curiosidad es muy justa pues ¿Quién no desea ver reproducidos fielmente sucesos recientes de la guerra y que solo se conocían por referencias habladas o escritas? No pocas personas irán también atraídas por el deseo de conocer a los Generales Céspedes y Barba, que serán exhibidos, y cuyos nombres han llenado tantas páginas de la información en estos últimos tiempos, el uno como adalid del Gobierno en el distrito de Puerto Plata durante la época más pujante de la revolución, y el otro como el más esforzado de los jefes revolucionarios, y que ha muerto en defensa de su causa no ha mucho.

Estará repleto, sin duda, el feo coliseo.
Listín Diario, Santo Domingo, 23 de abril de 1904, p. 3

En su artículo, el periodista subraya todo el interés que puede representar para los dominicanos esta vistas de actualidad, rodadas pocos días antes durante los enfrentamientos entre los revolucionarios y las fuerzas de Morales. Nos queda la duda de saber quién llega a rodar estas vistas de actualidad. No sabemos cual es el impacto que tienen estas cintas, ni si el exhibidor organiza otras funciones en los días siguientes. En cualquier caso, estamos frente a un momento clave dentro de la cinematografía de la República Dominicana. De esta sesión, no se sabe nada más, ni siquiera si ha podido organizado como previsto. En efecto, en una gacetilla del mes de junio se evoca "el chasco sufrido recientemente con el aparato de Mr. Massías" (Listín Diario, Santo Domingo, 25 de junio de 1904, p. 3). Eso deja suponer que la única función conocida no ha podido desarrollarse como previsto). En cuanto a  Egerton M. Massias suponemos que regresó a Jamaica para seguir con sus negocios.

B. Dupuy (junio 1904-febrero 1905)

La última gran figura de los primeros itinerantes de la República Dominicana es B. Dupuy. Procedente de Cuba, llega a Santo Domingo, el 17 de junio de 1904 con la intención de presentar un cinematógrafo de su propiedad (Listín Diario, Santo Domingo, 18 de junio de 1904, p. 3). Menos de una semana después se organiza la primera función: 

Cinematógrafo.—Esta noche se exhibirá en el Teatro “La Republicana” el gran cinematógrafo Lumiere de la empresa B. Dupuy, del cual, a juzgar por las pruebas verificadas anoche, puede asegurarse es magnífico. Esas pruebas fueron presenciadas por el 2º Comisario de la Policía Municipal, con el Secretario de la Comisaría.

Entre las vistas de q. podrá gozar el público esta noche merecen especial mención: La venganza de un criado, Serenata interrumpida, Toros en México, los Ministros hispano-americanos en Madrid, carga de coraceros, artillería española haciendo fuego, asesinato del general Kleber, dragones atravesando un río y el baile de mariposas de mil colores.

Es seguro que acudirá mucha gente al Teatro.


Listín Diario, Santo Domingo, 24 de junio de 1904, p. 3.

 Como siempre resulta delicado saber de donde procedente las vistas, aunque algunos títulos pertenecen al catálogo Lumière. El programa combina hábilmente las vistas generales (hoy diríamos documentales), la vistas cómicas y las vistas fantasmagóricas. Al parecer la función de B. Dupuy en el teatro "La Republicana" es todo un éxito, aunque algunas problemas no dejan de perturbar el negocio del exhibidor:

Cinematógrafo.—Anoche se exhibió por primera vez en el Teatro “La Republicana” el cinematógrafo del Sr. B. Dupuy. La concurrencia fue escasa, sin duda, por el chasco sufrido recientemente con el aparato de Mr. Massías.

El cinematógrafo del Sr. Dupuy es muy excelente y fue muy bien manejado. El público, en general, salió completamente satisfecho y por tal razón es de confiarse en que acudirá mucha gente a las exhibiciones sucesivas.

Al comenzar la función empezó una partida de muchachos, acompañados de algunos grandulones, a hacer desorden. La Policía impuso el respeto enseguida y puso a raya a los autores del desorden, que creen que lo mismo se está en un Teatro que en una plaza de toros.

La función —puede asegurarse— resultó expléndida.

Antes de terminar vamos a hacer una indicación a la orquesta: que tenga más habilidad para ajustar la música a los cuadros, a fin de que no resulte otra vez que se toque una polka cuando la vista exhibida exige, por ejemplo, una marcha.


