Napoleón VALERO MARTÍN

([1869]-Madrid, 1914)

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Juan Valero Tornos et Martín. Descendance:

  • Juan Valero Martín (-< 1914)
  • Luis Valero Martín (-< 1914)
  • Sofía Valero Martín
  • María Valero Martín
  • Teodora Valero Martín
  • Alvaro Valero Martín
  • Alberto Valero Martín
  • Gonzalo Valero Martín
  • Napoleón Valero Martín ([1869]-Madrid, 31/10/1914) épouse Rosalía Quilez. Descendance:
    • Emilia Valero Quilez.

2

Hijo del periodista Juan Valero de Tornos, Napoleón Valero sufre, cuando todavía es muy joven un ataque de hemiplegia:

Se encuentra gravísimamente enfermo de un ataque de hemiplegia, D. Napoleón Valero Martin, hijo de nuestro querido amigo D. Juan Valero de Tornos.


La correspondencia de España, Madrid, 2 de agosto de 1896, p. 2.

En aquel momento es colaborador de la obra de su padre España en fin de siglo. A partir de 1898, se interesa por la publicidad de la industria española y consigue el apoyo del ministerio de Fomento:

Madrid contará pronto con uno de los centros anunciadores más importantes de Europa. Ea un gran local, y siendo gratuita la entrada, se exhibirán por dentro y por fuera las fabricas y las instalaciones comerciales más importantes de España.
Los adelantos de la ciencia moderna permiten que las fábricas y los talleres se vean en pleno trabajo, y que el conocimiento de la producción nacional llegue, hasta en sus detalles, á conocimiento del público, puesto que este panorama de la industria española se exhibirá en todas las capitales de España.
Un compatriota nuestro, D. Napoleón Valero Martín, ha obtenido por veinte años la patente del ministerio de Fomento, y tiene pedido el mismo privilegio en Francia y Alemania.


La época, Madrid, miércoles 28 de diciembre de 1898, p. 3.

Siguiendo su misma idea, Napoleón Valero Martín añade a su dispositivo publicitaria el fonógrafo y el cinematógrafo para que las fábricas, talleres o almacenes puedan organizar su publicidad:

EN FAVOR DE LA INDUSTRIA
UN INVENTO CURIOSO
Napoleón Valero Martín, joven de provecho y estudioso, hijo de nuestro distinguido compañero en la Prensa el Sr. Valero de Tornos, va á llevar á la práctica un nuevo procedimiento de anuncios, que, como ha dicho El Liberal, es verdaderamente modernísimo y que podría llamarse el anuncio científico, sin contar con que tiene la ventaja de que pueden, apreciarlo hasta las personas que no sepan leer.
Al Sr. Valero Martín acompañan en su empresa los Sres. D. Federico Locatelli y el respetable ingeniero D. Manuel Cano, los cuales han solicitado ya el privilegio de invención.
El procedimiento es el siguiente: Eu un gran local, en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, en todos los grandes centros de movimiento industrial y comercial, se exhibirán las fábricas, los talleres, los almacenes y las grandes tiendas en la siguiente forma: primero, se verá la fábrica por fuera en estereóscopos, perfeccionados; después, las fábricas, los talleros y las tiendas se exhibirán por dentro en el cinematógrafo, de manera que sea una exacta representación de lo real, con el movimiento y la verdad con que el cinematógrafo reproduce las escenas de la vida, y, últimamente, el fonógrafo, que habrá recogido la voz del dueño, gerente ó director del establecimiento que se anuncie, explicará á los concurrentes las especialidades y condiciones que al anunciante convenga publicar.
Recorriendo la Empresa los centros más importantes de España, dará á conocer á los industriales y á los productores, en una forma tan nueva, que seguramente ha de llamar la atención del público. Como sólo la vista de fábricas y talleres, por más que es interesante, curiosa e instructiva, podría no ser bastante atractivo para que el local estuviera siempre lleno, alternaran con las vistas de fábricas otras puramente recreativas, y siendo la entrada gratuita y recorriendo la Empresa todo el país, el anuncio resulta colosal.
Constituida la Empresa, han salido representantes de ella para diferentes puntos de España, y seguramente los inventores recogerán, el legítimo fruto do su entendimiento y su trabajo. El pensamiento resultará práctico y económico, pues el servicio de publicidad costará al anunciante unas 35 pesetas al mes.
Felicitamos á los Sres. Valero, Cano y Locatelli por su feliz iniciativa, digna de encomio por todos conceptos.


Heraldo de Madrid, Madrid, sábado 17 de marzo de 1900, p. 2.

En los años siguientes, continúa ocupándose de sistemas publicitarios. Posteriormente, se orienta hacia la política y se presenta como candidato lerrouxista: 

En la candidatura para concejales del partido radical lerrouxista por el distrito de Palacio ha sido incluido nuestro querido amigo particular D. Napoleón Valero Martín, que de tantas simpatías personales d¡sfrut.a en esta corto y de cuya activa gestión pueden esperar mucho sus correligionarios.


El imparcial, Madrid, lunes 23 de octubre de 1911, p. 5.

También es redactor de La correspondencia de España. Fallece en Madrid en 1914.

3

4

         
         

Contacts