Listín Diario, Santo Domingo, 25 de junio de 1904, p. 3.

Es interesante notar que el tema de la coherencia o la calidad de la música que acompaña las vistas animadas ya ha surgido anteriormente. De hecho, el silencio aunque silente nunca es "mudo" y viene acompañado por algún instrumento o por una orquesta. Por lo demás, cosa frecuente, algunos espectadores arman ruido y provocan la intervención de la policía. En el último anuncio reseñado, del miércoles 29 siguiente, con motivo de la tercera función, el Sr. B. Dupuy tiene que protestar contra ciertos rumores:

Cinematógrafo.— Esta noche hace la tercera exhibición del excelente cinematógrafo el Sr. B. Dupuy con un programa variadísimo e importante.

El Sr. Dupuy nos manifiesta para que lo hagamos público que es absolutamente falso el rumor de que él piensa celebrar una función exclusivamente para hombres. Manifiéstanos dicho señor que él se respeta lo suficiente para no presentar en su aparato nada que pueda sonrojar a las damas ni a los niños.


Listín Diario, Santo Domingo, 29 de junio de 1904, p. 3.

Sabemos que la sesión "especial", reservadas en general para los hombres, ofrecen programas picantes que siempre resultan un buen negocio. Aunque nada permita decir que el Sr. B. Dupuy ofrezca este tipo de funciones, lo cierto es que se trata de una práctica bastante generalizada, y no solo en el Caribe. De Santo Domingo, el exhibidor sigue su gira hacia San Pedro de Macorís ( (Sáez, 1983; 195).

Aunque no sepamos si el Sr. Dupuy regresa a Cuba o si sigue por el Caribe, en los primeros días de 1905, lo volvemos a encontrar en la República Dominicana. Por falta de documentos no sabemos cuando llega precisamente a Santo Domingo donde presenta vistas:

Últimamente ha exhibido en la Capital un magnifico Cinematógrafo el Sr. Dupuy.


El eco de Cibao, Santiago, 10 de enero de 1905, p. 2.

De hecho, el exhibidor inicia una gira que lo conduce luego a La Vega y después a Santiago como lo recoge la prensa:

CINEMATOGRAFO DUPUY.—El lunes de la semana próxima, según nos dicen, llegará a esta ciudad el Cinematógrafo Dupuy que actualmente hace las delicias de La Vega.

Que venga pronto.


El Diario, Santiago, 4 de febrero de 1905, p. 2.

Las cinco funciones se van a dar en el Teatro Palmer y la primera es el 9 de febrero (El Diario, Santiago, 9 de febrero de 1905, p. 2). Poco sabemos de las vistas que presenta B. Dupuy pero suponemos que el repertorio pasa de las 45 cintas:

CINEMATOGRAFO DUPUY.

Ayer circularon los programas para la primera función del gran Cinematógrafo Dupuy, que se exibirá en el teatro “Palmer” esta noche.

El programa es muy variado y consta de 3 partes con 15 exibiciones cada una.

Los precios de entrada son módicos: Entrada y luneta $ 0, 40 cts. Palco con 6 entradas (sin sillas) $ 2. Entrada geneal $ 0, 25 cts. Entrada para menores de 10 años $ 0,15.

Al teatro, pues.


El Eco del Cibao, Santiago, 9 de febrero de 1905, p. 3.

En las diferentes funciones organizadas por el Sr. B. Dupuy, la calidad de la proyección no es óptima, debido, en particular, a la fuente luminosa que no permite ver las vistas claramente.  

CINEMATÓGRAFO—La función de anoche fue bastante buena, pues las vistas que se presentaron, si no del todo claras, al menos, esban [sic] lo necesario para dejar satisfecho al público.

Respecto a esto nos decía una linda trigueña, “no se puede pedir más, en extricta justicia, pues la modicidad del precio justifica las deficiencias del aparato.”

Tiene razón nuestra simpática amiguita, que más lo sería, si en vez de rusa fuera japonesa.


El Eco del Cibao, Santiago, 17 de febrero de 1905, p. 2.

En esta última gacetilla, que confirma las deficiencias en las proyecciones, se alude a las vistas de la guerra ruso-japonesa que presenta el exhibidor en su cinematógrafo. Salvo el anuncio de las cintas de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo (El Diario, Santiago, 15 de febrero de 1905, p. 2.), no sabemos más sobre el repertorio del Sr. B. Dupuy. Aquí termina su segunda gira por la República Dominicana.

En los siguientes meses, se vuelve a hablar de un cinématographe Lumière que presenta vistas de la guerra ruso-japonesa (El Eco del Cibao, Santiago, 23 de mayo de 1905, p. 3) en Santo Domingo y que recorre luego San Pedro de Macorís, Punto Plata y Santiago (El Diario, Santiago, 14 de junio de 1905, p. 3), pero ignoramos si se trata de B. Dupuy o de otro exhibidor que, tal vez, le haya comprado su cinématographe Lumière.

1905

H[enry] Kaurt (agosto-septiembre 1905)

La familia Kaurt es una de las más importantes en el mundo de los espectáculos, activa por todo el Caribe, México, Brasil... entre [1884] y [1910]. Incluso tenemos constancia de que algunos "Kaurt" hacen giras por España. En los primeros meses de 1905, H. Kaurt está en Venezuela aunque no conocemos su paradero entre marzo y junio. Llega a Santo Domingo a finale del mes de julio y presenta un cinematógrafo acompañado de un "Estereopticón" (Sáez, 1983; 196). En esta gira, el itinerante tiene previsto organizar sesiones en Puerto  Plata adonde llega en el vapor New York:

EL DOMINGO tuvo lugar el teatro “Curiel” de Puerto Plata la primera función del cinematógrafo Kaurt y dice el “Boletín de Noticias” que las vistas presentadas fueron inmejorables y numerosa la concurrencia que asistió al espectáculo.


El Eco de Cibao, Santiago, 24 de agosto de 1905, p. 3

curiel

Teatro Curiel (centro), Puerto Plata, hacia 1900

Pocos días después, otras sesiones se organizan en Santiago, y el estreno está previsto para el sábado 2 de septiembre:

CINEMATOGRAFO— Con poca concurrencia se han llevado a efecto las funciones cinematográficas anunciadas por la empresa Kaurt.

El aparato es de los mejores que han venido aquí, y las vistas bastante buenas pero el público se queja de lo elevado de los precios por lo que aconsejamos al Empresario la rebaja.


El Eco del Cibao, Santiago, 5 de septiembre de 1905, p. 3.

Esta breve gira se inscribe en una intensa actividad por buena parte de Latinoamérica. Pocos tiempos después está en Barbados.

La imposibilidad de poder consultar la prensa de Santo Domingo para el año 1906 no permite completar todavía las informaciones. Nos tenemos que atener simplemente a la información que el 13 de octubre se exhibe en "La Republicana", el aparato francés Beliograph Fono-Cinéma (Sáez, 1983; 196).

Si bien quedan todavía muchas informaciones por completar, lo cual sólo se podrá hacer cuando se haya podido restaurar y conservar la prensa dominicana, proponemos el balance más importante de los primeros diez años del cinematógrafo.

1906

Bibliografía

SÁEZ José Luis, Historia de un sueño importado, Ediciones Siboney, 1982, 218 p.

RODRÍGUEZ DEMORIZI Emilio, "Pintura y Escultura en Santo Domingo" en Crítica de Literatura y Arte, Santo Domingo, BanReservas/Sociedad dominicana de bibliófilos, 2009. 

Hemerografía

Archivo General de la Nación (AGN)

Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña (BNPHU)

  • El Eco de la opinión (Santo Domingo; 01/1895-09/1896) [AGN]
  • Listín Diario (Santo Domingo; 20/07/1897-31/12/1897) [AGN]; [01/01/1904-29/06/1904] [BNPHU]
  • El Nuevo Réjimen (Santo Domingo; 12/09/1899-17/06/1900; 01/08/1900-08/09/1901) [AGN]
  • El Constitucional (Santiago; 1900-1901) [AGN]
  • El Día (Santo Domingo; 01/12/1901-02/04/1902) [AGN]
  • El Diario (Santiago; 1905-1906) [AGN]
  • El Eco del Cibao (Santiago: 1904-1905) [AGN]

Agradecimientos

Este artículo no hubiera podido ser el mismo sin la amabilidad y la disponibilidad de mis amigos dominicanos Rosalinda Alfau Ascuasiati y Roberto Mueses Alfau, 

Afin d'optimiser votre expérience sur ce site, nous utilisons des cookies. Ils visent essentiellement à réaliser des statistiques de visites. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l’utilisation de cookies.